Utrera

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Para otros usos de este término, véase Utrera (desambiguación).


Comarca:
Bajo Guadalquivir y La Campiña
Población:
48.222 habitantes.
Altitud:
49 metros.
Superficie Física:
679 km².
Gentilicio:
Utrerano/a


Tabla de datos

Utrera
País España
• Com. Autón. Andalucía
• Provincia Sevilla
• Comarca El Bajo Guadalquivir y La Campiña
• Municipio Utrera
Cód. prov. 41
Ubicación 37º10'N 12º5'O
• Altitud 42 msnm
• Distancia 24 km a Sevilla
Superficie 681,34 km²
Población 48.222 hab.
• Densidad 70,77 hab./km²
Gentilicio Utrerano, na
Código postal 41710
Alcalde Francisco Jiménez Morales (PA)
Sitio web www.utrera.org

Descripción

Utrera es una localidad de la provincia de Sevilla, Comunidad Autónoma de Andalucía, España.

Pertenece a la comarca de la Campiña y a la del Bajo Guadalquivir y forma parte de la mancomunidad de municipios del Bajo Guadalquivir.

Se la considera la cuna del toro bravo y en su amplísimo término municipal existen varias ganaderías famosas. También destaca su cría caballar con famosas yeguadas.

Situación geográfica

Utrera se sitúa en la provincia de Sevilla, al sureste de la capital, en la comarca de la campiña o tierras bajas del valle del Guadalquivir. Sus fértiles tierras le han dado la fama de ser el granero de Andalucía. Constituye cabeza comarcal, y bajo su administración se encuentran las pedanías de Guadalema de los Quinteros, el Palmar de Troya, el Pantano del Águila, la Cañada, Trajano, Pinzón, las estaciones de Don Rodrigo y las Alcantarillas y otros poblados que deben su origen al Instituto Nacional de Colonización.

La torre de Santa María destaca por encima del caserío.

Antiguamente, también dependían del partido judicial de Utrera lo que hoy día son las ciudades de Los Palacios y Villafranca, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra y los pueblos de Los Molares y las Cabezas de San Juan.

La ciudad se encuentra a una altitud de 49 msnm y tiene una extensión superficial de 332 ha. Mientras que el término municipal abarca en su totalidad 681'34 km², limitado al norte por Alcalá de Guadaíra y Los Palacios y Villafranca; al este por Morón de la Frontera, Los Molares y El Coronil; al sur por Arcos de la Frontera y Sanlúcar de Barrameda, ya ambos en la provincia de Cádiz; al oeste por Las Cabezas de San Juan y Puebla del Río. Este amplio espacio tiene una población que gira en torno a los 50.000 habitantes.

Clima

El clima de Utrera se caracteriza por la alternancia anual de un período seco de más de cuatro meses con altas temperaturas y otro (Otoño-Invierno) húmedo de temperaturas suaves. El tipo climático corresponde al Mediterráneo subtropical o bien Seco subhúmedo Mesotérmico.

La distribución mensual de las lluvias responden a las pautas mediterráneas, con máximas en Otoño-Invierno y mínimas muy acusadas en los meses estivales. El 41% de las lluvias se producen en Otoño.

La temperatura media anual es de 17,5ºC. La media de las máximas absolutas anuales es 41,9ºC, destacando Julio en cuanto a las mensuales con 41,2ºC. El mes frío es Enero, siendo la media de sus mínimas absolutas 0,8ºC.

Durante los meses de Enero-Febrero dominan los vientos de dirección noreste, haciéndose en los siguientes más patentes los del suroeste. Éstos predominan en los meses entre Mayo y Agosto, volviendo entonces a aumentar los del noreste.

En resumen, el clima es excelente aunque un tanto riguroso en verano. El sol y el cielo despejado son nota predominante en los campos llanos de Utrera, que presentan algunas alturas en la llamada campiña Alta.

Comunicaciones

Utrera, bien comunicada por carretera y ferrocarril, capital de fértiles tierras, siempre se la consideró durante mucho tiempo como el núcleo de mayor concentración socioeconómica de la zona.

La ciudad ha sido siempre un importante nudo de comunicaciones, ya que enlazaba Sevilla con Cádiz y Málaga vía ferrocarril. Aunque actualmente el enlace a Málaga está en Dos Hermanas, desde que fue remodelada la parte del trazado ferroviario que une Sevilla con Utrera. La ciudad mantuvo un importante depósito de máquinas, y por tanto de empleos fijos.

Transporte

Relación de carreteras que discurren por Utrera

Carretera A-362Utrera - Los Palacios y Villafranca.
Carretera A-394Arahal - A-4.
Carretera A-376Sevilla - Utrera.
Carretera A-374Utrera - Puerto Serrano.
Carretera A-8030desde la N-IV hasta Utrera y hasta Morón de la Frontera.

Ferrocarril

  • Estación de Utrera:

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Utrera.

Su población es de 48.222 habitantes (2006).

Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Utrera.

Utrera basó su desarrollo en el cultivo de secano, en la ganadería (especialmente los toros bravos, debido a lo cual hay importantes criaderos en la zona) y en las aceitunas de mesa, que fue la que propició la primera industria de la zona. Aunque algunas fábricas de aceitunas desaparecieron, debido principalmente a la caída de la exportación, han sido sustituidas por otras nuevas empresas en las que no había tradición.

Hoy día, Utrera tiene una red de empresas bien asentada. Algunas incluso con proyección internacional. Existen más de 150 invernaderos en explotación, con una media de 2.500 m² por invernadero. Producen, principalmente, hortalizas y flor cortada. A parte, también se producen cítricos, melocotones, zanahorias, tomates, pepinos, pimientos y flor cortada. Entre la fabricación de dulces destacan los mostachones, que son a la vez símbolo de la ciudad. Pastelerías como Diego Vázquez, Reyes, Corpas, etc, son nombres de oro en la ruta dulcera de la Provincia. La ganadería también es de gran importancia económica para la ciudad. El Matadero comarcal, tiene una media de sacrificio semanal de 120 cabezas de vacuno y 150 de porcino.

En cuanto a la Agricultura, es el olivar su mayor riqueza, teniendo una especialidad llamada "gordales" de gran fama, y que se recolecta en el otoño. La Semana Santa es una de sus fiestas más importantes, junto a su Feria en el día de su patrona, la Virgen de Consolación, el ocho de setiembre. El término municipal de Utrera abarca unas 67.687 ha, de las cuales 10.000 son de regadío, número que anualmente sigue creciendo. Además, mantiene su producción tradicional de olivares, girasoles, cereales, legumbres, tubérculos, hortalizas, cítricos, algodón y remolacha.

Historia

Portada del Parque V Centenario, de Utrera.

Ver artículo sobre historia de Utrera.

Orígenes

Los orígenes de la ciudad, no han podido ser definidos de forma exacta, aunque sin duda su fundación es muy remota. Rodrigo Caro afirma en su obra «Convento Jurídico de Sevilla», que data del año 2637 de la creación del mundo.

Prehistoria

Los abundantes restos arqueológicos encontrados, reflejan la constancia del paso del hombre por estas latitudes durante el Neolítico. Testimonio de dicho período son hachas, puntas de flecha, cerámicas, ídolos-placa y diversos utensilios.

En concreto se han hallado monumentos funerarios correspondiente a la cultura llamada megalítica, cuya extensión cronológica se sitúa en el marco del Neolítico al Eneolítico (del IV al V milenio), propagándose hasta la Edad del Bronce (2.500 A.C.) e incluso extendiendo sus últimas manifestaciones a la Edad del Hierro (800 A.C.)., siendo los más significativos los encontrados en la zona conocida como la Cruz del Gato.

Prerromano

Se han encontrado restos de origen fenicio, tartésico, turdetano, etc., que son testigos del intenso comercio que tuvo lugar en la zona durante este período.

Período Romano

Las primeras noticias recogidas de Utrera corresponden a su pasado romano, el mismísimo Estrabón en el Libro 3º de su Geografía, nos dice «La poblaron soldados del César que fueron eméritos y veteranos...» 23 años antes del nacimiento de Cristo. Representativo de esta época es el puente de Alcantarilla, que enlazaba el tramo de la Bética con el Norte, a través de lo que se llamó Vía Augusta, tal como confirma la inscripción aún presente in situ.

Existieron distintos asentamientos en el término municipal, de alguno de los cuales se conserva la toponimia como es el caso de Siarum, edificada en las tierras de la Cañada, Salpensa que se levantaba en el cerro de Alcázar (carretera del Coronil), Alice, en las tierras del cortijo del Torre Alocaz, Orippo al oeste del término y Leptis, soberbia fortaleza que se nombraba en los tiempos de la guerra del César.

Las dos necrópolis encontradas en el casco urbano, una en el Olivar Alto, que data de los siglos III a II adC, y otra en la carretera de Los Palacios, perteneciente cronológicamente a los siglos III-IV ya de la época cristiana, confirman que los que hoy es el casco urbano de Utrera, era en la época romana, un campo raso, rico en trigo, vid y olivos, de ahí su nombre Utrera de utrer, lugar o industria de odres para aceites y vinos, dos riquezas de sus campos.

Visigodos

De la época visigoda quedan restos sepulcrales de escatología cristiana, que se nutren del legado paleocristiano, con queda manifiestamente claro en las lápidas y terracotas, tipo funerario con anagramas de Cristo, símbolos del Antiguo Testamento y leyendas alusivas a la escatología cristiana.

Árabes

De la Utrera islámica, existen escasas noticias, los libros de repartimiento de Sevilla, no indican presencia islámica importante. El rasgo más significativo de este período es una mezquita mora que se emplazaba en el lugar que actualmente se encuentra la Iglesia Mayor de Santa María. No obstante, en la época islámica aparecen distintos poblados como indica la toponimia árabe:

  • Facialcázar, cuyo origen corresponde a la ciudad romana de Salpensa.
  • Alcantarilla, del árabe Al-qantar (puente), que debió ser un enclave ofensivo para el control de la vía interior, Via Augusta, que en esta época disfrutó de un intenso tráfico fundamentalmente ganadero.
  • Alhorín, actualmente un cortijo que conserva su nombre Árabe.

Edad Media

De esta época data la primera noticia rigurosamente histórica sobre Utrera. Correspondiendo al año 1253, cuando Alfonso X lleva a cabo el repartimiento de sus tierras, tras la conquista de Sevilla. Hasta ahora Utrera, no había sido más que una alquería o un machar árabe con su torre de protección. Luego, día tras día, los repartidos para poblar Utrera (entre ellos una notable colonia judía) y cuantos llegados a la frontera se avecindaban en ella, pudieron y tuvieron ocasión para transformar la torre en castillo.

En los siglos XIII, XIV y XV, Utrera se convirtió en un punto militar estratégico de primer orden ligado a los avatares de la frontera cristiana contra los musulmanes.

Renacimiento

Terminada la Reconquista en el siglo XVI y la mitad del siguiente, Utrera entra en un período de prosperidad en el que se construyen parroquias, conventos, hospitales, se edifican casas nobles solariegas, se empiedran plazas y calles y se logra un regular abastecimiento de aguas. Este florecimiento económico, llega a su cumbre con Felipe II, siendo en 1570 la primera población del próspero reino de Sevilla. Pero, los efectos de la peste bubónica de 1649, que dejó diezmada la población, y la mala política de los Austrias menores, cambiaron radicalmente el panorama.

Historia Moderna

La esperanza puesta en el siglo XVIII en las reformas ilustradas se vio frustrada. Sólo es posible el despertar gracias al tesón de la política borbónica y hay mucho que agradecer a Carlos III, sobre todo desde su reinado se manifiestan con claridad la repoblación y el mejoramiento de la Villa.

La Guerra de la Independencia y la ocupación de Utrera por los franceses, fueron causa de otra ruina, aun mayor que las anteriores, dejando a la villa en una difícil situación.

La vida local toma nuevo impulso con el Alcalde Don Clemente de la Cuadra y Jibaja (1842), que llevó a cabo obras importantes, como empedrados y alcantarillados, casas para obreros, mercado, cárcel, cementerio, casa consistorial, beneficencia, alumbrado, etc. con lo que la vieja villa comienza a sentirse ciudad, pretensión que no se consigue hasta el reinado de Alfonso XII (1877).

Los movimientos políticos y sociales del siglo XIX tuvieron también su natural repercusión en Utrera, como las banderías y antagonismos entre liberales y conservadores y demás facciones políticas, las luchas caciquiles, elecciones amañadas, los periódicos satírico-políticos, los alborotos y las huelgas.

La Guerra Civil de 1936, dejó una estela de sufrimiento y familias truncadas, a partir de ella, Utrera presencia las convulsiones propias de una sociedad agraria, con fuertes tensiones sociales, dedicada a la agricultura y con pocas perspectivas de industrialización.

En los siguientes años, realmente no hay grandes hechos que trasciendan fuera del pueblo, algunos acontecimientos importantes fueron: la devastación que sufrió en la riada de 1962, causada por el desbordamiento del arroyo Calzas Anchas; en 1963, fue el mayor productor de algodón a nivel nacional; la Coronación canónica de Nuestra Señora de Consolación, en mayo de 1964.

Hoy, Utrera es un típico ejemplo de población mediana, con algo más de 45.000 habitantes, que trabajan para mejorar su destino, y se esfuerza en vivir y trabajar para conseguirlo.

Rodrigo Caro, historiador y poeta utrerano.

Lugareños ilustres

Cultura

Turismo

Puntos de interés

* Plaza del Altozano: Situada en el corazón de su casco histórico tradicional, esta amplia plaza hace las veces de una verdadera Plaza Mayor; constituye el principal centro de relación para la población y también su espacio urbano más representativo y animado, ambientado con numerosas terrazas y bares. Pese a haber sido recientemente reformada, aún conserva restos de los siglos XVII y XVIII, sobre todo en alguno de los edificios que se levantan en algunos de sus frentes. De forma aproximadamente rectangular, presenta en sus cuatro lados una serie de edificios de cierto carácter tradicional en tres o cuatro plantas de altura, que aun siendo muy distintos entre sí dan un cierto aspecto de homogeneidad; destacan entre ellos la iglesia de San Francisco y el Centro Cultural Utrerano.

Espacio urbano de forma triangular, estrecho y muy alargado, que se encuentra situado justo al lado y al Este de la Plaza del Altozano. De carácter eminentemente peatonal como la anterior, se presenta arbolada en todo su perímetro y presidida en su centro por un monumento en homenaje al cantaor Enrique Montoya, nacido y fallecido en esta ciudad de Utrera. El artista queda representado de pie, con su guitarra en la mano y en actitud de cantar, sobre un pedestal rodeado de un pequeño parterre ajardinado.

Edificios y monumentos

Arquitectura civil

*Castillo (Bien de Interés Cultural, año 1985): Se encuentra sobre un cerro natural muy próximo a la Parroquia de Santiago el Mayor. Este castillo se conformaría como una de las plazas de retaguardia para la defensa del reino de Sevilla. Fue construido por el Concejo de Sevilla sobre los restos de una antigua torre árabe. Aparece citado en 1264 por Alfonso X el Sabio. En 1368 fue destruido por Muhammed V de Granada y posteriormente reconstruido a finales del siglo XIV. A partir del siglo XVI comienza su declive, quedando abandonado desde 1743 cuando Utrera deja de pertenecer a la jurisdicción de Sevilla, pasando a ser con Felipe V "plaza de realengo". En la actualidad se encuentra recuperado para la ciudad: ahora se incluye en él un restaurante y se usa para celebraciones, como teatro y para actividades culturales.

*Antiguo Cuartel de Caballería (Bien de Interés Cultural, año 1985): Típica construcción castellana del año 1577 rehabilitada para viviendas. Antiguo cuartel de caballería construido por el Cabildo, iniciándose sus obras en 1577, durante el reinado de Felipe II, según inscripción existente en el dintel de su puerta. Edificio exento de planta cuadrada, mide unos 35 metros por lado y está formado por cuatro crujías en dos plantas alrededor de un patio, también cuadrado de 18x18 metros. Su acceso se hacía a través de dos portadas gemelas en piedra; una quedó oculta tras la reforma de 1927-1934, al añadirse las nuevas cuadras y la cochera; la otra, en la actual fachada principal, es al estilo manierista.

*Recinto Amurallado (Bien de Interés Cultural, año 1985): De la antigua muralla defensiva de la ciudad todavía son visibles algunos de sus restos, como ocurre con el conocido como Arco de la Villa, que presenta huecos apuntados y una capilla votiva en el piso superior realizada en época barroca.

*Casa de la Cultura : Casa-Palacio del siglo XVIII, situada en la calle Rodrigo Caro, en uno de los rincones más bellos de la ciudad. Destinada a uso cultural desde 1990, se trata de la Casa Palacio de los Marqueses de Tous, un alargado edificio nobiliario de tres plantas de altura realizado en ladrillo, mostrando al exterior una fachada avitolada. En su interior la casa se organiza en torno a tres patios, de los cuales dos de ellos son de clara tendencia barroca y cuentan con galerías de arcos de medio punto ornamentados con molduras en relieve y apoyados sobre columnas. Por su parte, en el tercer patio los arcos de la galería inferior se muestran enmarcados por alfiz, una solución muy utilizada hasta mediados del siglo XVI. En fachada destaca su portada en dos cuerpos realizada en piedra tallada, con dos gruesas columnas sobre alto pedestal y fuste estriado en el primer cuerpo, soportando un balcón central entre el arranque de un frontón curvo partido.

*Niño Perdido: Situado en pleno corazón del casco histórico de la ciudad, en ora época también fue utilizado como una pequeña puerta para atravesar las murallas. Es solo una calle, pero cumple perfectamente los requisitos para ser considerado un bonito rincón de la historia de Utrera. Antigua judería con sinagoga, fue luego transformada en hospital, iglesia, cementerio, casa de expósitos... Actualmente acoge un bar y una discoteca.

*Ayuntamiento de Utrera: Emplazado en la Plaza Gibaxa, cerca de la Plaza del Altozano y de la Iglesia de San Francisco “El nuevo”, en la actualidad el ayuntamiento ocupa el antiguo Palacio de Vistahermosa, del cual destaca su rica portada del siglo XVIII y sus bellos salones de corte romántico e historicista.

*Teatro Municipal Enrique de la Cuadra: Construido entre 1885 y 1887, ha sido rehabilitado en 1993 para uso público. En su interior se puede visitar el Legado de los Álvarez Quintero, fondo museológico formado por biblioteca y enseres personales de estos famosos comediógrafos utreranos.

*Torres de Molino: Son fiel reflejo de la importancia que tuvo la industria olivarera en Utrera. Merecen ser mencionadas, la de la calle Vicente Giráldez, Molares, Mujeres, Sacramento, Preciosa y Ponce de León.

*Casa Consistorial: Antiguo palacio de Vistahermosa. Su portada rococó es de 1730. En su interior podemos destacar sus salones románticos e historicistas.

*Casas Solariegas: Se encuentran desperdigadas por la ciudad, como la de Román Meléndez, Surga, Riarola...

*Fuente de los Ocho Caños.


Arquitectura religiosa

*Iglesia de Santiago el Mayor (Bien de interés Cultural, año 1977): Templo gótico del siglo XIV con una larga historia. Ubicado en las proximidades del Castillo, su planta de tipo de salón se encuentra dividida por pilares fasciculados y cubiertas de bóvedas nervadas de gran belleza. Posteriormente, las naves se vieron completadas con cúpula renacentista y capillas barrocas y neoclásicas. Aunque hay noticias de un edificio anterior, la construcción de esta iglesia comenzó en 1490, si bien la portada principal estaba aún labrándose en 1542 y la Capilla Mayor no se terminó hasta 1610. En 1760 se reformó el exterior, según consta en los azulejos situados al exterior de la actual capilla del Sagrario o San Antonio.

*Iglesia de Santa María de la Mesa (Bien de Interés Cultural, año 1979): Forma parte del paisaje característico y urbano de Utrera, ya que su esbelta torre, al ser la edificación más alta de la ciudad, se puede ver desde cualquier punto alto. La iglesia mayor y principal, de magnas proporciones, se enclava en un magnífico entorno de casas solariegas. Desde un punto de vista artístico, mezcla las formas góticas y renacentistas, imponiéndose estas últimas en su Puerta del Perdón, que por su atrevida traza y rica decoración constituye uno de los ejemplos más bellos del estilo en Andalucía, presentando un esquema compositivo en forma de arco de triunfo de orden gigante entre dos grandes columnas abalaustradas. Sobre ella se alza la monumental torre-fachada, del año 1550, obra de Martín Gaínza, quizás con trazas de Diego de Siloé.

*Iglesia del Convento de la Purísima Concepción (Bien de Interés Cultural, año 1979): Fundado en 1578 por don Francisco Alvarez de Bohórquez y su esposa doña Catalina de Coria, la primera profesión tuvo lugar el siguiente año, inaugurándose el convento en 1580. Su iglesia es de nave única con rica cubierta de carpintería mudéjar. Sus dos portadas gemelas exteriores, con arcos de medio punto, pilastras, frontón triangular y remates apiramidados, están restauradas, pero su composición responde a la que tendría en la época fundacional. Estas portadas debieron realizarse en el siglo XIX, y el resto del templo corresponde al último cuarto del siglo XVI

*Santuario de Consolación (Bien de Interés Cultural, año 1982): Iglesia de estilo barroco clasicista, de principios del siglo XVII, ubicado en las afueras de la ciudad, al que se llega por un espacioso camino flanqueado por el Parque de Consolación. A comienzos del siglo XVI, Antonio Barrados consigue permiso para edificar una ermita dedicada a la Virgen de Consolación, y trae la imagen titular desde el Convento de la Antigua. El 31 de marzo de 1561, la ermita pasa a manos de los Padres Mínimos, quienes labraron el convento, construyéndose por tanto la iglesia, a partir de esa fecha. En su interior se encuentra la Patrona de la ciudad, destacando, además, el bello artesonado mudéjar de su capilla mayor y el gran retablo barroco centrado en la imagen de la Virgen de Consolación.

*Iglesia de San Francisco: Situada en el corazón de la ciudad, dando fachada a la céntrica Plaza del Altozano, la iglesia es construida en 1645 por los jesuitas y ocupada por los franciscanos a partir de 1797. Muestra una amplia nave cubierta con bóveda y cúpula decoradas con artísticos frescos de principios del siglo XVIII. A los pies del templo se ubica el coro y también la portada principal, que se plantea a modo de retablo y está realizada en estilo manierista, o de transición del Renacimiento al Barroco. Sobre la puerta muestra un escudo real, una constante de identidad en las edificaciones de la orden jesuítica.

*Capilla de San Bartolomé: También conocida como la "capilla de Jesús Nazareno", es este un edificio con historia, pues su construcción data del año 1615. Se trata de un templo de pequeñas dimensiones compuesto por una única nave que se cubre a través de una bóveda de cañón con lunetos entre arcos fajones, que incluye otra bóveda dentro de la anterior y con forma de media luna sobre el presbiterio. En su interior se venera la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra de Marcos Cabrera (1597). Fue objeto de distintas reformas y remodelaciones en la segunda mitad del siglo XVIII, y en el XIX le fue añadida una espadaña de factura sencilla.

* Hospital de la Santa Resurrección. Fundado en 1514, merece ser destacados los patios y la iglesia donde se conservan dos sepulcros de los Ponce de León, obras con la estética de la transición del gótico al renacimiento.

*Convento de las Hermanas de La Cruz. Fue construido en el segundo tercio del siglo XVIII. De planta elíptica.

*Capilla de Nuestra Señora del Carmen. Forma parte del Colegio Salesiano, el más antiguo de la congregación en España (1881).

*Capilla de Los Dolores. Concluida en 1747. Su planta elíptica constituye uno de los escasos ejemplos de la arquitectura barroca sevillana.

*Capilla de la Santísima Trinidad. Construida entre los años 1719 y 1723. Su exterior muestra una sobria portada rematada con espadaña.

*Monasterio de el Palmar de Troya


Espacios naturales

  • Salina de Valcargado (coordenadas 37º5'49''N y 5º46'2''W): Al sureste de la localidad de Utrera se encuentran estas salinas de manantial en explotación artesanal.
  • Complejo endorreico de Utrera: El complejo, formado por lagunas de Alcaparrosa, de Arjona y de Zarracatín, se asienta sobre margas y arcillas del cuaternario que configuran un terreno de lomas suaves. Con una superficie de 100 ha, el conjunto de lagunas endorreicas con vegetación palustre de taraje, juncos y salicornia, es un paraje donde se refugian azulones, porrones comunes, correlimos, zarapatines, ánades rabudos y avocetas.

Gastronomía

Platos típicos

Aceitunas, potaje, puchero y pringá, garbanzos, condimentos de caracoles, caldereta, gazpacho, cola de toro...

Dulces

Mostachones, dulces de conventos, brazos gitanos, dulces finos...

Dulces típicos
  • Mostachón de Utrera.
  • Bizcotelas, de origen árabe.
  • Lenguas de nata.

Fiestas

Paso del Cristo de la Buena Muerte, de Utrera, en el interior de la iglesia de Santiago.
  • Año 2007, declarado Año Jubilar por el Papa Benedicto. Más Info Año Jubilar: [1]
  • Cabalgata de Reyes Magos: 5 de enero.
  • Carnaval: Finales de febrero.
  • Día de Andalucía y día de la bicicleta: 28 de febrero.
  • Semana Santa. De especial interés. Muy similar a la de Sevilla.
  • Feria de la Tapa: Marzo. Comenzó a celebrarse sobre el 2000, y se está volviendo muy importante en la zona.
  • Certamen Nacional de Pintura "Ciudad de Utrera": Mayo.
  • Aniversario Coronación Virgen de Consolación: 1 de mayo.
  • Romería de Fátima: En torno al 13 de mayo.
  • Corpus Christi: Mayo o junio.
  • Fiesta de San Juan: 24 de junio.
  • Potaje Gitano: Último sábado de junio.
  • Auditorio del Castillo: Cine, Teatro, Danza y Música. Julio y agosto.
  • Feria de Consolación. De gran interés: En torno al 8 de septiembre.
  • Aulas Casa de Cultura: Octubre a junio.
  • Teatro Municipal "Enrique de la Cuadra": Temporada de octubre a junio.

Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Utrera.

Entradas relacionadas

Véase también

Enlaces externos


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en español bajo la licencia CC-by-sa.

Especial:Contributors/Utrera

Valora este artículo

4.1/5 (9 votos)