Marcos Cabrera

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Busto del Rey don Pedro, en la calle Cabeza del rey don Pedro de Sevilla, obra de Marcos Cabrera de 1599.

Marcos Cabrera (en algunos textos Marcos de Cabrera) fue un importante escultor que trabajó en la ciudad de Sevilla durante el último tercio del siglo XVI.

Fue coetáneo de otros grandes artistas de la época como Jerónimo Hernández († 1586) o Juan Bautista Vázquez El Viejo († 1589), insignes creadores de las bases de la imaginería sevillana

Entre sus obras documentadas destaca el conocido popularmente como el Cristo del Museo, una insólita e interesantísima imagen procesional que no está tallada en madera, como es habitual, sino en pasta de madera, como caso único en su género. Fue concertada en 1575 para la Hermandad de El Museo, antigua Hermandad de los Plateros. El tratamiento de su dibujo y su atrevido movimiento en escorzo lo hacen ser una de las mejores esculturas del Manierismo sevillano.

Otra de las obras documentadas de este artista es la de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la iglesia de San Bartolomé de Utrera; una obra realizada en el año 1597, de serena expresión, que contrasta con el patetismo del Cristo del Museo. Este nazareno, tallado en madera de cedro policromada para vestir, solo tiene acabadas las partes visibles: cabeza, manos y pies, y en principio mostraba a Jesús abrazando la cruz, una iconografía muy propia del renacimiento, siendo modificada posteriormente su postura en el Barroco tomando su posición actual.

En el año 1599 realiza el busto del rey don Pedro I el Cruel (o El Justiciero) que se conserva en una hornacina de la antigua calle del Candilejo (actual calle Cabeza del Rey don Pedro de Sevilla), y que sustituye a una anterior cabeza de barro cocido que se creía mandada colocar allí por el propio rey, que así se acusaba como autor de un terrible crimen nocturno, tras la declaración de una anciana que lo reconoció.

Suyas son también los ocho pequeños relieves rectangulares realizados en piedra de la Sala Capitular de la Catedral de Sevilla que representan escenas bíblicas y de los evangelios, como El Bautismo, La Oración en el Huerto o El profeta Daniel alimentado por Habacuc, con obras donde según el profesor Hernández Díaz se aprecian influencias de Miguel Ángel y de artistas coetáneos como el propio Vázquez el Viejo, Diego de Pesquera o Diego de Velasco.

Entre las obras que se le atribuyen está el Santísimo Cristo de las Tres Caídas de la Hermandad de la Esperanza de Triana, obra realizada hacia el año 1595, y atribuida a Marcos Cabrera por Bermejo en 1882.

Bibliografía

  • Escultura e imaginería. Daniel Pineda Novo en: Cosas de Sevilla, editado por el Grupo Andaluz de Ediciones, en Sevilla, 1981.
  • Cuando Cristo pasa por Sevilla: Escultura, iconografía y devoción. Juan Miguel González Gómez en: Sevilla Penitente, volumen II. Ediciones Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/Marcos Cabrera

Valora este artículo

  • Actualmente3.00/5

3.0/5 (5 votos)