Iglesia de Santiago (Écija)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Iglesia de Santiago, de Écija.

La iglesia de Santiago de Écija se levanta en uno de los extremos del barrio al que da su nombre, en la zona Sur-Oeste de la ciudad.

Historia

Ubicada a poca distancia de la Puerta de Osuna y en la margen izquierda del arroyo que hoy se denomina del Matadero, la tradición dice que existía en la antigüedad una ermita dedicada a Santiago, que acabó configurándose como el núcleo de un arrabal que se iría formando a lo largo de los siglos XIV y XV.

A mediados del siglo XV la ermita pasa a categoría de parroquia, por lo que se inicia la construcción de un nuevo templo, en el estilo gótico-mudéjar propio de las iglesias hispalenses de la época.

Considerado como el edificio de mayor interés de cuantos integran el rico patrimonio de Écija y uno de las iglesias más elegantes de Andalucía, su construcción data de finales del siglo XV y principios del XVI, aunque a lo largo de los siglos XVII y XVIII se verá sometido a distintas obras de ampliación y modernización.

Así, corresponden al siglo XVII una serie de ampliaciones y reformas en las que intervinieron algunos de los más prestigiosos arquitectos y maestros alarifes del momento, como la capilla abierta en el muro derecho y decorada con yeserías, fechada en 1630, o la Sacristía, que se rehace y decora en el segundo tercio del XVIII de la mano del maestro José Páez de Carmona. De este mismo siglo son la Sala Capitular y la Sacramental, esta última encargada en 1761 a Pedro de Silva y acabada por Ambrosio de Figueroa dos años después. Con estas sucesivas reformas barrocas a que fue sometida la iglesia se dio forma al patio porticado a modo de claustro existente junto a la entrada, y al cual se accede a través de una hermosa portada barroca ubicada al pie de la torre.

Iglesia

Interior, con pilares de ladrillo, arcos apuntados y armaduras en las cubiertas de las naves.

La iglesia presenta planta rectangular de tres naves; las laterales de testero plano y la central, más ancha y alta, con un presbiterio elevado sobre gradas respecto al cuerpo del templo. Las naves quedan separadas por grandes y esbeltos pilares de ladrillo en limpio con basamentos y capiteles de piedra caliza unidos por ocho arcos apuntados enmarcados en alfiz y rematados en pequeños ventanales ciegos.

Torre de Santiago vista desde el patio de acceso a la iglesia.

Como es habitual en las iglesias de este tipo, las cubiertas del templo son a base de bóvedas de crucería para las cabeceras, siendo la central sexpartita; el ábside se cubre con bóveda similar de abanico; y el cuerpo de la iglesia con armaduras de madera, a un agua las dos laterales, y en artesa, la central.

El Retablo Mayor de esta iglesia se tiene como uno de los mejores y más interesantes de cuantos existen en la diócesis sevillana, y sigue el modelo del existente en la catedral hispalense. Fechado hacia el año 1540, representa la transición del gótico al renacimiento, quedando estructurándose en calles rectangulares donde, bajo doseletes y cresterías, se distribuyen pinturas sobre tablas que representan imágenes de santos y escenas de la pasión.

Entre sus distintos retablos y altares, la iglesia de Santiago acoge numerosas imágenes, algunas de gran interés artístico, entre las que destaca el "Cristo de la Expiración", obra de Pedro Roldán, la imagen de la "Virgen de los Dolores" que preside la capilla central de la nave de la Epístola, o la talla del "Nazareno", de gran devoción popular.

Patio porticado de acceso al templo.

Exteriormente son dignas de mención la torre y la portada de acceso al patio porticado que, de planta rectangular y a modo de claustro o compás de un convento, se sitúa entre el volumen de la iglesia y la plazuela desde donde tiene su entrada habitual.

Dicha portada, es obra barroca de Pedro de Silva, y se estructura según una entrada adintelada enmarcada por dos pares de columnas toscanas que se apoyan sobre ricos pedestales cajeados. Adelantada respecto a la fachada, la portada incluye un entablamento clásico rematado por un frontón partido en su centro, donde alberga una hornacina con una interesante imagen de Santiago con hábito de peregrino.

Torre de Santiago

Artículo principal: Torre de Santiago (Écija)

La torre de esta iglesia, una de las más elegantes de las que se conservan en Écija, es de base cuadrada y realizada en ladrillo, y se remata con un airoso campanario barroco realizado por el maestro Juan Núñez hacia mitad del siglo XVIII.

Catalogación

La Iglesia de Santiago de Écija está catalogada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, y así consta publicada en el BOE con fecha del año 1983.

Bibliografía

  • Andalucía I. Valle del Guadalquivir, en: Guías El Viajero. Editado por Diario El País, año 2005.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Iglesia de Santiago (Écija)

Valora este artículo

  • Actualmente2.29/5

2.3/5 (7 votos)