Frontón

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Frontón recto en portada de Iglesia de San Vicente de Sevilla.

Según el diccionario de la Real Academia Española, se denomina frontón al remate triangular de una fachada o de un pórtico, aclarando además que se coloca también encima de puertas y ventanas.

Generalidades

Se trata por tanto de un elemento arquitectónico formado por un frontal de forma triangular que se dispone sobre un entablamento, generalmente apoyado sobre columnas.

Diversos tipos de frontones sobre la fachada del Hospital de la Sangre de Sevilla.

Presente de modo habitual en la arquitectura clásica de Grecia y Roma, su uso fue extendido por las zonas de influencia de ambas culturas, tanto por Europa, como por las zonas colonizadas de Asia y norte de Europa. Tras el paréntesis de la Edad Media, durante el Renacimiento vuelve a ser ampliamente utilizado, y luego posteriormente en el Barroco –con sus variantes y características estéticas propias- y más adelante en el período Neoclásico.

Se usa como elemento arquitectónico propiamente dicho, y también como elemento decorativo en composiciones no estructurales, como pueden ser los retablos de iglesia o los remates sobre ventanas, donde se han usado de modo frecuente en los elementos pertenecientes a las épocas renacentista, barroca y neoclásica.

Frontones en la geografía hispalense

Existen multitud de ejemplos en toda la geografía sevillana, donde pueden verse desde el más sobrio frontón triangular o recto a todos los diversos tipos y variantes que se fueron sucediendo a lo largo del tiempo.

Frontón curvo partido en el Convento de Madre de Dios de Sevilla.
Frontones en Retablo de la Iglesia de Consolación de Cazalla.

Es frecuente verlos combinando diversos tipos a la vez en una misma composición, como ocurre en el caso de la fachada del Hospital de la Sangre de la capital, donde aparecen frontones rectos sobre las ventanas, tanto de la planta superior como de la inferior, y también frontones curvos enteros (sobre buhardillas) y partidos (sobre la portada central), o en el Retablo Mayor de la Iglesia de Consolación de Cazalla de la Sierra.

Muy frecuente fue también el uso del "frontón curvo", del cual derivó el "frontón curvo partido", elemento muy vistoso en portadas y retablos, que interrumpía su recorrido en la zona central para colocar en su lugar una imagen, cuadro, escudo, o similar. Un bello ejemplo de ello aparece en la portada del Convento de Madre de Dios de la capital.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Frontón

Valora este artículo

  • Actualmente2.56/5

2.6/5 (9 votos)