Convento de los Terceros Franciscanos

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Espadaña de la iglesia del antiguo convento, visto desde la plaza Ponce de León.

El convento de la Orden Tercera de San Francisco de Sevilla también conocido como iglesia de Nuestra Señora de la Consolación o antiguo convento de los Terceros Franciscanos y restos del palacio de los Ponce de León, se encuentra en el número 10 de la calle Sol en el barrio de Santa Catalina.

Historia

Comenzó su construcción a principios del siglo XVII, siendo un exponente del protobarroco aunque serán los aditamentos de pinturas murales y yeserías, del siglo siguiente, los que configuraron su actual aspecto interior. Su fachada pertenece a una intervención de principios del XVIII, con ecos del barroco hispanoamericano.

Después de la desamortización de Mendizábal el convento pasó a ser cuartel y en 1952 Colegio de los Padres Escolapios. En este uso docente se unió al inmueble contiguo que fue palacio de la poderosa familia Ponce de León, duques de Arcos y de Osuna, una de las más importantes casas nobiliarias con que contó la ciudad desde el siglo XV, palacio del que hoy sólo quedan algunos vestigios.

Posteriormente las naves pertenecientes al convento se verían rehabilitadas para sede temporal del Ayuntamiento. Los patios que se conservan del convento han sido rehabilitados y son sede de la Empresa Municipal de Aguas de Sevilla[1].

Bien de interés cultural, desde el 2001 está catalogado como monumento[2], [3] y [4].

Uso

Este complejo de edificaciones históricas tiene varios usos: La iglesia mantiene el religioso, encontrándose en ella la Hermandad de la Sagrada Cena a la que se le cede su uso en 1973 por el Cardenal José María Bueno Monreal[5]; el convento es sede de una empresa del Ayuntamiento de Sevilla (EMASESA); y los restos del palacio están insertos en un edificio de viviendas en régimen de propiedad horizontal.

Descripción de los edificios

Antiguo Convento de los Terceros Franciscanos

El antiguo convento de la Orden Tercera franciscana se articula en torno a dos claustros separados por una crujía central y conectados por un gran cuerpo de escaleras.

El mayor de los claustros, paredaño al lado del Evangelio de la iglesia, presenta planta rectangular con arcos de medio punto sobre columnas toscanas elevadas sobre pedestales con rombos en sus cuatro frentes. Las galerías se cubren con bóvedas de arista apoyadas en los muros sobre ménsulas y, hacia el espacio abierto interior, los arcos se decoran con molduras y claves resaltadas en color almagra, pilastras e incisiones horizontales en las enjutas. En la planta superior, por cada arco de la inferior, hay un balcón adintelado enmarcado y separado del siguiente por pilastras.

El otro claustro es de planta cuadrada con galerías abiertas por arcos de medio punto sostenidos por pilares a los que se adosan pilastras y dos plantas con balcones adintelados. Las galerías se cubren con bóvedas de arista separadas por arcos de medio punto que descansan en ménsulas.

La escalera principal, construida entre 1690 y 1697 por el fraile Manuel Ramos, alabada por la crítica como magnífico ejemplar del barroco andaluz, se eleva en las tres plantas del edificio partiendo de dos tramos de arranque independientes desde uno y otro claustro. El juego del doble orden de columnas toscanas pareadas, evita la presencia de muros de carga y permite una visión diáfana de los balconajes de los pisos superiores y de la bóveda oval de cerramiento.

Las dependencias conventuales están actualmente muy remodeladas debido al estado de deterioro en que se encontraban y por su adaptación al uso de oficinas, debiendo mencionarse un artesonado de casetones, procedente del palacio de los Ponce de León, que cubre un salón de reuniones situado en la crujía de fachada.

Al exterior se ofrece una sobria fachada que se adapta al perfil ligeramente curvo de la calle, con tres alturas delimitadas por cornisas y vanos adintelados recercados entre pilastras. Presenta sólo dos puertas que no destacan apenas en el conjunto por la ausencia de elementos decorativos.

Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación

Portada de la iglesia.

En este contexto resalta la concentración ornamental de la portada de la iglesia. Se aprecian notables deterioros y pérdidas en las esculturas que decoran la fachada, que aparecen mutiladas y con perfiles un poco desdibujados.

A un lado de esta portada se levanta la espadaña, muy esbelta y de dos cuerpos de campanas; su imagen es fácilmente visible y reconocible desde la contigua plaza Ponce de León.

Su ingreso principal se efectúa por su portada-retablo, organizadaa partir de tres calles separadas por gruesas pilastras compuestas a base de la superposición de volúmenes muy cúbicos en los que abunda la decoración geométrica junto con otra de tipo vegetal.

La planta de la iglesia es de cruz latina, de una sola nave muy elevada que cuenta con cinco tramos y cúpula sobre el crucero. A ambos lados de esta nave se abren capillas laterales, y a los pies del templo un amplio coro alto que abarca dos tramos de nave sirve de tránsito entre el exterior y el cuerpo principal de la iglesia.

La nave de la iglesia presenta en su interior un inusual alzado con tres alturas superpuestas.

Alzado interior de tres plantas de la nave de la iglesia.

En el lado del Evangelio, a través de un arco abierto en el sotocoro se accede a la capilla de los Santos Reyes, con decoración pictórica de bustos de santos como Santa Isabel de Portugal, Santa Blanca de Francia, San Luis Rey o San Fernando, todas del siglo XVIII.

El retablo mayor es obra de Dionisio de Ribas.

Toda la iglesia está decorada con diversos retablos que se distribuyen adosados a sus muros, la mayoría realizados en un claro estilo barroco, donde puede contemplarse un importantes número de esculturas en madera de vírgenes y santos; entre ellos, un notable "San Francisco", en el crucero de la derecha, que recuerda la titularidad del convento al que pertenecía esta iglesia.

Entre las tallas marianas destaca la de Nuestra Señora del Subterráneo, situada en el crucero izquierdo en su retablo homónimo del siglo XVIII; la imagen se cree obra de Juan de Astorga.

Restos del Palacio de los Ponce de León

Detrás del claustro mayor del convento, se abre un patio de planta aproximadamente triangular al que dan dependencias del antiguo Palacio de los Ponce de León. De este importante inmueble persisten escasos restos: una galería porticada de dos plantas y una torre que alberga una escalera imperial realizada en el siglo XIX reutilizando columnas renacentistas, posiblemente procedente de talleres italianos, con capiteles de gran calidad.

Referencias

  1. Empresa Metropolitana de Saneamiento y Abastecimiento de Sevilla, EMASESA.
  2. BOE 10, 11 de enero de 2002: Decreto 253/2001, de 13 de noviembre, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, antiguo Convento de los Terceros Franciscanos y restos del Palacio de los Ponce de León (Sevilla). En dominio público de conformidad a lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley de Propiedad Intelectual española.
  3. Bien de Interés Cultural: publicado en el BOJA nº 148, página 20.667, de 27 de diciembre de 2001.
  4. Bases de datos del patrimonio Inmueble de Andalucía. Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía: Ficha del Antiguo Convento de Los Terceros de Sevilla.
  5. Página oficial de la Hermandad de la Sagrada Cena: Templo.

Mapa de situación


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en español bajo la licencia CC-by-sa.

Especial:Contributors/Convento de los Terceros Franciscanos

Valora este artículo

  • Actualmente3.36/5

3.4/5 (14 votos)