Pacem in terris   

Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Fachada y portada-retablo de la Iglesia.

Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, de Sevilla, más conocida popularmente como iglesia de los Terceros.

Historia

Esta iglesia formaba parte del antiguo Convento de los Terceros Franciscanos, un amplio edificio que después de la desamortización de Mendizábal pasó a ser primero cuartel, y en 1952 Colegio de los Padres Escolapios.

Aquel antiguo convento, al que luego se le unió el inmueble contiguo que fuera palacio de la poderosa familia Ponce de León, duques de Arcos y de Osuna, ha sufrido distintas transformaciones por los diversos usos a que se ha dedicado, conservando, no obstante la iglesia, el uso para el que originariamente fue concebido.

Iglesia

Exterior

Portada.

Situada en la céntrica calle Sol, exteriormente y a primera vista resalta la concentración ornamental que posee su monumental portada de acceso, situada a los pies del templo, en la que se aprecian algunos deterioros y pérdidas en las esculturas que la componen.

A un lado de esta portada se levanta la espadaña, muy esbelta y de dos cuerpos de campanas; su imagen es fácilmente visible y reconocible desde la contigua plaza Ponce de León.

Espadaña de la Iglesia visto desde la plaza Ponce de León.

Su ingreso principal se efectúa a través de su portada-retablo, organizada a partir de tres calles separadas por gruesas pilastras compuestas a base de la superposición de volúmenes muy cúbicos en los que abunda la decoración geométrica junto con otra de tipo vegetal. En la calle central se abre el gran vano adintelado de la puerta coronado por un tímpano mixtilíneo en cuyo interior campea el escudo de la Orden Tercera. Sobre él, en una hornacina se sitúa una imagen de la Virgen de Consolación (con inscripción identificadora de su advocación), sobre la que vuela la paloma del Espíritu Santo. Una escultura de San Miguel Arcángel remata la calle central. En las calles laterales se disponen hornacinas para esculturas, hoy sustituidas, y tondos con los relieves de Santa Clara y Santa Rosa de Viterbo; así mismo esculturas (San Antonio, Santa Isabel de Hungría, San Ivo y Santa Isabel de Portugal) rematan las pilastras.

Interior

Bóveda con yeserías bajo el coro alto situado a los pies del templo.

La planta de la iglesia es de cruz latina, de una sola nave muy elevada que cuenta con cinco tramos y cúpula sobre el crucero. A ambos lados de esta nave se abren capillas laterales, y a los pies del templo un amplio coro alto que abarca dos tramos de nave sirve de tránsito entre el exterior y el cuerpo principal de la iglesia. El rasgo más interesante del sotocoro está en las yeserías que cubren toda la superficie de sus bóvedas, realizadas con trazos muy claros y motivos voluminosos (vegetales, ángeles portadores de guirnaldas, frutos, etc.) en torno a un anagrama mariano.

La nave de la iglesia presenta en su interior un inusual alzado con tres alturas superpuestas. En la primera de ellas encontramos los accesos a las capillas laterales a través de arcos de medio punto entre pilastras pareadas lisas; en la segunda, las pilastras incorporan, a modo de basa y capitel, motivos vegetales de gran desarrollo y entre ellas se abren vanos que comunican con las capillas en altura, decorados con antepechos de madera tallada, dorada y policromada; y finalmente en la tercera, separada por una cornisa de dentellones, y tras un antepecho, se encuentran grandes ventanales.

En el lado del Evangelio, a través de un arco abierto en el sotocoro se accede a la capilla de los Santos Reyes, con decoración pictórica de bustos de santos como Santa Isabel de Portugal, Santa Blanca de Francia, San Luis Rey o San Fernando, todas del siglo XVIII.

Contigua a la anterior, la capilla Sacramental, cuyas rejas contienen una inscripción eucarística, ofrece también pinturas murales: óvalos con santos de la Orden Tercera rodeados de decoración que imita labores de yeserías en los arcos de ingreso y yeserías fingidas, complicadas grecas, frisos y festones, los Padres de la Iglesia y el escudo de la Orden en la bóveda.

Alzado interior de tres plantas de la nave de la iglesia.

Frente a la capilla Sacramental y en el lado de la Epístola está la capilla de la Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación, con reja alusiva a la Hermandad y pinturas doradas de ángeles entre cintas, frutos y roleos vegetales. En la solería se encuentran las lápidas de Alonso Ximenez Batres y de los hermanos. Se halla en peor estado al igual que la sala capitular y sacristía de la Hermandad. Tampoco tiene uso actualmente la capilla de la Hermandad de la Sagrada Columna y Azotes situada en el sotocoro.

La sacristía se ubica en paralelo a la nave de la iglesia. Es de planta rectangular y se cubre con bóveda de cañón con lunetos. Conserva una cajonera adaptada a su perfil, una mesa poligonal de mármoles con interesantes azulejos alrededor de su pie y dos aguamaniles, también de mármoles, empotrados en la pared.

El retablo mayor es obra de Dionisio de Ribas y presenta banco, dos cuerpos y tres calles divididas por columnas salomónicas. Preside el ático un relieve de la Orden Tercera de San Francisco, y en la parte inferior el grupo escultórico que representa a la "Santa Cena", siendo la escultura de Cristo obra de Sebastián Santos Rojas de 1955 y la de los apóstoles de Luis Ortega Bru, realizados entre 1975 y 1982.

Cabecera de la iglesia, preparada para los cultos al Cristo de la Humildad y Paciencia.

A la derecha del crucero se ubica el retablo del Cristo de la Humildad y Paciencia, una obra barroca de José Fernando de Medinilla que data de hacia el año 1727; en él destaca la talla del Cristo que preside la hornacina central, separada por estípites de imágenes de santos.

Toda la iglesia está decorada con diversos retablos que se distribuyen adosados a sus muros, la mayoría realizados en un claro estilo barroco, donde puede contemplarse un importantes número de esculturas en madera de vírgenes y santos; entre ellos, un notable "San Francisco", en el crucero de la derecha, que recuerda la titularidad del convento al que pertenecía esta iglesia.

Entre las tallas marianas destaca la de Nuestra Señora del Subterráneo, situada en el crucero izquierdo en su retablo homónimo del siglo XVIII; la imagen se cree obra de Juan de Astorga. Otra imagen notable es la de la Virgen de la Encarnación, la titular de gloria de la Hermandad de la Cena, obra que se data en el siglo XVII y que está atribuida a Juan de Mesa. Y se citan dos más: La Virgen de la Paz, que se encuentra en una hornacina lateral dentro de la capilla Sacramental, y una Inmaculada, que generalmente preside el retablo central de esta misma capilla.

Otras importantes imágenes de gran valor pueden verse a lo largo de esta iglesia. Entre ellas destaca el denominado Cristo de la Buena Muerte, un Crucificado que se data en las primeras décadas del siglo XVIII, de tamaño natural, y que se muestra sujeto a la cruz con cuatro clavos.

Hermandades

Esta iglesia es sede canónica de la popular Hermandad de La Cena, que procesiona el Domingo de Ramos de la Semana Santa sevillana.

Galería de imágenes

Bien de interés cultural, desde el 2001 está catalogado como monumento[1], [2] y [3].

Referencias

  1. BOE 10, 11 de enero de 2002: Decreto 253/2001, de 13 de noviembre, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, antiguo Convento de los Terceros Franciscanos y restos del Palacio de los Ponce de León (Sevilla). En dominio público de conformidad a lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley de Propiedad Intelectual española.
  2. Bien de Interés Cultural: publicado en el BOJA nº 148, página 20.667, de 27 de diciembre de 2001.
  3. Bases de datos del patrimonio Inmueble de Andalucía. Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía: Ficha del Antiguo Convento de Los Terceros de Sevilla.

Especial:Contributors/Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación (Sevilla)

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)