Se suspenden las procesiones de Semana Santa de 2020   

Calle San Jacinto (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Vista de la calle San Jacinto desde el Altozano en la mañana del Corpus Chico de 2013.

La calle San Jacinto se encuentra en la localidad de Sevilla. Distrito postal 41010.

Historia

En origen formaba parte del antiguo Camino Real que cruzaba el río Guadalquivir y comunicaba hacia el oeste la ciudad de Sevilla, a través del puente de barcas, con El Aljarafe.

En la calle del Camino Real se levantó, en el sitio de Cantalobos, cerca del hospital de San Lázaro, la ermita de la Candelaria, perteneciente al antiguo hospital.

Sería a este lugar donde se trasladó en el año 1679 el convento de la Orden de Predicadores (Dominicos) bajo la advocación de San Jacinto, construyendo sobre la primitiva ermita su propia iglesia. Aquella iglesia que entonces se construyó en este lugar se desplomó en 1730, por lo que hubo de levantarse otra nueva, la actual iglesia de San Jacinto, que quedó inaugurada el 29 de enero de 1775.

Posteriormente la calle recibió dos nombres, el primer tramo desde su arranque hasta la calle Pagés del Corro sería la calle Santo Domingo, y a partir de ahí hasta su final la calle Ancha de San Jacinto, siendo denominado el lugar donde cambiaba la vía de nombre, en Pagés del Corro, «la Cruz de San Jacinto».

En 1868 pasaría a llamarse de un único modo en todo su recorrido, adoptando el nombre de calle San Jacinto; aunque se le cambió en 1911 por el de calle Manuel Carriedo, en honor a este empresario ceramista y teniente de alcalde, pero no sin las protestas de algunos vecinos[1].

Con el advenimiento de la Segunda República se redenominó en 1931 como calle Carlos Marx, hasta el comienzo de la Guerra Civil en 1936, cuando recuperaría su nombre de calle San Jacinto.

Descripción

Vista de la calle en uno de sus tramos finales.

Se encuentra situada a extramuros de la ciudad histórica, en el corazón del popular distrito de Triana.

Se trata de una calle que cuenta con una longitud bastante considerable, 670 metros, ubicada en el sector oeste del conjunto de la ciudad, y que se desarrolla en dirección noreste-suroeste, entre la margen derecha del antiguo cauce del Guadalquivir y la carretera Cádiz-Huelva.

Tiene su inicio en la plaza del Altozano, verdadera puerta de entrada al casco antiguo del barrio de Triana desde el centro de la ciudad, donde arrancan las calles San Jorge y Pureza; y concluye en un cruce de vías donde, a la derecha parte la calle Ronda de Triana, al frente la avenida de Coria por la que se continúa la propia San Jacinto, y a la izquierda la confluencia a la plaza de San Martín de Porres de las calles mencionadas más las de Asturias y López de Gomara.

Por el acerado de los pares, al norte, confluyen a San Jacinto la calle Alfarería, la calle Pagés del Corro, la plaza del Alcalde José Hernández Díaz, la calle Vicente Flores Navarro y la avenida de Santa Cecilia; en tanto que por el de los impares, acera sur, confluyen la calle Valladadares, la calle Rodrigo de Triana, la barreduela de Nuestro Padre Jesús de las Penas, la calle Pagés del Corro, la calle Ruiseñor, la calle Justino Matute, la calle Esperanza de Triana (Jose María Martínez Sánchez Arjona), la calle Peñaflor, la calle Olivares y la calle Condes de Bustillo.

La calle tiene un trazado prácticamente rectilíneo, haciendo un pequeño entrante hacia la plaza del Zurraque, y una anchura ligeramente variable, merced a algunos retranqueos existentes en la alineación de sus edificios. Está arbolada prácticamente en todo su recorrido, con árboles de gran porte en los tramos finales, y destacando a mitad de su recorrido el magnífico árbol de las lianas, Ficus macrophylla, plantado en 1913 en la esquina del convento de Nuestra Señora de Candelaria y San Jacinto.

Casa de estilo regionalista en la esquina con plaza del Altozano.

En el siglo XXI ha sido pseudopeatonalizada (cortando el tráfico a los vehículos a motor) en algunos de sus tramos primeros, los comprendidos entre la plaza del Altozano y la calle Pagés del Corro, quedando abierta al tráfico rodado en el resto de la calle, que además dispone de carril bici.

Las construcciones de esta calle son muy heterogéneas, tanto en estructura como en su tipología, con edificios de alturas variables, predominando los de entre tres y cinco plantas. En las proximidades al Altozano abundan las construcciones de tipo tradicional con elementos comunes con los del resto de la ciudad histórica, mientras que en el extremo opuesto son más frecuentes los bloques de pisos más propios de la expansión urbana de la segunda mitad del siglo XX.

Administrativamente pertenece al barrio de Triana Casco Antiguo hasta la calle Pagés del Corro y, a partir de ahí, la vía sirve de linde entre los barrios de Triana Este y Triana Oeste.

Puntos de interés

Escudo de la antigua Factoría de la Hispano Aviación, en el nº 68 de la calle.

Entre sus edificios existen algunos elementos singulares de gran valor arquitectónico, cultural o religioso.

De entre ellos se cita la iglesia de San Jacinto, en el número 47, bien de interés cultural, templo barroco de grandes proporciones que da nombre a la calle, o la capilla de la Estrella, en el número 41, sede de la Hermandad de La Estrella, una de las Hermandades de penitencia más populares del viejo arrabal de Triana.

También de interés es el edificio municipal que sirve de sede administrativa del distrito Triana en el número 33, que fue la antigua casa de los Mensaque; también está el centro de servicios sociales Triana-Los Remedios en el número 27; el instituto Triana de enseñanza secundaria en el 79, el cual fue hasta 1965 la fábrica de Manuel Ramos Rejano. En el nº 68 se muestra la fachada que subsiste de la antigua fábrica de Hispano Aviación; muy cerca de allí, el colegio Protectorado de la Infancia, y un hospital privado que fue el antiguo dispensario de la Cruz Roja. Por último, reseñar que la calle está jalonada con numerosos retablos cerámicos, unos religiosos y otros conmemorativos.

Iglesia de San Jacinto

Fachada de la iglesia de San Jacinto, con su característico color almagra y su espadaña en ángulo.

La iglesia se levanta en el año 1679 en el lugar donde anteriormente estaba la ermita de la Candelaria; pero aquella iglesia que entonces se construyó en este lugar se desplomó en 1730, por lo que hubo de levantarse otra nueva —la actual iglesia de San Jacinto—, que quedó inaugurada el 29 de enero de 1775.

Sus trazas se deben al arquitecto Matías José de Figueroa, y se organiza a partir de una planta rectangular muy alargada, que cuenta con tres naves y crucero.

El edificio responde de lleno a su traza del siglo XVIII. Acabado en ladrillo avitolado y en colores almagra y ocre, de su volumen exterior destaca su fachada principal que alberga una interesante y muy esbelta portada barroca, así como una singular espadaña en ángulo.

En el año 1835 acogió en su interior a la Hermandad de La Estrella, y en 1868 a la «Esperanza de Triana». En su fachada principal presenta un magnífico retablo cerámico de la «Virgen de la Estrella», obra de Antonio Kiernam Flores de 1950.

Capilla de la Estrella

Fachada de la capilla de La Estrella, en la calle San Jacinto.

Por acuerdo de 25 de febrero de 1973 se decide la construcción de un edificio propio para la Hermandad de La Estrella, según proyecto del arquitecto Alfonso Gómez de la Lastra.

Este edificio en principio se destinaba a casa de Hermandad, aunque posteriormente fue reformado para adaptarlo a capilla según un nuevo proyecto de 1975 de Antonio Delgado Roig. Estas reformas afectarían también a la fachada, que fue elevada para darle mayor prestancia y porte monumental.

La capilla fue bendecida el 10 de abril de 1976 por el cardenal José María Bueno Monreal, y ampliada posteriormente en los años 1982 y 1988.

Todas estas intervenciones dieron lugar a esta pequeña iglesia de una sola nave rectangular con varios tramos cubiertos por bóvedas vaídas, quedando la fachada decorada con aplicaciones de azulejo y pináculos de cerámica, rematándose el paramento con una espadaña.

En su interior se veneran y reciben culto las imágenes titulares de la Hermandad, «María Santísima de la Estrella» y «Nuestro Padre Jesús de las Penas».

Colegio Protectorado de la Infancia

Fachada del Colegio Protectorado de la Infancia.

Con una fachada muy horizontal y alargada, este bello edificio de dos plantas de altura realizado en su totalidad en ladrillo aplantillado visto es obra realizada hacia el año 1915.

Fue proyectado por el arquitecto sevillano Antonio Arévalo Martínez, y en su composición exterior pueden verse elementos ornamentales de un interesante y estudiado diseño de ascendencia modernista.

Referencias

  1. Sevilla: crónicas del siglo XX, Nicolás Salas. Tomo I (1895-1920). 2ª edición. Universidad de Sevilla, Sevilla, 1991: pág. 235. ISBN 84-7405-676-4.

Bibliografía

Mapa de situación

Especial:Contributors/Calle San Jacinto (Sevilla)

Valora este artículo

4.8/5 (4 votos)