Guerra Civil Española

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

La Guerra Civil Española se conoce como el conflicto bélico que estalló entre el Bando Nacional contra el gobierno neo-marxista de la Segunda República Española entre el 17 de julio de 1936 y el 1 de abril de 1939 en España, concluyendo con la victoria de los nacionales por sobre el "bando republicano".

No obstante, España ya había sufrido varias guerras civiles en el siglo anterior; actualmente, para éstas últimas se suele preferir el nombre de Guerras Carlistas.

Viva España !!

Los marxistas han venido realizando crecientes esfuerzos para hacer prevalecer sobre la verdad, su versión simplista y torpe del 18 de Julio, que para ellos no fue más que un levantamiento ilegítimo contra el gobierno constitucional. Por mucho que les pese, la realidad es muy otra. Este era según Gil Robles el balance de 4 meses de ese teórico "Estado de derecho": "Desde el 16 de febrero hasta el 15 de junio, un resumen numérico arroja los siguientes datos: Iglesias totalmente destruídas son 160. Asaltos de templos, incendios sofocados, destrozos: 251. Muertos, 269. Heridos, 1287. Agresiones personales: 215. Atracos: 138. Tentativas de atraco: 23. Centros particulares y políticos destruídos: 69. Centros asaltados: 312. Huelgas generales: 113. Huelgas parciales: 228. Periódicos totalmente destruídos: 10. Asaltos a los periódicos, 33. Bombas y artefactos explotados: 146. Recogidos sin explotar: 78..."

En 1936 la victoria del Frente Popular significó la preponderancia de sus fuerzas más organizadas, que eran el prosoviético y estalinista PCE y el entonces extremista y no menos prosoviético PSOE. Tanto es así que Ricardo de la Cierva dice en "La Historia se confiesa", tomo II, pág. 133: "La división y la radicalización del partido socialista, es, probablemente, la causa política más clara para la preparación y el advenimiento de la guerra civil." Recordemos la conclusión de Madariaga: "La circunstancia que hizo inevitable la guerra civil, fue la guerra civil dentro del partido socialista." Lo que constituye una clara alusión a la prepotencia del ala exaltada y prosoviética del "Lenin español" Largo Caballero, sobre la otra rama del PSOE, la de Prieto, relativamente moderada y españolista.

José María García Escudero, que ha analizado con especial agudeza este período completa el diagnóstico: "El verdadero señor de España, quien manda en la calle es Largo Caballero, entregado a una frenética escalada de violencia y que tiene a sus órdenes a un socialismo cuyas fronteras con el comunismo empieza a ser muy difícil de trazar." Corrobora Madariaga que "Largo Caballero no ocultó jamás su intención sobre este punto. Siempre fue su propósito llevar a España a una dictadura del proletariado." "Nada hay que nos diferencie de los comunistas", proclama con toda razón, Largo Caballero.

Sólo con una inmensa dosis de cinismo, pueden los herederos directos de aquellos vendepatria que pretendían encadenar España a la Unión Soviética, instaurando la opresión comunista, atreverse a presentar el Alzamiento Nacional como un levantamiento ilegítimo. Como si la rebelión contra la injusticia que fue el 18 de Julio, no fuera más que un derecho, un alto deber moral. Hipocresía y cinismo no menos ostensible cuando presentan al régimen del Frente Popular como "democrático". Era democrático un régimen, en el que guardias de asalto dependientes del Ministerio de la Gobernación, sacaron de su casa a uno de los dos líderes más importantes de la oposición parlamentaria, D. José Calvo Sotelo y lo asesinaron barbaramente? Era democrático un estado en el que quienes detentaban el poder manifestaban sin tapujos su intención de implantar una dictadura comunista? Puede reprocharse a los patriotas que se anticiparan a las maniobras izquierdistas, que procuraban la rusificación de España?.

Gil Robles y Calvo Sotelo

La situación de España era tal, que hasta el muy democrático Gil Robles, que solo tras el asesinato de Calvo Sotelo abrió los ojos, llegó a decir: "Se nos expulsa de la legalidad; nuestros esfuerzos no encuentran más que el vacío, poco a poco las masas españolas desengañadas llegan a la convicción de que por el camino de la democracia nada pueden obtener. En cuanto vosotros los que os llamáis los representantes naturales de la democracia, hablais abiertamente de dictadura, cómo podéis asombraros de que quienes se sienten oprimidos piensen en la violencia para librarse de vuestra tiranía?" (De la "Historia de la Guerra de España", de Robert Brasillach y Maurice Bardeche, pag. 51)

Gil Robles descubrirá así la verdad fundamental. No habiendo comprendido la democracia cuando podía obrar sobre ella, se daba cuenta del juego cuando quedaba reducido a la impotencia. La gran responsabilidad de los marxistas no disminuye en nada la suya. Había preparado por su debilidad el drama ante el cual se tapaba los ojos.

Un Calvo Sotelo mucho más decidido y lúcido, animado por un amor profundo a la Patria y la conciencia de las realidades sociales y nacionales, quería la justicia para todos, reconocía la necesidad de un sindicalismo nacional. Pero quería también el orden y la paz. Próximo ya a la Falange Española, había intuído la única solución capaz de conjugar en una sola fórmula, justicia social, patriotismo y combatividad, proclamando en uno de sus últimos discursos parlamentarios: "Frente a vuestro Estado estéril, quiero un Estado que haga justicia económica y que pueda decir con toda autoridad: Basta de interes usureros, basta de fórmulas financieras, basta de capitalismo abusivo, basta de salarios de hambre. Es preciso que la producción nacional esté por encima de todos los intereses y de todas las clases. Muchos llamaran a este Estado de fascista, pues bien!, yo quiero este Estado y yo, que creo en él, me declaro fascista."

La República murió asesinada con Calvo Sotelo, el 13 de julio de 1936. El asesino de la República no fue, pues, otro que el propio Frente Popular.

Pero, cuál es el verdadero significado del 18 de Julio? Es el símbolo de los más altos valores nacionales. Una fecha con la que sólo el 2 de Mayo de 1808 admite alguna comparación. Una representa la rebelión contra los afrancesados, la otra el alzamiento contra los bolchevizados. Una marca el inicio de la Guerra de la Independencia, la otra el de la Guerra de Liberación.

Realmente la amenaza que se cernía sobre la independencia y la existencia misma de España como nación, era mayor en Julio del 36 que en Mayo de 1808. De haber vencido los rojos estaríamos en el mejor de los casos en la situación de Polonia, Checoslovaquia, Hungría o Alemania Oriental, es decir satelizados. Precisamente para evitar esto, se alzaron por España la Falange y la Tradición y cubrieron los frentes de combate. Porque contra la negación de la Justicia, la ilegalidad y la arbitrariedad, la insurrección se convierte en el primero de los derechos y el más sagrado de los deberes.

El 18 de Julio de 1936 España entera se puso en pie bajo la invicta capitanía de Francisco Franco, para con un heroísmo inaudito, arrancarse las cadenas que la barbarie y la incultura nos habían puesto. España resucitaba.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Especial:Contributors/Guerra Civil Española

Valora este artículo

  • Actualmente2.25/5

2.3/5 (8 votos)