Siglo XX

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

El siglo XX transcurre desde 1901 a 2000.

Gobierno

Restauración borbónica (1874-1931)

En 1902 termina la regencia de María Cristina y comienza el reinado de Alfonso XIII.

En 1909, y debido al éxito de la muestra «España en Sevilla», a propuesta del militar Luis Rodríguez Caso se plantea la celebración de una exposición iberoamericana; la idea contó con la competencia de otras plazas, pero el alcalde de Sevilla Antonio Halcón Vinent promueve para el 13 de marzo de 1910 una manifestación en favor de la candidatura hispalense aprovechando la visita del rey, lo cual debió influir en la selección.

Tras la debacle del 98, se inicia un cierto regeneracionismo andaluz en el que encontramos a José María Izquierdo Martínez (revista Bética, 1913-17), Alejandro Guichot Sierra y Blas Infante Pérez de Vargas (El Ideal Andaluz, 1915); arquitectos regionalistas como Aníbal González Álvarez Ossorio y José Espiau y Muñoz; se revitalizará la Semana Santa, apareciendo figuras como la del bordador Juan Manuel Rodríguez Ojeda; y el nacimiento en Sevilla, durante un homenaje a Góngora, de la «generación del 27».

Pero en 1923 Miguel Primo de Rivera asume el gobierno, dando un golpe de Estado e imponiendo una dictadura, que reconocerá el rey.

Se organiza y celebra en 1929 la Exposición Iberoamericana, fruto de la cual se moderniza la ciudad embelleciéndola y mejorando sus infraestructuras; así quedan la plaza de España, el parque de María Luisa, el tranvía, la canalización del río o el aeropuerto.

Segunda República (1931-1939)

Tras las elecciones de 12 de abril de 1931, con una victoria republicana que en Sevilla llega al 57%, Alfonso XIII se exilia.

El general Sanjurjo se subleva en Sevilla en 1932.

Guerra civil española (1936-1939)

El alzamiento nacional afecta a Sevilla desde el inicio de la guerra civil, que se convertirá en la capital en la retaguardia del bando sublevado durante el conflicto bélico y desde donde se controlará el tráfico fluvial por el Guadalquivir.

Franquismo (1939-1975)

En la década de 1960 se da una expansión urbana hacia las afueras.

En 1961 se da la última gran inundación de la capital, por una crecida del arroyo Tamarguillo y que provoca la campaña solidaria de la operación Clavel, ya que las obras hidráulicas acometidas con las canalizaciones y la construcción de pantanos en la cuenca reducirán en el futuro los efectos de las riadas que se venían sucediendo desde tiempo inmemorial.

Franco dispone su sucesión en 1969 mediante la restauración monárquica, a través de la figura de Juan Carlos de Borbón, que se hará efectiva tras su fallecimiento.

Democracia (desde 1976)

Con el período democrático se reestructura España como el Estado de las autonomías y Sevilla se convertirá en la capital de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En 1982 tiene lugar la visita del Papa Juan Pablo II, que realiza una misa multitudinaria en el real de la feria y en la que beatifica a sor Ángela de la Cruz; realizará una segunda estancia en 1993.

De 1982 a 1996 ocupará la presidencia del Gobierno un sevillano, Felipe González Márquez, político perteneciente al PSOE.

1992 será un escaparate mundial durante seis meses a través de la Exposición Universal, dejando numerosas mejoras, como los nuevos puentes o la construcción del tren de alta velocidad.

Demografía

La ciudad alcanzó los 150.000 habitantes al final del siglo XIX, incrementando su población paulatinamente a lo largo del siglo hasta llegar a los 700.000 a finales del XX.

En los primeros veinte años del siglo se incrementa en un 30%, hasta llegar a los 205.000 en 1920, con un gran flujo desde el medio rural hacia el urbano, que no está preparado para recibir esta migración; muestra de ello es que la tasa de mortalidad de la ciudad estaba entre las más altas del continente.

No obstante, en la última década, y la siguiente del XXI, se estanca debido a que la población se desplaza a las ciudades dormitorio del área metropolitana.

A finales de siglo la población en la provincia era de 1.727.603 (2001), evolución demográfica durante el siglo (INE)[1]:

Evolución demográfica
1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991
555.256 597.031 703.747 805.252 963.044 1.099.374 1.234.435 1.327.190 1.477.428 1.638.218


Economía

El crecimiento económico, demasiado arraigado aún en el campo en una ciudad poco industrializada, resultaba insuficiente para atender a las necesidades de las personas que venían desde los pueblos y las provincias vecinas atraídas a la urbe en busca de mejores condiciones de vida, las cuales finalmente se convertirán en una población desarraigada, desempleada y hacinada en corrales de vecinos, contribuyendo al malestar social y la radicalización obrera, que eclosionará en este siglo con un movimiento que llevará a la república.

Si los políticos no fueron capaces de afrontarlo, sí lo hará la Iglesia, destacando dos figuras en especial, el cardenal Spínola y sor Ángela de la Cruz —con las Hermanas de la Cruz—, afanadas en socorrer a los más necesitados en esta situación de pobreza; no obstante, los radicales se volverían especialmente virulentos contra el clero.

En este período inicial Sevilla presentaba graves deficiencias en su alcantarillado y en su pavimentación, dependiendo para su abastecimiento de aguas de una empresa extranjera, en tanto que Catalana de Gas y Sevillana de Electricidad se disputan el suministro energético.

Con la aprobación del anteproyecto de la Exposición del 29 en 1911 se da una reurbanización y modernización de la ciudad. Se acomete el abastecimiento de aguas en 1912, repavimentándose desde 1915 numerosas áreas y abriéndose nuevas avenidas (la Borbolla, Eduardo Dato o la Palmera), remodelándose el barrio de Santa Cruz y construyéndose el puente de San Bernardo y el canal de Alfonso XIII (1909-1926), lo cual protegerá de las inundaciones y mejorará la navegabilidad.

Por otro lado se crea la fábrica de cervezas Cruzcampo en 1904 y se abre una segunda plaza de toros con el patrocinio de Joselito el Gallo, la Monumental, que se derribará a los pocos años de su inauguración.

Los dos grandes eventos, las Exposiciones, primero la de 1929 y luego la de 1992, irán ambas seguidas de profundas crisis económicas, por lo que no solventarían el problema. La del 29 debido al déficit obtenido además dejaría al Ayuntamiento endeudado por años.

En 1953 se reactiva la industria naviera con la creación de los Astilleros de Sevilla, que en los 70 ocupaban a 2.000 trabajadores.

Referencias

  1. Provincia de Sevilla. Poblaciones de hecho desde 1900 hasta 1991. Cifras oficiales de los Censos respectivos. Instituto Nacional de Estadística.

Bibliografía

Enlaces externos

Especial:Contributors/Siglo XX

Valora este artículo

  • Actualmente3.60/5

3.6/5 (5 votos)