Ladrillo avitolado

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Ladrillo avitolado en el paramento exterior de la Capilla Sacramental de la iglesia de San Isidoro.

En construcción se conoce como ladrillo avitolado al aparejo o modalidad en la colocación del ladrillo que casi elimina las juntas verticales entre ellos, mientras que intensifica la aparición de una línea rehundida en las horizontales, marcando así la separación de las hiladas.

El término, por tanto, no afecta al material en sí (el ladrillo), sino a su modo de colocación: en cada hilada (en horizontal) los ladrillos van prácticamente unidos entre sí, mientras que su separación con respecto a las otras hiladas se intensifica intencionadamente.

El resultado estético es evidente, pues el paramento aparece entonces dividido por una gran cantidad de finas líneas horizontales que van cubriendo toda su superficie.

Acertada creación del barroco sevillano, su implantación fue llevada a cabo por el más importante arquitecto de aquél momento, Leonardo de Figueroa, quien lo aplicó en muchas de sus obras.

Debido a las innegables cualidades plásticas y estéticas que aporta, esta modalidad fue muy extendida posteriormente por distintas localidades de la provincia por muchos de sus múltiples seguidores, y ejemplos de ello pueden verse en multitud de edificios residenciales y religiosos de la época.

Especial:Contributors/Ladrillo avitolado

Valora este artículo

  • Actualmente2.80/5

2.8/5 (5 votos)