Pacem in terris   

Iglesia de Santa María (Écija)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Historia

Portada y torre de la iglesia de Santa María de Écija.

La primitiva iglesia parroquial de Santa María de la Asunción de Écija pertenecía al grupo tipológico de las iglesias gótico-mudéjares, contando con torre, patio de abluciones y cementerio. Construida en origen con tres naves y cabecera poligonal, posteriormente se le añadieron dos naves más, dando así a su conjunto una planta irregular. Se cree que fue construida por Pedro Fernández Gragera, que en tiempos de la reconquista de la ciudad era caballero al servicio del rey Fernando III, quedando acabada, según algunas fuentes históricas, en 1262.

A lo largo de los siglos XVI y XVII sufrió importantes reformas, siendo finalmente derribada en 1758 para reconstruirse de nueva planta, tal como hoy se ve.

Iglesia

Cúpula y nave del crucero.

La nueva iglesia se empieza en 1758 con trazas del arquitecto Pedro de Silva, Maestro Mayor de las obras del Arzobispado, corriendo las obras a cargo de los también arquitectos Antonio, Ambrosio de Figueroa, Fernando Rosales, y José Álvarez, quien acaba finalmente su construcción a principios del siglo XIX en estilo neoclásico. Intervienen también maestros alarifes de la localidad, como José Páez de Carmona, José Pérez Bueno o Fernando Martín Bizarro.

Capilla mayor con templete central para la imagen de la Asunción.

De planta rectangular, se organiza según tres naves que se cubren con bóvedas vaídas, crucero y una profunda Capilla Mayor cubierta por bóveda de cañón con lunetos. En el centro del crucero se alza una cúpula semiesférica con tambor sobre pechinas, la más luminosa de Écija, decorada con pinturas barrocas de tema religioso.

La Capilla Sacramental se encuentra adosada a la nave del Evangelio y consta de una sola nave de cuatro tramos que se cubren por bóvedas de aristas simples separados con arcos fajones, y cúpula semiesférica en el presbiterio, donde se ubica un retablo barroco a modo de templete de mediados del siglo XVIII, que perteneció a la ya desaparecida iglesia del Colegio de San Fulgencio de la Compañía de Jesús.

Del interior de la iglesia destaca la labor decorativa, tanto escultórica como pictórica, que revisten sus naves y retablos, y en especial el templete del altar mayor, que a modo de columna se eleva en el centro, en estilo rococó, como base para la imagen de la Asunción.

Portadas

La portada principal se situa a los pies de la nave central y se cobija bajo un gran arco de medio punto sobre el que se remonta un hastial curvilíneo de ladrillo y cantería rematado por una estatua de la fe. Este arco da paso a un porche, cerrado por reja, donde se ubica la portada propiamente dicha, de dos cuerpos de altura: el inferior con un vano central adintelado flanqueado por pilastras sobre pedestales, y el superior con una hornacina avenerada que aloja la imagen de la Asunción entre pilastras, coronando el conjunto un entablamento curvo.

La iglesia cuenta además con una portada lateral abierta en la nave de la Epístola, bajo el denominado popularmente Arco de Santa María, por el gran pasadizo abovedado que atraviesa la calle formado por dos amplios arcos de medio punto apoyados sobre ménsulas. La portada, muy sencilla, tiene vano adintelado flanqueado por pilastras sobre pedestales y se remata por frontón triangular.

Claustro

Claustro adosado a la iglesia.
Museo arqueológico paroquial.

Adosado a la iglesia se encuentra el claustro, contemporáneo a las construcciones realizadas en la segunda mitad del siglo XVIII. De planta cuadrada y con su centro plantado de naranjos, se encuentra porticado en sus cuatro frentes, con arcos de medio punto sobre columnas toscanas y decoración pictórica de rocallas en el friso.

Cobijado bajo sus galerías, se encuentra el museo parroquial, creado con autorización del cardenal arzobispo de Sevilla don Pedro Segura y Sáez, e inaugurado en el 19 de diciembre de 1944, según reza una placa sobre uno de sus muros. Entre macetones y plantas diversas, contiene una rica colección de restos arqueológicos de distintos períodos y culturas.

Torre de Santa María

Artículo principal: Torre de Santa María (Écija)

La torre de esta iglesia está ubicada desde su fundación a los pies de la nave del Evangelio. En 1717 fue desmantelada para construirse la actual, de nueva planta y muy esbelta, dirigiendo las obras José Páez de Carmona, Maestro de Obras del Concejo de la Ciudad, con la intervención de Cosme de Mier, Juan de Chabarría y Antonio de Haro, maestros canteros.

Tras el terremoto de Lisboa de 1755, se llevaron a cabo una serie de reformas en los cuerpos superiores, dirigidas por Pedro de Silva.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Iglesia de Santa María (Écija)

Valora este artículo

2.9/5 (7 votos)