Arquitectura historicista

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Palacio de Justicia én Écija. Obra de estilo neomudéjar, de 1923.

Se conoce como arquitectura historicista a aquella que trata en sus obras la representación de estilos históricos de tiempos pasados. Surge paralelamente al movimiento romántico que aparece en la segunda mitad del siglo XIX y se continúa en el tiempo hasta las primeras décadas del siglo XX.

A diferencia con el eclecticismo arquitectónico, que proclamaba la mezcla de estilos sin límites para dar lugar a un producto nuevo y propio del momento, la arquitectura histórica recrea los estilos de las grandes obras del pasado de modo individual y con cierta fidelidad, aunque acepta algunas mezclas entre ellos, incluyendo además elementos técnicos y culturales propios del momento.

La arquitectura historicista dio lugar a distintas variantes, según trate de adaptarse a los diferentes estilos históricos anteriores, dando lugar a los neos, denominándose entonces: neobizantino, neogótico, neorrenacentista, neobarroco, etc.

En España, y debido al carácter nacionalista que el historicismo asociado al romanticismo sacó a la luz, surgió con especial fuerza el denominado neomudéjar, como expresión de un valor nacional patrio.

Edificio neogótico en calle Laraña, de Sevilla.

En la provincia de Sevilla la arquitectura historicista tuvo una gran aceptación, y son varios los arquitectos de renombre que proyectaron según esta corriente cultural y estética, aunque no en exclusividad, ya que las distintas tendencias de principios del siglo XIX se solapan en el tiempo con cierta fluidez, coexistiendo a veces el historicismo con el modernismo, el regionalismo o el eclecticismo.

Entre los grandes arquitectos del momento están Aníbal González, Vicente Traver, José Espiau o Juan Talavera y Heredia.

Las obras historicistas son muchas, especialmente en la capital, y de entre ellas algunas de primer orden, entre las que se citan:

  • El Pabellón de Bellas Artes (hoy Museo Arqueológico), en la Plaza de América, neorrenacentista de hacia 1910, de Aníbal González.
Edificio neobarroco en Glorieta del Cid de Sevilla.

En la provincia también existen obras de gran interés y espectacularidad, entre las que pueden citarse las siguientes:

  • El Palacio Alpériz, en Dos Hermanas, de 1905 y creada por el arquitecto José Solares en estilo neomudéjar.

enlaces externos

http://sevillasigloxx.googlepages.com/home

Especial:Contributors/Arquitectura historicista

Valora este artículo

  • Actualmente2.60/5

2.6/5 (10 votos)