Hermandad de Montserrat (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Pontificia, Real, Ilustre y Antigua Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón y Nuestra Señora de Monserrat de Sevilla, conocida popularmente como Hermandad de Montserrat.

Historia

La Hermandad de Montserrat de Sevilla fue fundada a finales del siglo XVI por un grupo de personas de la comunidad de residentes de origen catalán, en la iglesia de San Ildefonso. Sus primeras Reglas como Hermandad de penitencia fueron aprobadas el 24 de abril de 1601 y en ellas se disponía la celebración de estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo.

Por ese tiempo, hacia 1607, se contrató la talla de una «Dolorosa» al escultor Guerrero, discípulo de Martínez Montañés, siendo la encarnación realizada por Gaspar de Raxis. Se tiene conocimiento de que el artista se fue a América sin acabar la imagen, por lo que ésta fue llevada al taller de Montañés para que la acabara. Sin embargo se sabe que las manos fueron realizadas por Juan de Mesa quien, ocho años después tomó el encargo de la talla del «Crucificado», que entregó a la Hermandad en 1620.

«Retablo cerámico del Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón» de Sevilla ante su sede.

En el año 1611 se agregó a la Hermandad de Montserrat de Cataluña.

Como consecuencia del Decreto de reducción de Cofradías de 1623 promulgada por el arzobispo Pedro de Castro, esta Hermandad quedó agregada a la de del Santo Sudario, a la de Nuestra Señora de la Presentación y a la de la Hiniesta.

En 1650 la Hermandad se traslada a la iglesia del convento de San Pablo, donde más tarde adquirió de los dominicos dos casas que estaban en el compás del monasterio, y allí levantó una capilla propia que se terminó de construir en 1656. Esta capilla, de una sola nave y cubierta de bovedillas y techumbre de madera, tenía tres altares en su cabecera, el central para el «Crucificado, San Juan y las tres Marías», y los laterales para los ladrones que tallara Pedro Nieto.

A principios del siglo XVIII esta Cofradía alcanza una importante prosperidad gracias a su vinculación con los mercaderes de lienzos, que con regularidad les prestaba ayuda económica. Con ello y la aportación de los devotos mejoró su capilla y enseres y pudo realizar estación de penitencia a la Catedral con regularidad.

«Retablo cerámico de Nuesra Señora de Montserrat» de Sevilla ante su sede.

Sin embargo desde 1761 entra en un tiempo de decadencia, por lo que el gremio se hace cargo del templo y de las imágenes. Y como esta circunstancia se prolongó hasta bien entrado el siglo XIX, la Hermandad dejó de hacer estación de penitencia y se llegó a la venta de pasos e insignias.

Fue en 1849 cuando un grupo de devotos intentó reorganizar la Cofradía, no sin muchos obstáculos, ya que el gremio de mercaderes de lienzos en principio se oponía a devolver las imágenes y el templo. Finalmente al año siguiente, 1850, se reformaron sus Reglas y, resuelto favorablemente el litigio con el gremio se reorganizó el culto a las imágenes y su salida procesional. En 1851 Gabriel de Astorga restauró la imagen del «Crucificado» y le colocó ojos de cristal. Además, se recibió como hermanos a Antonio María de Orleáns y su esposa María Luisa Fernanda de Borbón, duques de Montpensier, y la Cofradía fue adquiriendo el estilo que conservará posteriormente.

Aunque con algunas modificaciones, en 1851 se afianzó su atuendo inmaculista de nazareno, de color blanco con antifaz celeste, comenzando a sacar en procesión «la Verónica» en 1859 y «la Fe» en 1865. Y en 1861 se estrena el palio de crestería de plata y el manto bordado por Patrocinio López.

En 1938 la capilla fue demolida para permitir el ensanche de la calle San Pablo, por lo que se les concedió a cambio la que fue de la extinguida Cofradía de la Antigua y Siete Dolores, donde reside, edificio que en su momento también perteneció al antiguo convento dominico.

Pasos

La Hermandad procesiona con dos pasos, que aparecen presididos por sus imágenes titulares: el «Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón» que se presenta en el centro de su paso de Misterio rodeado de los dos ladrones, y «Nuestra Señora de Montserrat», que le sigue detrás entronizada en su hermoso paso de palio.

Sede

Artículo principal: Capilla de Montserrat (Sevilla)

Tiene su sede en la capilla de Montserrat de Sevilla, que se encuentra situada en el centro de la ciudad, en el número 1 de la calle Cristo del Calvario del barrio del Museo, frente a la fachada de los pies de la iglesia de La Magdalena.

Hábito

Antifaz (con el escudo de la Hermandad) y botonadura azul celeste; con túnica de cola, que es blanca en los tramos de «Cristo» con cinturón de esparto, y crema en los de la «Virgen» con cíngulo azul y oro. Zapato negro y calcetín blanco.

Salida procesional

La Hermandad de Montserrat realiza su salida procesional haciendo estación de penitencia hasta la Santa Iglesia Catedral, en la tarde-noche del Viernes Santo de la Semana Santa sevillana.

La Hermandad dispone de unos 1.800 hermanos, de los cuales cerca de 600 realizan la estación de penitencia[1].

En el cortejo figuran dos mujeres que representan una a la «Verónica», que porta un paño con la «Santa Faz», y otra a la «Fe»; siendo una de las pocas Hermandades de Sevilla que tienen una representación alegórica en su comitiva.

También acompaña al cortejo procesional una representación política catalana, en honor a sus orígenes.

Referencias

  1. *El Llamador, Javier Blanco y Carolina García. Canal Sur, 2014: página 60.

Bibliografía

  • Historia de las Hermandades de Penitencia, Federico García de la Concha Delgado y Joaquín de la Peña Fernández. En: Sevilla Penitente. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Hermandad de Montserrat (Sevilla)

Valora este artículo

3.5/5 (4 votos)