Nuestra Señora de Montserrat (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Virgen de Montserrat, de hebrea, en la capilla de Montserrat (Sevilla).

Nuestra Señora de Montserrat de Sevilla, es una escultura procesional perteneciente a la Hermandad de Montserrat de esta ciudad, de la que es su imagen titular.

Imagen

Es ésta una Dolorosa de autor desconocido, que se ha atribuido indistintamente a Martínez Montañés, Juan de Mesa o a Guerrero, discípulo del primero, sin que hasta ahora se tenga documentación cierta que acredite su autoría.

Sea como fuere, estilísticamente se incluye dentro del período del primer realismo barroco, perteneciente al denominado Siglo de Oro sevillano.

De gran calidad y belleza, destacan sobremanera en su rostro de mujer madura sus grandes ojos morenos, interrogantes y angustiados, que miran de forma directa y con absoluta fijeza al espectador. Es notoria también la boca, ligeramente entreabierta, que parece expresar una mezcla entre sorpresa y desolación.

Las manos se cree que son obra de Juan de Mesa; son finas y bien acabadas, destacando en ellas el alargado dibujo de los dedos.

Restauraciones

Después de los daños sufridos por el incendio de 1899, la imagen fue encarnada de nuevo por Manuel Gutiérrez Reyes Cano, quien le imprimió unos encendidos matices, acordes con el patetismo de su rostro.

Una restauración posterior y limpieza le ha devuelto un tono algo más claro.

Sede

Artículo principal: Capilla de Montserrat (Sevilla)

La imagen de Nuestra Señora de Montserrat reside y se venera en la capilla de Montserrat de Sevilla, en la antigua collación de la Magdalena, frente a la iglesia del mismo nombre.

Salida procesional

Realiza su salida procesional haciendo estación de penitencia desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral en la tarde-noche del Viernes Santo de la Semana Santa sevillana.

Procesiona tras el paso de Misterio que preside el Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón, cotitular de la Hermandad, en un paso de palio de claro estilo romántico, uno de los pocos ejemplares del siglo XIX que se conservan en la ciudad, dotado de una elegancia indiscutible.

En su salida procesional luce un espectacular manto bordado en oro en gran relieve sobre terciopelo azul por Patrocinio López en 1866, donde figura el gran collar de Carlos III y el toisón de oro, con un centro salpicado de leones y castillos y flores de lis.

Este valioso manto sufrió serios daños en un incendio fortuito, siendo restaurado en 1900. Posteriormente, en 1912 se estrenó el pasado de los bordados a nuevo terciopelo y en 1969 Esperanza Elena Caro lo restauró y pasó a nuevo terciopelo azul; siendo restaurado una vez más en 1994 por Piedad Muñoz.

Bibliografía

  • La Virgen Dolorosa y el paso de palio, Juan Martínez Alcalde. En: Sevilla penitente, volumen II. Editorial Gever, S.A. Sevilla, 1995.
  • Esplendor y simbolismo en los bordados, Antonio Mañes Manaute. En: Sevilla Penitente, volumen III. Editorial Gever, S.A., Sevilla 1995.

Especial:Contributors/Nuestra Señora de Montserrat (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente3.40/5

3.4/5 (5 votos)