Convento de Santa Clara (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Convento de Santa Clara de Sevilla figura como uno de los primeros edificios conventuales que se establecieronn en la captital hispalense una vez acabada la reconquista de la ciudad, en 1248.

Detalle de la portada del convento, en la calle Santa Clara, de primer tercio del siglo XVII.

Historia

De la existencia de este monasterio existe documentación desde el año 1289, fecha en la que el rey Sancho IV el Bravo hace donación de unas casas con jardines, que por entonces formaban parte del palacio de su tío el infante don Fadrique, a una comunidad de monjas clarisas que se instalan en ellas.

Así se inició la historia de este monasterio que siempre contó con el favor de la Corona, por ejemplo a través de la reina doña María de Molina, que ayudó a pagar los gastos de la construcción de su iglesia y también las del propio convento.

Con el transcurso del tiempo y las distintas obras realizadas a lo largo de su historia, aquél palacio iría cambiando poco a poco su fisonomía para ir adaptándose a las necesidades conventuales, quedando en la actualidad como único testimonio de su vida anterior la conocida como Torre de don Fadrique.

La etapa más activa en cuanto a la construcción de este monasterio fue la correspondiente al siglo XVI y principios del siglo XVII.

La historia de este convento está ligada también a la de doña María Coronel, célebre noble sevillana que llegó hasta él huyendo del asedio a que estaba sometida por parte del Pedro I "el Cruel" (también llamado "el Justiciero"). Aquí profesó como religiosa, antes de pasar a fundar el de Santa Inés, el segundo monasterio de monjas clarisas de la ciudad de Sevilla.

Al contrario que otros conventos, éste de Santa Clara no fue objeto de la exclaustración, aunque durante ese tiempo tuvo que adoptar un sistema de vida diferente, al quedar las monjas obligadas a acoger huéspedes en sus dependencias. Además, sus moradoras acogieron a las religiosas del cercano convento de San Clemente, durante la época de la invasión napoleónica.

Convento

Claustro del convento de Santa Clara.

Situado en el céntrico barrio sevillano de San Lorenzo, hoy ocupa sólo una parte de una extensa manzana, que anteriormente debió ser toda del propio convento. Actualmente se extiende por una zona central de dicha manzana, hasta el punto de que apenas cuenta con una mínima fachada a la calle Santa Clara, que debe su nombre a este convento.

Lo que constituye hoy el monasterio es un conjunto de edificaciones y de espacios libres que se organizan a partir de un claustro principal que les sirve como elemento articulador y que distribuye a toda una serie de construcciones, plazuelas y espacios libres interiores, siendo de entre estos últimos los más importantes el jardín o compás de entrada, la huerta y el espacio que rodea a la citada Torre de don Fadrique.

Portada en la planta baja del claustro, adornada de yeserías.

El referido claustro principal de este convento está fechado en el año 1532. Es de planta cuadrada y cuenta con dos plantas de altura, abierto a un espacio central ajardinado mediante un sistema de arquerías sobre columnas: la de la planta baja compuesta por arcos de medio punto, y la de la planta superior por elegantes arcos carpaneles, todos ellos enmarcados en alfiz, excepto la galería oeste del cuerpo alto, que aparece ciega con sólo tres ventanas de tipo mudéjar.

Sobre las paredes de la galería de planta baja existe un valioso zócalo de azulejo en relieve, de los denominados "de cuenca", y en el centro del patio cuenta con una fuente de taza baja y perfil mixtilíneo de aire renacentista. Muy interesantes son el labrado de los capiteles de las columnas de planta baja y las distintas portadas que se abren a este claustro, en especial la situada en uno de sus extremos, adornada con una espectacular decoración de yeserías a su alrededor, en el interior de un alfiz.

Una de las dependencias principales abiertas a este claustro es el antiguo refectorio de las monjas, un hermoso espacio de planta rectangular, estrecho y alargado, cerrado superiormente por una cubierta de madera vista. Destaca en él su valioso revestimiento de zócalo de azulejo de cuenca que lo rodea, y hacia la mitad de uno de sus muros, el púlpito sobre el que se hacía la lectura a la hora de la comida.

Púlpito y revestimiento del antiguo refectorio.

Uno de los elementos principales de este convento es su iglesia, que data del siglo XV y es de estilo gótico mudéjar. De una sola nave, presenta cabecera ochavada y coro alto y bajo a los pies. Como es habitual en las iglesias de este tipo, la cabecera se cubre con bóveda gótica nervada hasta el arco toral y la nave con una armadura de carpintería mudéjar.

En el muro de la epístola se encuentra la zona destinada a sala "de profundis" y cementerio, además de la sacristía interior y los confesionarios. En el otro muro se abre la sacristía de afuera, comunicado con la vivienda del capellán y el pórtico de entrada.

Otros elementos notables de esta iglesia son sus bellos zócalos de azulejos, de más de dos metros de altura, fechados los del presbiterio en 1565, la espadaña, realizada por Juan de Vandelvira y Diego Coronado, y el sepulcro del Obispo de Silves don Álvaro Peláez, que cuenta con una estatua yacente sobre sarcófago de estilo gótico de la mitad del siglo XIV, existente en la zona de enterramiento de las monjas.

Cubierta de la escalera junto al claustro.

De cara al exterior, el monasterio cuenta con una amplia fachada muy sobria y de escaso valor arquitectónico a la calle Becas, por donde hoy se accede a su interior. Mayor interés tiene su pequeña portada abierta a la calle Santa Clara, obra del primer tercio del siglo XVII, de dos cuerpos de altura, que muestra sobre el cuerpo superior, y enmarcada entre sencillas pilastras, un lienzo cerámico con la imagen de la santa titular, Santa Clara.

Cerrado y semiabandonado durante años, el convento de Santa Clara de Sevilla se encuentra en proceso de restauración en 2011, y abierto parcialmente al público para uso cultural y de exposiciones, dentro del programa denominado Centro Cultural Santa Clara.

El Convento de Santa Clara de Sevilla está catalogado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, y así aparece inscrito en BOE del año 1970.

Entradas relacionadas

Mapa de situación

Enlaces externos

Especial:Contributors/Convento de Santa Clara (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente3.67/5

3.7/5 (6 votos)