Convento de Santa Rosalía (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

El convento de Santa Rosalía de Sevilla se encuentra situado en la calle Cardenal Spínola, en pleno centro del corazón de la ciudad, muy próximo a la iglesia de San Lorenzo y a la plaza de la Gavidia.

Historia

Patio de entrada del convento de Santa Rosalía de Sevilla.

Su fundación se debe a Jaime de Palafox y Cardona, arzobispo de Sevilla en 1685 y hombre de gran devoción hacia Santa Rosalía de Palermo. Por ello fundó un convento de monjas Capuchinas bajo la advocación de Santa Rosalía, y tras obtener la oportuna licencia de la Congregación de Obispos en 1694, reafirmada por el rey en 1700, hizo venir a cinco monjas del convento de dicha Orden desde Zaragoza a la ciudad, poniendo al frente de ellas como abadesa a su hermana, sor Josefa Manuela de Palafox y Carmona.

Un año más tarde, en 1701, se adquieren varias casas de la antigua calle del Naranjuelo (actual cardenal Spínola) y se comienzan las obras del conjunto conventual, que se concluyen en el año 1725, levantándose su iglesia entre los años 1705 y 1715.

Las obras se llevan a cabo siguiendo las trazas del arquitecto Diego Antonio Díaz y una concepción unitaria y ordenada, en cuanto a estructura y estilo arquitectónico se refiere, propios de una obra conventual del siglo XVIII.

Muy pronto sin embargo, en 1761, un incendio arruinó gran parte del conjunto y en especial la iglesia, siendo todo ello reedificado al año siguiente, 1762, a instancias del entonces arzobispo de Sevilla Francisco de Solís Folch y Cardona, por otro arquitecto, Antonio Matías de Figueroa, manteniéndose intacta no obstante la portada inicial, obra del primero de los dos arquitectos citados.

El convento pasó por otros momentos difíciles a lo largo de su historia, como fueron la invasión napoleónica, la Desamortización o la Revolución de 1868. No obstante no padeció daños irreparables, permaneciendo la comunidad capuchina en él sin que se hicieran cambios importantes en el edifico conventual.

Descripción

Retablo mayor de la iglesia, obra de Cayetano da Costa.

Todo el conjunto conventual dibuja en planta un gran espacio rectangular, con la iglesia situada en su lado derecho; quedando el convento en la zona de la izquierda, organizado alrededor de un elegante patio de planta cuadrada. Destaca su iglesia, de planta de cruz latina y una sola nave de cuatro tramos que se cubre mediante una sencilla bóveda de cañón con lunetos, fraccionada por arcos fajones, mientras que el crucero se cubre con una muy amplia cúpula vaída rematada por una linterna ciega.

En su interior existen importantes retablos barrocos, obra del artista portugués Cayetano da Costa, el más notable arquitecto retablista y escultor del tercer cuarto del siglo XVIII en la ciudad hispalense, autor de los más grandiosos conjuntos de esa época. En todos ellos destaca el efecto de movimiento de sus elementos constructivos, de efecto muy aparatoso, teatral y barroco, debido a la profusión del empleo de estípites y rocallas.

Nacimiento ante el altar mayor, Navidad 2011.

En esta iglesia, como en tantas otras de la ciudad, se recrea en su interior, y delante del altar mayor, un hermoso Nacimiento por Navidad, con grandes imágenes y valiosos objetos ornamentales, que se muestra a los fieles y al público en general durante todas los fiestas navideñas.

Portada de la iglesia del convento, obra de Diego Antonio Díaz.

La portada de esta iglesia, muy elaborada, es una importante obra barroca de Diego Antonio Díaz. Aparece articulada a partir de pilastras de orden toscano, pareadas y cajeadas, sobre las que descansa un potente entablamento que se remata con cornisa de perfil discontínuo. En el centro se abre un arco de medio punto con su intradós ornamentado de casetones, en cuyo tímpano se crea una hornacina donde se aloja una imagen de la titular, Santa Rosalía, entre complejas molduras de perfil mixtilíneo. Un segundo cuerpo de esta fachada, algo más liviano, se remonta sobre el primero, y se organiza también a partir de pilastras pareadas, aunque algo más sencillas en su ornamentación. En el centro, y sobre la puerta de acceso, se crea un frontón curvo igualmente de perfil discontinuo, sobre el que aparece una cruz en relieve rodeado de moldura barroca a modo de hornacina.

Museo permanente

Desde el 17 de diciembre de 2012 se puede disfrutar en Sevilla de un nuevo museo lleno de encanto, pues las hermanas clarisas del convento de Santa Rosalía de Sevilla han abierto un pequeño espacio en su vida de clausura para mostrar al público parte de las piezas más valiosas de su valioso patrimonio artístico y devocional, que ha sido formando e incrementando poco a poco en su interior a lo largo de más de tres siglos. [1]

El nuevo museo, bendecido por el arzobispo de Sevilla, muestra al público por vez primera un total de unas 150 piezas, entre las que se encuentran obras de escultura, pinturas, bordados, orfebrería o cerámica, en una visita de la planta alta del monasterio que se extiende por dependencias como el antiguo noviciado, el antecoro y el coro alto, un lugar excepcional desde el que se tiene una vista extraordinaria de la iglesia y de su retablo mayor, labrado por Cayetano da Costa. Entre las joyas de este nuevo museo se encuentra parte de la extraordinaria colección de imágenes del Niño Jesús que posee el convento, así como su variado ajuar de trajes y ornamentos litúrgicos o parte de la producción del taller de bordado propio con el que contó el monasterio durante el siglo XVIII.

Referencias

  1. elcorreoweb: Santa Rosalía "rompe" su clausura para exhibir sus tesoros.

Catalogación

El convento de Santa Rosalía de Sevilla está catalogado como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, y así aparece publicado en el BOJA de fecha 27/03/1993.

Mapa de situación

Enlaces externos

Especial:Contributors/Convento de Santa Rosalía (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente2.13/5

2.1/5 (8 votos)