Diego Antonio Díaz

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Carmona. Iglesia de la Trinidad, obra de Diego A. Díaz.

Diego Antonio Díaz (Sevilla, 1675 - 1748) fue un importante arquitecto que desarrolla una notable actividad profesional durante la primera mitad del siglo XVIII. Su trabajo estuvo presidido por un criterio innovador que le diferencia de la trayectoria estilística que llegó a imponer en el ámbito sevillano Leonardo de Figueroa, especialmente en el aspecto decorativo, donde Diego Antonio Díaz emplea emplea un concepto geométrico riguroso basado en el uso de baquetones de fuerte resalto y trazado mixtilíneo.

Obra

Provincia de Sevilla

Sevilla

Su estilo ya aparece claro en la Iglesia de Santa Rosalía de la ciudad de Sevilla, una obra realizada entre 1705 y 1715 perteneciente a la comunidad de religiosas capuchinas. Este es un templo de una sola nave que se cubre con bóveda de cañón con lunetos, y con una portada muy pequeña donde aparecen los elementos estructurales marcados con fuertes molduras mixtilíneas. Aunque su intervención en esta iglesia no está documentada, la atribución de su autoría es unánime debido a que el diseño de las líneas arquitectónicas responde de lleno al que empleó en otras obras bien documentadas.

Para los jesuitas de Sevilla realiza su Capilla Doméstica, pequeña capilla típica de todas las casas de la Compañía, realizada en un claro estilo barroco. También intervino en la realización de la portada del Palacio Arzobispal de Sevilla, obra realizada entre los años 1703 y 1705.

Por su original diseño y la calidad de sus materiales, se cita entre las obras de este artista, Maestro Mayor de la catedral y del arzobispado hispalense entre los años 1714 y 1741, la realización de los pórticos de los órganos de la Catedral de Sevilla, una obra patrocinada por el arzobispo don Luis de Salcedo y Azcona. Se trata de dos pórticos configurados con cuatro esbeltas columnas de fuste estriado donde apoya el entablamento sobre el que asienta la estructura superior del órgano. El interior de estos pórticos, desde los cuales se llega al coro catedralicio, se presenta decorado en paredes y techo con fuertes molduras de carácter geométrico, propios del estilo de su autor.

Morón de la Frontera

Dentro de la provincia de Sevilla, su obra se reparte en distintas poblaciones, destacando entre otras la fachada de la Iglesia de San Miguel de Morón de la Frontera, realizada entre los años 1717 y 1726 y en la cual, y condicionado por la estructura del templo, usó un esquema contrarreformista de carácter retardatario donde sólo los detalles decorativos presentan su particular estilo de las formas.

Umbrete

No obstante su obra arquitectónica más importante es sin duda la construcción de la Iglesia parroquial de Umbrete, levantada entre 1725 y 1733; templo patrocinado igualmente por el arzobispo don Luis de Salcedo donde se muestra un interior también retardatario que responde a las iglesias jesuíticas contrarreformistas de una sola nave, que se cubre con bóveda de cañón con lunetos y una cúpula sobre el crucero. De esta iglesia destaca su bella portada de ladrillo, donde el artista emplea su habitual estilo decorativo que se basa en la aplicación de molduras en distintos planos de profundidad.

Carmona

En Carmona interviene en la Iglesia de la Santísima Trinidad dando las trazas para su nueva iglesia, también realizada en una sola nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos y cúpula sobre tambor en el crucero. Construida entre los años 1718 y 1748, esta iglesia presenta la particularidad de sus portadas gemelas en el muro de la epístola, una solución funcional y estética que gozó de cierta aceptación en las iglesias conventuales de esta época.

Provincia de Cádiz

En la provincia de Cádiz interviene en la construcción de la fachada principal de la Catedral de Jerez de la Frontera a partir de 1715 y acabada en 1721, si bien al no poder atender las obras debidamente en esta ciudad por los múltiples trabajos del arzobispado hispalense, delega en su hermano Ignacio Díaz, quien realmente dirige las obras de este gran templo durante casi treinta años, hasta su muerte.

En la misma ciudad de Jerez, y entre 1728 y 1731, interviene en las obras de restauración y modernización de la Iglesia de San Dionisio, en el curso de la cual sustituye su imagen mudéjar por una nueva de tintes barrocos, cambiando su artesonado de madera por una cubierta abovedada y afectando también a la decoración de los paramentos interiores y a las cabeceras de sus tres naves.

Bibliografía

  • Diccionario Enciclopédico Ilustrado de la Provincia de Cádiz. Editado por la Caja de Ahorros de Jerez, 1985.
  • Arquitectura barroca de los siglos XVII y XVIII, arquitectura de los Borbones y neoclásica. En: Historia de la Arquitectura Española. Tomo 4. Editorial Planeta. Año 1986.

Especial:Contributors/Diego Antonio Díaz

Valora este artículo

  • Actualmente3.25/5

3.3/5 (8 votos)