Pacem in terris   

Paseo Cristóbal Colón (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

El paseo Cristóbal Colón es una importante vía urbana del Casco Antiguo de la ciudad de Sevilla.

Historia

Plano de Sevilla de 1860, con el paseo de Colón aún sin edificaciones.

La configuración de este paseo es relativamente reciente, pues se encuentra situado en la zona conocida como «del Arenal», a extramuros de la ciudad histórica, un lugar que fue siempre fácilmente inundable a causa de la cercanía al río y sus frecuentes crecidas.

Su desarrollo surgió en gran medida a partir de 1835, año de la exclaustración del antiguo convento del Pópulo, cuando su edificio se transforma en prisión (cárcel del Pópulo) y comienzan a construirse viviendas en el primer tramo de la Alamedilla (hoy calle Reyes Católicos), un trozo de lo que ahora es el Paseo de Colón, un tramo de la actual calle Adriano, y la calle Pastor y Landero, antes denominada "calle del Pópulo".

Los distintos planos realizados para la ciudad por aquella época son un documento gráfico excepcional para entender la evolución de toda esta zona, integrada en los antiguos arrabales de la Cestería y de la Carretería.[1].

Descripción

Su trazado discurre paralelo a la dársena del Guadalquivir, en el tramo comprendido entre la calle Reyes Católicos (como continuación de la calle Arjona) y la calle Almirante Lobo (hasta el edificio Cristina), donde se continúa el viario con el paseo de las Delicias. Con un alineamiento prácticamente rectilíneo de unos 770 m de largo.

Le separa de la dársena, en toda su longitud, el contiguo paseo Alcalde Marqués del Contadero, que se despliega paralelo al mismo por su lado Suroeste. En tanto que por el Noreste desembocan en el de Colón, de Norte a Sur, las calles Almansa, Adriano, Baratillo, Antonia Díaz, Real de la Carretería, Dos de Mayo, Núñez de Balboa, Postigo del Carbón, José María del Rey y Almirante Lobo.

Se reparte entre tres barrios, desde su inicio en Reyes Católicos hasta Almansa pertenece al barrio del Museo, de ahí hasta la calle del Postigo del Carbón al del Arenal, y a partir de ella hasta su final al barrio de Santa Cruz.

Se trata de una de las más conocidas e interesantes arterias de Sevilla, que cuenta con un solo frente edificado, pues el otro queda libre y abierto al antiguo cauce del río, con unas hermosas vistas hacia sus márgenes ajardinados y a la "fachada" opuesta del mismo, con la calle Betis al fondo, ya en el barrio de Triana.

Toda la margen del río constituye un lugar especialmente agradable para la vista, el paseo y el descanso; con aceras con veladores y terrazas ajardinadas a distintas alturas que bajan hasta el nivel del agua, donde existen embarcaderos para pequeñas barcas de recreo y otras mayores que hacen recorridos turísticos a lo largo del río.

El «paseo de Colón» se encuentra jalonado a lo largo de su recorrido por algunos de los hitos más emblemáticos de la Sevilla clásica y monumental, con edificios de enorme atractivo turístico. También existen múltiples estatuas a lo largo de sus zonas ajardinadas, algunas directamente relacionadas con el mundo del toreo.

Puntos de interés

Entre los edificios importantes y elementos de interés con que cuenta este paseo, se encuentran los siguientes:

Torre del Oro

Artículo principal: Torre del Oro

Torre militar albarrana -separada del conjunto de las murallas- anteriormente unida a ellas por un muro tendido hasta la llamada Torre de la Plata, cerrando y protegiendo así la zona del Arenal. Se cree que debe su nombre a su primitivo recubrimiento de azulejos con reflejos dorados.

Construida a principios del siglo XIII, desde su basamento de sillería se echaba una fuerte cadena que cruzaba hasta la otra orilla del río uniéndose a otra torre que allí había, la Torre de la Fortaleza, protegiendo la entrada del puerto; defensa que hubo de romper la escuadra castellana de Ramón de Bonifaz antes del asalto de Fernando III en 1248. El último cuerpo circular de la torre fue añadido por Sebastián Van der Borcht en 1760.

La torre sirvió de prisión en la Edad Media y como lugar seguro para guardar metales preciosos traídos periódicamente por la flota de Indias. Actualmente es Museo Naval, con grabados, cartas marinas, maquetas, instrumentos antiguos de navegación y documentos históricos; muestra una imagen de la historia naval de Sevilla, de la importancia de su río y del paso de marinos ilustres.

Teatro de la Maestranza

Artículo principal: Teatro de la Maestranza

Su construcción se enmarca dentro de las infrastructuras urbanas acometidas en 1992, aprovechando el evento cultural que se celebraría ese mismo año, la Exposición Universal, sobre unos terrenos que antes estaban ocupados por el “Cuartel de la Real Maestranza de Artillería”, del que se ha conservado únicamente la fachada.

Su cuidado diseño permite representar distintos tipos de espectáculos, desde óperas hasta conciertos de música clásica o flamenco. Además del auditorio contiene salas de teatro experimental, exposiciones y un centro de investigaciones culturales.

Se inauguró el 2 de mayo de 1991, y desde el año 1993 se viene utilizando como escenario para el Pregón de la Semana Santa sevillana.

Plaza de Toros

Plaza de Toros de Sevilla.

Considerado uno de los centros de atracción turística de la ciudad, está entre los monumentos más visitados de la misma. Como plaza es una de las más difíciles del mundo por su disposición y características, además de su público, del cual se dice es de los más duros y difíciles entre la afición taurina.

En 1749 se comienza la construcción de un coso circular en el monte del Baratillo, en sustitución de la plaza de toros rectangular ubicada en el lugar. En 1881 se finaliza su construcción, cerrándose completamente la misma, quedando entonces acabada en sus dos terceras partes en cantería y el resto en madera.

Entre los años 1914 y 1915 se lleva a cabo una importante reforma de la plaza bajo la dirección del arquitecto sevillano Aníbal González.

Casa de la Real Maestranza

Artículo principal: Casa de la Real Maestranza

Se construye en el año 1928 como sede de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. El edificio es una de las obras maestras del arquitecto local Aníbal González, que realiza al mismo tiempo en el que dirige la renovación de la propia plaza de toros.

De su diseño destaca su balconera en ángulo situada en la planta superior y delimitada por un cerramiento de arcos de medio punto sobre columnas de mármol blanco, que le aporta un aire de ligereza y solemnidad.

Otros elementos de relevancia son su portada al Paseo Colón y la original pasarela elevada con la que el edificio se une a la plaza de toros, resuelta de forma elegante, sobre amplios arcos carpaneles. Cabe resaltar asimismo el original remate en piedra calada sobre toda la fachada, que a modo de apretilado perimetral se corona con diferentes tipos de pináculos.

Monumento a Curro Romero

Monumento a Curro Romero.

Situado al pie de la Plaza de toros y ubicado en el ángulo libre que resulta sobre el mismo Paseo de Colón, se levanta este acertado monumento que homenajea la figura del maestro Curro Romero.

Nacido en la cercana localidad de Camas, Curro Romero cosechó a lo largo de su carrera numerosos éxitos y recibió importantes premios por sus faenas como buen torero.

Otros lugares

  • En el lado de los pares: En los Jardines de la Casa de la Real Maestranza el monumento a María de las Mercedes, y en los jardines de la Caridad el monumento a Miguel de Mañara.
  • En el lado del río: Jardines de Rafael Montesinos, ya en el paseo Alcalde Marqués del Contadero, con los monumentos a Antonio Mairena, Pepe Luis Vázquez y Carmen.

Referencias

  1. Las calles de Sevilla. José María de Mena. Editorial Castillejo. Sevilla, año 1994

Mapa de situación

Especial:Contributors/Paseo Cristóbal Colón (Sevilla)

Valora este artículo

4.0/5 (4 votos)