Juan Bautista Vázquez el Viejo

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Virgen de las Fiebres de Juan Bautista Vázquez el Viejo.

Juan Bautista Vázquez el Viejo, escultor, pintor y grabador español, se cree que nació en Pelayos (Salamanca) en 1510 y que murió en Llerena (Badajoz), en 1589.

Obra

Con pocos años pasaría a vivir a Ávila, formándose con los discípulos de Vasco de la Zarza. Posteriormente viajaría a Italia, lo que justificaría su depurada técnica y el correcto tratamiento formal de su obra. A partir de 1554 se desplaza a Toledo donde realiza diversos trabajos para su catedral y para otras iglesias de la zona.

Hacia el año 1557 llega a Sevilla para acabar el Retablo Mayor del Monasterio de la Cartuja de Santa María de Las Cuevas, inconcluso tras la muerte del abulense Isidoro de Villoldo, y viene acompañado de colaboradores de su taller, entre los que se encuentran su cuñado y entallador Juan de Oviedo el Viejo, Miguel Adán y Jerónimo Hernández.

Con su taller contribuye a la creación de la Escuela Sevillana de escultura del XVI. Trabaja en la última fase del Retablo Mayor de la catedral hispalense dejado sin acabar por Roque Balduque; en el de la Iglesia de Santa María de Carmona (1563), en el de la Iglesia de San Mateo en Lucena (1572), y en el de la Iglesia de Santa María en Medina Sidonia (1575). También realiza la imagen de delicados rasgos manieristas conocida como "Virgen de las Fiebres" para la Iglesia de La Magdalena (Sevilla) y trabaja en la portada del Hospital de la Sangre de Sevilla en un medallón en piedra representando las "Virtudes Teologales". Con él termina la época goticista, introduciendo la difusión del renacimiento con un estilo naturalista que propaga el equilibrio y la corrección formal. Para la sevillana Iglesia de la Anunciación labra la imagen de la "Virgen con el Niño", de 1565, que aparece en la hornacina central de su portada exterior.

Su labor fue continuada por su hijo Juan Bautista Vázquez el Mozo, formado en su propio taller.

En 1573 el licenciado Juan de Castañeda le encarga una imagen de un Cristo crucificado que tuviese la forma del Santo Cristo de San Agustín de Sevilla (desaparecido en 1936 en el incendio de la Iglesia de San Roque), y semejante al del convento de San Agustín de Burgos, que se encontraba en Sevilla desde el siglo XIV y gozaba de enorme devoción entre la población. Dicho Crucificado fue acabado en el año 1574 y su policromía corrió por cuenta del pintor Juan de Zamora, suegro del escultor.

Conocido como el Santísimo Cristo de Burgos que se venera en la céntrica Iglesia de San Pedro de Sevilla, esta valiosa talla constituye la exacta representación del Cristo idealista del renacimiento sevillano y hoy representa la imagen de Cristo documentada más antigua de cuantas procesionan por las calles de la Semana santa sevillana.

Juan Bautista Vázquez el Viejo muere en 1589 en plena etapa creadora, tras dirigir la decoración, a base de esculturas y relieves, de la Sala Capitular de la Catedral de Sevilla.

Bibliografía

  • Escultura e imaginería. En: Cosas de Sevilla. Daniel Pineda Novo. Grupo Andaluz de Ediciones, año 1981.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Juan Bautista Vázquez el Viejo

Valora este artículo

  • Actualmente3.20/5

3.2/5 (10 votos)