Torres de Écija

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Vista de algunas de las once torres de Écija.

Las célebres torres de Écija son parte de un importante patrimonio arquitectónico y monumental que se creó principalmente a lo largo del siglo XVIII en esta localidad de Écija, debido al marcado auge económico experimentado por la población en aquella época, y que en gran parte benefició al clero hasta el punto de poder emprender numerosas construcciones de nueva planta, así como reformar y ampliar algunas de las ya existentes.

Así, en el perfil actual de la ciudad, hoy alterado por algunas desafortunadas construcciones modernas, destaca la presencia de un airoso conjunto de torres que rivalizan entre sí en elegancia y altura.

Son un total de once torres de iglesias, de marcado acento barroco, que, repartidas a lo largo del casco histórico de la ciudad se levantaron o rehicieron durante el gran Siglo de Oro ecijano; que han servido para que la localidad se le conozca con el apelativo de Ciudad de las torres, y contribuido para su merecida declaración como Conjunto Histórico-Artístico en el año 1966.

Torres de Écija:

Las Gemelas

Conocidas como "Las Gemelas", estas torres son lo único que se conserva del antiguo Monasterio de la Merced, cuya construcción se lleva a cabo en el siglo XVIII, después de que esta orden ya solicitara en 1624 la construcción de un monasterio en esta localidad.

Torre de Santo Domingo

Forma parte del convento de San Pablo y Santo Domingo, que fue fundado por los Padres Dominicos en el siglo XIV. No obstante, la torre del campanario fue levantada durante los siglos XVI y XVII.

Se presenta inacabada, con una potente cornisa entre el fuste y el comienzo del cuerpo de campanas.

Torre de la Victoria

De autoría anónima, terminó de edificarse en el año 1757. Es una obra de una gran esbeltez, totalmente realizada en ladrillo, cuyos cuerpos superiores de campanas y de acabados se escalonan en sentido decreciente.

Con una molduración muy movida y ondulada, presenta un curioso remate de chapitel sobre cúpula octogonal, ambas revestidas de azulejería bicolor en azul y blanco.

Torre de San Gil

Torre de la iglesia de San Gil.
Artículo principal: Torre de San Gil (Écija)

La construcción de esta torre está documentada entre los años 1767 y 1782, y es obra de los arquitectos Antonio Matías de Figueroa y Antonio Caballero.

En el desarrollo de su fuste o caña presenta ventanales enmarcados por apretadas y movidas yeserías; con tres cuerpos de campanas de sección decreciente que presentan un ondulado y fuerte acento ascensorial.

Torre de Santa Ana

Esta torre es obra de autor o autores desconocidos. En ella aparecen distintos aspectos ornamentales de tipo marcadamente geométricos, que enfatizan con intensidad los frentes de sus cuerpos.

Construida sobre la muralla que protegía la ciudad, está decorada con azulejería y ladrillo tallado y su realización se debe a los religiosos Terceros de San Francisco de Asís que solicitaron en 1634 levantar un campanario sobre la torre de la Puerta Real.

Torre de Santa María

Artículo principal: Torre de Santa María (Écija)
Torre de Santa María.

Es la más temprana de las levantadas en la ciudad, pues su terminación se fecha en el año 1725.

Construida por el arquitecto José Páez, consta de un alto fuste rematado por un campanario inspirado en el modelo de La Giralda diseñado por Hernán Ruiz II, aunque en ésta de Ëcija se ve intensificada su altura notablemente.

Se encuentra situada próxima a la Plaza de España, en la plaza de su mismo nombre.

Torre de los Marroquíes

Posiblemente la más baja de las torres ecijanas, no por eso deja de tener gran interés, además de originalidad.

Fechada en el año 1760, es de destacar su campanario, que se articula a partir de estípites que incorporan las clásicas piezas de cerámica azul incrustada.

Torre de Santiago

Artículo principal: Torre de Santiago (Écija)
Torre de Santiago.

La levanta el también arquitecto Juan Núñez sobre un alto y compacto fuste de ladrillo, abierto por pequeños óculos y balcones barrocos, allá por los años 1757 y 1766.

Para su campanario usa la clásica cerámica policromada, y sobre él coloca dos airosos cuerpos octogonales de sección decreciente, que otorgan a la torre un marcado ritmo ascensorial.

Torre de Santa Cruz

Algo más tardía, pero todavía con tintes barrocos, esta torre se concluye en 1783.

Obra del arquitecto sevillano José Álvarez, en ella se suavizan los movimientos ondulatorios que se dan en el resto de las torres ecijanas, y aparece un nuevo concepto organizativo que delata el espíritu del neoclásico; a un primer cuerpo de campanas cuadrado le sigue otro circular que se corona con linterna cubierta por una volada cornisa.

Torre del Carmen

La torre de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, al igual que el resto de este tipo de construcciones existentes en la ciudad es de estilo barroco, y su construcción fue realizada en el siglo XVII, comenzándose las obras en el año 1637.

Torre de San Juan

Torre de la iglesia de San Juan.
Artículo principal: Torre de San Juan (Écija)

Probablemente la más elegante del barroco ecijano, la torre de San Juan fue construida en el año 1745 por los maestros Lucas Bazán y Antonio Corrales.

Cuenta con un total de tres cuerpos de campana de considerable altura, en los que la talla del ladrillo y la incrustación de piezas de cerámica azul dan cuenta del excepcional dominio de sus autores en el campo del diseño decorativo.

Bibliografía

  • Arquitectura barroca de los siglos XVII y XVIII, arquitectura de los Borbones y neoclásica, en: Historia de la Arquitectura Española, Volumen 4. Editorial Planeta, año 1986.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Torres de Écija

Valora este artículo

  • Actualmente2.14/5

2.1/5 (7 votos)