Se suspenden la romería del Rocío y las procesiones del Corpus Christi de 2020   

Palacio Ducal (Marchena)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Resto de la portada de acceso al patio apeadero del palacio Ducal de Marchena, visto desde la entrada que parte de la Puerta del Tiro. Se aprecian las marcas de la gran portada gótica, hoy en los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla.

El palacio Ducal de Marchena se encontraba situado en el recinto interior de la alcazaba, en la zona ubicada más al norte y a cota más alta de todo su conjunto histórico amurallado.

A él se podía acceder directamente desde el interior de la "Madina" o villa medieval a través del Arco o Puerta del Tiro, el único paso posible existente entre ambos recintos.

Historia

Durante la Baja Edad Media y parte de la Edad Moderna, la vieja alcazaba islámica existente en la parte más elevada de La Mota va transformándose en un palacio, sede de una de las casas nobiliarias más importantes de Castilla.

Este nuevo uso en el edificio supone una serie de reformas, reconstrucciones y añadidos, que lo convierte en algo nuevo y ecléctico donde se mezclan diferentes cronologías y estéticas al servicio de los nuevos duques de Arcos.

Algunos cambios importantes surgen ya en el siglo XIV cuando, a raíz del terremoto de 1356, se aprovechan los solares de algunas edificaciones derruidas para la construcción de la iglesia de Santa María.

En el siglo XV, la existencia de dicha iglesia da lugar a un cambio en el eje del entrada al recinto de la alcazaba, imponiendo la dirección del acceso hacia la puerta del templo. Esto implica la ruptura del viejo acceso en recodo al palacio, dirigiéndose desde entonces el paso a través de un doble muro hacia el interior de la alcazaba. A finales de esta centuria, hacia el año 1492, se levantaría la portada gótica que daba paso al patio de entrada desde el que se accedía tanto al palacio como a la iglesia.

El terremoto de 1552 y los gustos y necesidades del duque Luis Cristóbal Ponce de León dan lugar a nuevas remodelaciones en el palacio, ahora de acuerdo con la estética renacentista; se contratan pintores, yeseros, decoradores y escultores que aportan elementos clasicistas, como atestiguan los frisos de yeserías que se conservan, unos in situ, y otros en el Palacio de la Condesa de Lebrija.

Pórticos de arcos sobre columnas, restos del patio de entrada desde la puerta del Tiro, que distribuía al palacio y a la iglesia.

En el siglo XVII, junto al palacio se levantan dos fundaciones conventuales promovidas por los duques: el monasterio de la Concepción de las Clarisas en 1632, y el de los Ángeles Custodios de Capuchinos en 1651. También, a partir del año 1649, se produce la ampliación de la cerca del parque y su acceso desde el palacio a través de un pasadizo.

A principios de la centuria siguiente, el duque Joaquín Ponce de León lleva a cabo la remodelación de las fachadas que daban a la plaza Ducal, la reurbanzación de la misma y la construcción de las Casas Consistoriales.

Palacio

La portada, tal como hoy se ve en los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla.

En la actualidad se conservan distintos restos de aquél palacio, unos muy evidentes y de fácil acceso y otros más ocultos y poco accesibles, a falta de nuevas intervenciones encaminadas a su posible recuperación.

Uno de los elementos más destacables es la estructura vertical que soportaba la portada tardogótica de acceso al palacio desde la Puerta del Tiro, un gran muro con hueco adintelado donde estuvo dicha portada, que posteriormente sería desmontada y trasladada a los Reales Alcázares de Sevilla. Esta portada, colocada allí en el año 1913 por el entonces alcaide del Alcázar, el marqués de la Vega Inclán, primer comisario de Turismo, bajo la dirección del arquitecto Vicente Traver y Tomás, que trazó los nuevos jardines adyacentes, ha sido restaurada en julio de 2013, justo cien años después de su colocación. [1]

El otro gran elemento que se conserva son las dos galerías de arcos de medio punto, perpendiculares entre sí, pertenecientes al patio de entrada al que se llegaba tras pasar la portada anteriormente citada. Los arcos de ladrillo se apoyan sobre columnas de mármol y de granito que se coronan con capiteles de distinta factura, todo ello de acarreo. Su conjunto, aunque incompleto, da idea de la importancia de este palacio.

Referencias

  1. El Alcázar reesrtrena su Puerta de Marchena. diariodesevilla.es, 7 de julio de 2013.

Mapa de situación

Bibliografía

Especial:Contributors/Palacio Ducal (Marchena)

Valora este artículo

3.8/5 (6 votos)