Pacem in terris   

Iglesia de Santa María de la Asunción (Guadalcanal)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Para otros usos de este término, véase Iglesia de Santa María de la Asunción.

Torre y portada de la Iglesia de Santa María de la Asunción de Guadalcanal.

La Iglesia de Santa María de la Asunción de Guadalcanal responde en parte a la corriente mudéjar propia de la época de su construcción y a la tendencia que se siguió en esta zona de la Sierra Norte sevillana, en la que el gótico de los vencedores y el almohade de los vencidos se unieron dando lugar a nuevas fórmulas arquitectónicas.

Historia

La construcción de esta iglesia data de los siglos XIV y XV, siendo ampliada posteriormente durante los siglos XVI y XVIII.

Del siglo XV es la capilla sacramental; la portada de la nave izquierda es de principios del siglo XVI, y las capillas de la cabecera de las naves laterales de mediados de ese mismo siglo.

En el siglo XVIII fue remodelado el interior del templo.

Iglesia

La iglesia se levanta sobre parte de la antigua muralla defensiva de la población, y de ahí la extraña orientación de su fachada norte, y el arco de herradura que describe la puerta de la Sacristía.

Se trata de un templo de planta basilical y tres naves, que primitivamente estuvieron cubiertas con armadura de madera, acabando la central en una cabecera poligonal y las laterales en cabeceras planas, en cuya parte superior una de ellas conserva un óculo de cinco lóbulos.

En su interior presenta arcos transversales, siendo apuntados los del centro, descansando éstos sobre pilares cruciformes, que, salvo el alicatado de la parte inferior, no ha sufrido modificación alguna. Como suele ocurrir en las iglesias gótico-mudéjares de la zona, es en el presbiterio donde predomina el estilo gótico, pues se cubre con bóveda de crucería octogonal u ochavada, con un tramo previo sexpartito mediante un nervio central en espinazo decorado con dientes de sierra.

Pertenecen también, a este período constructivo los capiteles de los baquetones en forma de tronco de pirámide invertida con figuras de gran tosquedad; un decorado de estrellas próximo a la escalera del coro y algunos ventanales, destacando el que se encuentra oculto por el retablo mayor y el que hay en la nave de la Epístola, formado por un óculo central y dos arcos unidos por un parteluz.

La iglesia estuvo en un principio aislada y no adosada a la manzana, como hoy se encuentra; así lo demuestran unas pequeñas ventanas con arcos de herradura que advertimos en dependencias del lado de la Epístola y que debieron corresponder a la fachada sur. Una interesante portada, de espléndida composición, en la que persisten numerosos elementos del goticismo decadente, da acceso a este templo. Muy importante es también su torre, de base rectangular, alta y robusta, que se sitúa a los pies de la nave izquierda, levantándose sobre la primitiva muralla almohade.

La pila bautismal es mudéjar, con decoración de arcos de herradura apuntados, del siglo XIV.

A principio del siglo XVI se levanta el frontal del altar mayor, a base de azulejos de cuenca del tipo de bordados y reflejos dorados y azules. De traza gótica son la bóveda y la reja de la Capilla del Sagrario. Poco después se realizan la bóveda rebajada y casetonada de la Capilla del Cristo Amarrado y la oval del testero de La Milagrosa, ambas renacentistas. De la misma época y estilo son las rejas que comunican estas capillas con el presbiterio, compuestas por dos cuerpos de balaustres y barrotes entorchados con rica crestería y cruz; ángeles, grifos y otros elementos decorativos, semejantes a los que separan ambas naves colaterales y a la que -aunque algo más simplificada- se halla en la Capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

En el lado de la Epístola de la capilla mayor existe una puerta que sale a la sacristía rematada por un frontón semicircular, en cuyo friso una inscripción nos informa que "ESTA SACRISTÍA SE HIZO SIENDO MAYORDOMO FRANCISCO XIMENEZ SOTOMAYOR, REGIDOR PERPETUO. LA GLORIA SEA A DIOS". Y en la misma época se ejecutó asimismo el frontal del lado opuesto de este altar, a base de azulejos planos con motivos florales, en cuyo centro se halla una gran cartera con un escudo cardenalicio.

Uno de los más remotos vestigios sepulcrales se encuentra en el muro de la nave del Evangelio, junto a la verja de la Capilla de La Milagrosa, consistente en una lápida de caracteres monacales y cenefa gótica, que reza:

AQI JAZ LOURENÇO MORIS CLERICO SERVUS D DIOS NATURAL DE ESENABRIA E FINO EL POSTREMERO DIA DE N OVEMBRO E DE MCCC VI ANNOS REQISCAT I PACE

El único resto romano de que se tiene constancia en la población se halla a la entrada de este templo. Se trata de un capitel compuesto, de mármol blanco, ahuecado para servir de pila de agua bendita.

Entre sus bienes muebles, existen numerosos elementos de orfebrería de valor en esta iglesia, como son:

  • Un ostensorio de plata dorada y cincelada, formado por una base lobulada decorada con relieves de bustos de guerreros que soportan un templete de dos cuerpos, fechable en el último tercio del siglo XVI.
  • Ostensorio de plata repujada y dorada, de estilo imperio, fechable hacia 1800.
  • Cruz parroquial de plata cincelada y dorada. Nudo de forma arquitectónica decorado con figuras de los evangelistas y en la cruz relieves de la Asunción de la Virgen, San Pedro, San Pablo, Santa Catalina, San Lorenzo, Santiago y María Magdalena. Es fechable hacia 1600.
  • Copón de plata dorada con decoración de gallones y punteado en la copa de temas vegetales, del primer cuarto de siglo XVII.
  • Copón de plata dorada con gallones y astil torneado del siglo XVIII. Lleva el punzón de la ciudad de México.
  • Hostiario de plata en forma de caja circular cubierta por tapa cónica de gallones, decorado con una inscripción en caracteres góticos que dice "Pange Lingua" y una banda calada gótica en la base. Fechable en el segundo cuarto del siglo XVI.
  • Cáliz de plata cincelada y dorada con decoración manierista de cintas planas, carteras y querubes, del último cuarto del siglo XVI.
  • Cáliz de plata lisa fechable en la primera mitad del siglo XVII.
  • Cáliz de plata repujada y dorada con decoración de fines del rococó, de hacia 1800, con los punzones Luque/Martínez y la marca de Córdoba.
  • Portapaz de metal dorado con un relieve de la Resurrección. Fechable hacia 1600.
  • Dos navetas de plata repujada con decoración de estilo imperio de principios del siglo XIX, con la marca de Sevilla y el punzón de Flores.
  • Naveta de plata repujada con decoración de fines del rococó, fechable en los últimos años del siglo XVIII.
  • Vaso de óleos de plata grabada con decoración de cintas planas y carteras, fechable a finales del siglo XVI. Crismeras de plata lisa, de principios del siglo XVII.
  • Lámpara de plata repujada de estilo imperio, de principios del siglo XIX.
  • Incensario de plata repujada de estilo imperio, de hacia 1800.
  • Dos ciriales de plata de principios del siglo XIX.

Esta iglesia de Santa María la Mayor o de la Asunción es Filial Perpetua de la Basílica Patriarcal Liberiana de Roma.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Iglesia de Santa María de la Asunción (Guadalcanal)

Valora este artículo

3.0/5 (9 votos)