Pacem in terris   

Patronazgo de Sevilla

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Son varios santos y advocaciones de la Virgen María quienes comparten el patronazgo de Sevilla.

Patronazgo tradicional

A este respecto cabe discriminar en los patronos a los anteriores y posteriores al pontificado de Urbano VIII (1623-1644), ya que los segundos corresponden a los considerados como tales santos a partir del reconocimiento papal, en tanto que los precedentes simplemente quedaban reconocidos de hecho al ser santos cuyo culto existía desde tiempo inmemorial[1].

Santa Justa

«Santas Justa y Rufina» (Murillo, 1666), protectoras de la Giralda.
Artículo principal: Santa Justa

Santa Rufina

Artículo principal: Santa Rufina

Ambas hermanas Santa Justa y Santa Rufina sufrieron el martirio en el año 287 y son consideras patronas y protectoras de la ciudad secularmente, se les atribuye su intercesión para proteger de daños la Catedral y la Giralda, a la que según la tradición popular abrazarían para evitar su derrumbe, durante el terremoto de Carmona del 5 de abril de 1504 y el terremoto de Lisboa de 1755.

La festividad de estas santas es de precepto en la ciudad de Sevilla desde 1563[2].

San Leandro

Artículo principal: San Leandro de Sevilla

El obispo San Leandro (h.534-h. 600), junto con su hermano San Isidoro, han sido considerados desde tiempo inmemorial protectores de la Diócesis hispalense y patronos de la ciudad de Sevilla, figurando ambos en el escudo de la ciudad.

San Clemente

Sevilla es tomada por el rey Fernando III el 23 de noviembre de 1248, día de San Clemente, por lo que se le atribuye a este pontífice el patronazgo de la ciudad; citándosele de este modo en algún texto eclesiástico, como en la documentación relativa al traslado de los restos del santo rey a la capilla Real de la catedral en 1579[3].

San Hermenegildo

San Hermenegildo (564-585) fue canonizado en 1585 por el Papa Sixto V como mártir, siendo venerado en Sevilla con gran devoción de muy antiguo, se desconoce desde cuando se le considera patrón de la ciudad, pero existen numerosos escritos en los que así se le contempla a partir de 1587[4], [5] y [3].

Patronazgo oficial

Virgen de la Sede

Cuando tiene lugar la Reconquista cristiana de la ciudad en 1248, la aljama al-Moharrem es convertida en catedral y el propio rey Fernando III deposita una Virgen en su altar mayor, posteriormente el obispo de Segovia y gobernador de la catedral y el arzobispado Raimundo de Losana (don Remondo) entronizará esta imagen, la «Virgen de la Sede», a cuya advocación dedica el templo, por lo que se denominará catedral de Santa María de la Sede; nombrando a «Nuestra Señora de la Sede» patrona de la sede episcopal, esto es, en sentido estricto patrona de la catedral, pero en un sentido más amplio de la ciudad en donde dicho templo se ubica, Sevilla[3] y [6].

Virgen de la Hiniesta

La «Virgen de la Hiniesta» (Gloriosa) es considerada, desde 1649, por el Ayuntamiento de Sevilla como su patrona y protectora, debido a su intercesión en la finalización de la epidemia de peste. Así mismo, se la considera patrona de la ciudad.

San Fernando

Artículo principal: Fernando III de Castilla

El Papa Clemente X canoniza a Fernando III «el Santo» el 7 de febrero de 1671, y dos años después, en 1673, ordena a la Diócesis de Sevilla a considerar tal día festivo; siendo nombrado patrón de Sevilla por haber reconquistado para la cristiandad la ciudad en 1248.

A partir del 30 de mayo de 1679, el Ayuntamiento hispalense adopta igualmente la festividad de manera oficial. No obstante, la tradición lo consideraba protector de la ciudad desde tiempo inmemorial[7].

San Isidoro

Artículo principal: San Isidoro de Sevilla

El obispo San Isidoro venía siendo considerado el principal patrón de la Diócesis hispalense durante siglos; por ello, a instancias del cabildo metroplitano y el ayuntamiento sevillano, el arzobispo de Sevilla Luis de la Lastra y Cuesta dirige al Papa Pío IX el 11 de noviembre de 1868 un escrito de súplica para solicitarle que confirmara tal patronato. El Papa decretará el 23 de julio de ese mismo año a través de la Sagrada Congregación de Ritos el patronazgo de San Isidoro[8].

Virgen de los Reyes

Artículo principal: Virgen de los Reyes

A petición del cabildo, estando el escrito de súplica firmado por el arzobispo Pedro Segura y Sáenz, el 15 de agosto de 1946 la «Virgen de los Reyes» es proclamada patrona de la ciudad de Sevilla y de su Archidiócesis por el Papa Pío XII, dando oficialidad a una tradición secular.

Patronazgo atribuido

Igualmente existen otros casos en los que se les ha atribuido a estos el ser patronos de Sevilla con mayor o menor certidumbre, a veces fruto de creencias erróneas o poco avaladas.

Virgen del Pilar

Existe una leyenda por la que cuando Santiago apóstol llega a la península Ibérica para evangelizarla, lo hace por Hispalis, basándose en que la Baetica era la zona más rica de la Hispania romana. Entre sus discípulos habría uno al que bautizaría como Pío, por ser un hombre piadoso, y que le acompañaría en su viaje hasta el río Ebro; allí se les aperecería a ambos la Virgen María, todavía viva, sobre una columna o pilar. Santiago encargó a Pío que regresara a Sevilla y dada su habilidad para ello modelase una imagen en barro que asemejara la visión que habían tenido, la «Virgen del Pilar» se habría realizado en torno al año 40 y sería tomada por patrona de la ciudad hasta que con la llegada de la invasión musulmana del 711 se perdiese[9].

San Sebastián

Debido a las circunstancias que padeció durante su martirio, en la Edad Media adquirió San Sebastián importancia como abogado en las epidemias de peste que asolaron toda Europa y, por tanto, Sevilla. Muchos de los fallecidos fueron enterrados cerca de la ermita de San Sebastíán, erigida a mediados del siglo XIV en el prado de San Sebastián, y que desde 1505 fue administrada por el cabildo catedralicio. El Papa León X concedió en 1517 indulgencias a quien escuchara misa en la festividad del santo, el 20 de enero, en la ermita, situada extramuros. Con motivo de la epidemia de 1576 fue acordado por el Ayuntamiento y el Cabildo la realización de una función solemne dicho día con una procesión de ambas corporaciones, desde la Catedral hasta la ermita y su regreso, con carácter anual, teniendo lugar con gran acompañamiento de gente y fervor popular al santo; la cual se celebró hasta 1869[10].

San Fabián

Los santos mártires San Sebastián y San Fabián, Papa, celebran su festividad el mismo día, el 20 de enero, por lo que fue creencia popular que al igual que se pensaba que San Sebastián ostentaba el patronazgo de Sevilla, debido a la repercusión que en la ciudad su día tenía, así mismo era San Fabián patrono de ella. En 1654 los calendarios sevillanos llevaron la novedad de poner en el 20 de enero a San Sebastián como patrón de la ciudad, permaneciendo así hasta 1750, en que se tenía por patronos de ésta a San Sebastián y a San Fabián[11].

Otros

San Laureano cuya misa fue de precepto durante muchos años, la «Virgen de Rocamador» (de San Lorenzo) y la «Virgen de la Antigua»[2] y [7].

Referencias

  1. La Canonización. Diócesis de Córdoba: página 10.
  2. 2,0 2,1 Noticia histórica del origen de los nombres de las calles de esta M.N.M.L. y M.H. ciudad de Sevilla, Félix González de León. Sevilla, 1839: pág XI.
  3. 3,0 3,1 3,2 Anales eclesiásticos y seculares de la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla, Diego Ortiz de Zúñiga. Tomo I. Biblioteca Virtual de Andalucía (Imprenta Real, Madrid, 1795).
  4. Historia de Sevilla en la qval se contienen svs antigvedades, grandezas, y cosas memorables en ella acontecidas desde sv fvndacion hasta nvestros tiempos, Alonso Morgado. Imprenta de Andrea Pescioni y Juan de León, Sevilla, 1587: pág. 341.
  5. Sermón predicado en Sevilla día del Inclito Martyr y Rey San Hermenegildo, patrón de la Ciudad, Francisco de León. Imprenta de Juan Serrano de Vargas y Ureña, Sevilla, 1619.
  6. Tradiciones y leyendas sevillanas, José María de Mena Calvo. Plaza & Janés, Madrid, 1985: pág. 23. ISBN 8401371996.
  7. 7,0 7,1 Dudas y certezas sobre el patronazgo, Juan Parejo. Diario de Sevilla, 30 de julio de 2015.
  8. Prelados Sevillanos o Episcopologio de la Santa Iglesia Metropolitana y Patriarcal de Sevilla, José Alonso Morgado. Biblioteca Virtual de Andalucía (Lib. e Imp. de Izquierdo y Comp., Sevilla, 1906): pág. 123 y 124.
  9. La Virgen del Pilar: una patrona de leyenda, Mario Daza. El Correo de Andalucía, 12 de octubre de 2016.
  10. San Sebastián, patrón defensor de la peste en Sevilla, Julio Mayo. ABC, 5 de febrero de 2018.
  11. Nuestra Señora de los Reyes y su historia, Juan Carrero Rodríguez. Ed. Rodríguez Castillejo, Sevilla, 1989 (2ª edición, 2010).

Especial:Contributors/Patronazgo de Sevilla

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)