Pacem in terris   

Patio de la Alcubilla (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Patio de la Alcubilla de los Reales Alcázares de Sevilla.

El jardín o patio de la Alcubilla, o patio del Tenis, forma parte de los Reales Alcázares de Sevilla.

Patio

El nombre de Alcubilla procede de la posible presencia de una «cubba», una alcoba (alcobilla) o un arca de agua.

Torre y lienzo de la muralla del patio de la Alcubilla.

De planta rectangular, su lado este se limita con la muralla islámica de los Alcázares, que linda con la calle Judería al otro lado del paño, coincidiendo con una de las torres de la fortificación.

En las excavaciones realizadas se ha encontrado, en las zanjas, cerámica del siglo XI en los niveles previos a la construcción del lienzo oriental de la muralla, datándose así mismo en dicho momento la ampliación al este de la cerca del Alcázar, cuyo muro se construye de cajones de tapial de zahorra y cadenas de ladrillo (de 28 x 14 x 4 cm), de forma similar a los de otros lienzos del siglo XII. En una pequeña parte del patio se pudo detectar un cambio en la orientación del muro que fue posible fechar en el s. XI, con una ruptura del muro pétreo debida a la disposición secundaria; así apareció por debajo el resto del muro original de tapial, con cimientos enterrados a 4 m del nivel del suelo del patio en el presente[1].

Arquería mudéjar de la galería norte.

Por su parte, el lado oeste del jardín de la Alcubilla da al corredor que comunica el apeadero alcazareño con el jardín del Chorrón. Desde dicho pasaje se abren tres accesos al patio, en los extremos uno a la galería norte y otro a la galería sur y, en medio, un tercero al centro del jardín. Además, existen varios ventanales que dan luminosidad a tal pasadizo; en tanto que en la segunda planta son sólo ventanas las que dan por esta fachada a la Alcubilla.

Los naranjos que había plantados en un principio en el jardín fueron eliminados en 1575, a la par que se construyó una alberca y una fuente con andenes. En este siglo XVI, pasado el de la Alcubilla estaba el jardín del Cidral, situado frente al cuarto del Cidral y construido en 1577.

Este patio está a un nivel rebajado respecto a su contorno, por lo que se han de salvar varios peldaños para acceder a la zona ajardinada, ya sea desde el mencionado pasaje o, en el acceso por el sur, desde el centro de la propia galería.

Su jardín se estructura por cuatro cuarteles o sectores rectangulares, rodeados por firme de solería que los circunscriben y, así, se conforma una especie de parrilla alrededor de las zonas de vegetación para el tránsito.

Se han conservado, provenientes del cuarto del Sol, los arcos mudéjares que ahora se ubican en la galería norte del patio, en su planta baja, ya que la arquería se da en ambas plantas en esta fachada.

La galería sur, por su lado, limita con el pabellón de la China, así denominado por haber sido construido durante el reinado de Felipe V para contener en él la colección de cerámica de la familia real, monarca éste que fue el primero de la dinastía Borbón hispana y que residió en los Reales Alcázares entre 1729 y 1733.

A principios del siglo XX la familia real —Alfonso XIII y Victoria Eugenia— construyó en este patio la primera pista de tenis de España, que en época posterior sería desmantelada, motivo por el cual se le conoce también como el patio del Tenis.

El elemento central del recinto es una decorativa fuente de mármol del siglo XVII, procedente del lamentablemente desaparecido palacio de Sánchez Dalp que se encontraba en la hispalense plaza del Duque, y que se instaló en este patio en los años 1970. En las grapas de la taza se puede leer «1600 FECIT / FUE / MANDADA / COLOCAR / POR / MSD / AÑO / 1907»[2].

Placa con un fragmento de «Ocnos» (Cernuda, 1942).

En el 2002 se colocó en la pared al este de la galería sur del recinto una de las siete placas dedicadas al poeta Luis Cernuda que se colocaron en la ciudad con motivo del centenario de su nacimiento, en ella se reproduce un fragmento de «Jardín antiguo», referido a este patio, publicado en su obra «Ocnos» (1942).

"Era el cielo de un azul límpido y puro, glorioso de luz y de calor. Entre las copas de las palmeras, más allá de las azoteas y galerías blancas que coronaba el jardín, una torre gris y ocre se erguía esbelta como el cáliz de una flor."

Luis Cernuda, «Ocnos» (1942).


Referencias

  1. Primera ampliación del Alcázar. El recinto II. Investigación. Alcázar de Sevilla.
  2. La fuente del palacio de Sánchez Dalp, Julio Domínguez Arjona. La Sevilla que no vemos, 17 de julio de 2012.

Bibliografía

Mapa de situación

Especial:Contributors/Patio de la Alcubilla (Sevilla)

Valora este artículo

5.0/5 (1 voto)