Pacem in terris   

Cantillana

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Para otros usos de este término, véase Cantillana (desambiguación).


Comarca:
Vega del Guadalquivir
Población:
9.744 habitantes.
Altitud:
32 metros.
Superficie Física:
107 km².
Gentilicio:
Cantillanero/a


Tabla de datos

Cantillana
País España
Ubicación 37º36'N 5º49'O
• Altitud 34 msnm
• Distancia 29 km a Sevilla
Superficie 107 km²
Población 9411 hab.
• Densidad 88,0 hab./km²
Gentilicio Cantillanero, ra
Código postal 41320

Descripción

Cantillana es una localidad de la provincia de Sevilla. En el año 2006 contaba con 9.744 habitantes. Su extensión superficial es de 107 km² y tiene una densidad de 88,0 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 36' N, 5º 49' O. Se encuentra situada a una altitud de 32 metros y a 29 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Geografía

Clima

Comunicaciones

Carreteras

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Cantillana.

Número de habitantes en los últimos diez años.

Evolución demográfica
1996 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
8.930 8.929 8.959 8.947 8.989 8.999 9.138 9.289 9.411 9.744


Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Cantillana.

Historia

Ver artículos sobre la historia de Cantillana.

Lugareños ilustres

Andrés López , bandolero.
Ricardo Lopez Cabrera , pintor.
Antonio Sanchez Palma, pintor.
José Pérez Ocaña , pintor.

Cultura

<br= "clear">

Discutido.png La veracidad de esta sección ha sido puesta en duda. Es necesario incorporar al mismo fuentes o referencias, verificables, de publicaciones acreditadas que respalden su contenido. De no hacerse, será tenida en consideración la procedencia de su borrado.
En la página de conversación puede consultar el debate al respecto.

Puntos de interés

Cantillana, conserva importantes vestigios de su rica historia, no obstante, otros muchos edificios han pasado a la historia con su lamentable destrucción como las antiguas murallas y la recientemente desaparecida iglesia del Convento Franciscano. Del patrimonio monumental de Cantillana destacan sus edificios religiosos.

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Es el templo principal de Cantillana, se trata de un edificio de grandes dimensiones, levantado gracias al mecenazgo de los Condes, que tenian su palacio junto al templo, comunicandose al mismo por una tribuna que aun se conserva sobre la Capilla Bautismal.

Las obras del edificio actual, comenzaron en 1555 y corrieron a cargo del maestro albañil Juan Pérez Caravallo. Se paralizaron y en 1619, las prosiguió Leonardo de Navas, siguiendo el diseño del arquitecto Protobarroco Diego López Bueno. En la segunda mitad del siglo XVIII se realizó la sacristía, se terminaron las cabeceras laterales y la decoración neoclásica en las molduras del templo, así mismo se construyo la esbelta y elevada torre con campanario neoclásico, obra del arquitecto sevillano Diego Antonio Díaz.

Del exterior destacan sus tres portadas neoclásicas y la mencionada torre que domina el blanco caserío de la población, así como los retablos cerámicos, el de la Asunción, el de la Divina Pastora (Ramos Rejano, 1952) a un lateral y el del Santísimo Cristo de la Misericordia (Luis M. López, 2006) a otro. Esta iglesia posee una bóveda subterránea o panteón que sirvió de lugar de enterramiento a varios miembros de la casa condal de Cantillana.

El templo, que bien podría considerarse como “la catedral de la vega” por su importante tamaño y su importancia histórica sobre el resto de parroquias del entorno, es de planta basilical con tres amplias naves. La central está cubierta por un bellísimo artesonado de mediados del XVI y las laterales por vigas de madera a un agua.

El presbiterio o capilla mayor se cubre con una artística bóveda que muestra un diseño de herrajes de tipo flamenco, notable por su complejidad y armonioso diseño curvilíneo, en la que figuran los escudos de los condes de Cantillana, patronos de esta capilla.

En los lamentables sucesos de 1936 se perdió la mayor parte del valiosísimo patrimonio de este templo como el retablo mayor, atribuido a Bernardo Simón de Pineda y Cristóbal de Guadix; Para sustituirlo, gracias al esfuerzo económico de todo el pueblo, se traslado desde Carmona el retablo mayor del convento de Santa Ana de aquella ciudad, que fue restaurado y adaptado a este emplazamiento. Del anterior retablo se pudo recuperar el ático del mismo y el relieve del misterio de la Asunción de la Virgen, que da titulo a la parroquia. Igualmente se perdieron numerosas tallas como la imagen renacentista de Santa María de la Granada, la Inmaculada Concepción, la virgen del Carmen... también la antigua custodia procesional y el grandioso monumento Eucarístico del Jueves Santo, y otras simplemente se eliminaron de su emplazamiento como el cuadro de las Ánimas Benditas que ocupaba el lateral derecho de la parroquia asuncionista.

El retablo mayor es obra del siglo XVIII, de Juan Gatica, posee tres calles divididas por grandes columnas salomónicas, en el centro aparece una imagen de la virgen en el misterio de la Asunción, que sale en procesión el 15 de agosto y en los laterales las imágenes de San Joaquín y Santa Ana y cuatro santos dominicos. En el ático del mismo, como hemos dicho, se encuentra el relieve que representa a la virgen asunta al cielo sobre el colegio apostólico.

En la capilla del Sagrario, en la cabecera de la nave izquierda, se encuentra un retablo del imaginero Jerónimo Hernández de Estrada presidido por una Inmaculada del XVII y en el que destaca la pintura de la Trinidad doliente y las imágenes de San Pedro y San Antonio, cercanas al circulo de Martínez Montañés. En otro retablo de la misma capilla se encuentra la pintura de la Virgen de Belén.

Un lugar emblemático del templo es el retablo y camarín de la Divina Pastora de las Almas, imagen que constituye uno de sus tesoros y que es símbolo y seña de identidad de este pueblo al ser una de sus principales devociones, esta parroquia es verdadero baluarte de la devoción pastoreña de Cantillana, en ella tiene desde su fundación en 1720, por el venerable Padre Fray Isidoro de Sevilla, su sede canónica la hermandad de la Divina Pastora y aquí se custodian sus insignias. El camarín, construido en 1901 gracias a la familia Palazuelos Morillas y al Beato Marcelo Spinola, cardenal arzobispo de Sevilla y Hermano Mayor perpetuo de la Hermandad, que autorizó la construcción del mismo; el camarín tiene pinturas murales de José María Labrador y de Ricardo López Cabrera, ilustre pintor cantillanero. La venerada imagen de la Divina Pastora es del primer cuarto del siglo XVIII, atribuida a Ruiz Gijón y es una bellísima representación de la Madre de Dios que Cantillana venera con apasionado fervor. Enmarcando el camarín se ubica desde 1955 el antiguo retablo mayor del Convento de San Francisco, obra barroca donde se encuentran también las imágenes de San Francisco de Asís, San Diego de Alcalá y San Francisco de Asís, de la escuela de Martínez Montañés.

En la misma nave se venera al Santísimo Cristo de la Misericordia (de Castillo Lastrucci, 1957), Santa María de la Caridad (Francisco Buiza, 1970) y San Juan Evangelista, titulares de la Hermandad Sacramental; en la cabecera de la nave derecha, en un retablo neoclásico, procedente del desaparecido convento Franciscano, se encuentra una imagen barroca del Patriarca San José.

En un retablo similar, de la misma procedencia se encuentra la Virgen de la Encarnación, imagen de vestir del siglo XVII que fue venerada como Inmaculada en el convento. Destacan también las imágenes del Cristo Atado a la Columna y del Cristo de las Misericordias “vulgo de San Felipe” y la cruz de rocalla del XVIII con espejuelos. Igualmente se conservan algunas pinturas y un órgano en el coro alto.

En el coro bajo, en un armario con puerta acristalada se encuentra el primitivo simpecado de la Divina Pastora, del primer cuarto del siglo XVIII, otra muestra de la devoción pastoreña que se respira por el templo.

En la Sacristía se conserva una importante colección de orfebrería como la custodia de torre del Corpus Christi (neobarroca, del siglo XX), el ostensorio de Damián de Castro (siglo XVIII) y diversos cálices, bandejas, custodias...; algunas dalmaticas de siglo XVIII y diversas pinturas, algunas del pintor local, Antonio Sánchez Palma.

Iglesia de San Bartolomé

Situada en la plaza principal del pueblo, es un interesante edificio del siglo XIV, de plata basilical con tres naves; la central se cubre de madera de artesa y las laterales con cubiertas de madera; las naves están separadas por arcos ojivales sobre pilares cilíndricos. De 1500 aproximadamente son las pinturas del ábside, con escenas franciscanas, actualmente ocultas. También este templo sufrió los estragos de la guerra civil española, auque se salvaron las imágenes mas importantes. Actualmente carece de retablo alguno, venerándose las imágenes en sencillos altares.

En el siglo XVIII se edifico la portada barroca rematada en artística espadaña. Presidiendo el templo se encuentran las imágenes de San Bartolomé, imagen antigua restaurada tras ser salvajemente dañada en la guerra civil; y la magen de la Asunción de la Virgen, talla de vestir de la escuela valenciana del siglo XIX muy restaurada en 1923. En la cabecera de la nave derecha se venera la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de gran devoción en la localidad, obra de autor desconocido del siglo XVII, próxima al circulo de Pedro Roldan; en su capilla destacan los frescos de su bóveda de medio cañón, del siglo XVIII con temática pasionista y la valiosa cruz de carey de 1711 realizada por Diego Calvete y con la cual procesionaba la imagen del señor. En la cabecera de la nave izquierda se encuentra la bellísima imagen de Nuestra Señora del Consuelo, dolorosa de finales del XVIII, atribuida a Juan de Astorga.

En la Iglesia hay varias pinturas de los siglos XVII y XVIII y un armario en el cual se custodian las insignias del Rosario de la Asunción de Nuestra Señora.

Desde esta iglesia sale el rosario de la vispera de la festividad de la Asuncion, el 14 de agosto.

En 1952 está hermandad inauguró el retablo cerámico con su titular que se encuentra en la fachada principal y que conmemora la proclamación del dogma asuncionista.

Iglesia del Dulce Nombre de Jesús y Santa Misericordia

Es un interesante edificio situado en el casco antiguo de Cantillana.

Santuario de Nuestra Señora de la Soledad

Situado al final de la Avenida de Nuestra Señora de la Soledad (popularmente conocida como “calzada”), antaño a las afueras del caserío, sobre una pequeña elevación dominando el casco urbano; en el se encuentra la venerada imagen de la Santísima Virgen de la Soledad, patrona y alcaldesa perpetua de Cantillana. Es un edificio de finales del siglo XVIII, bendecido en 1794, se construyo sobre un templo anterior destruido tras el terremoto de Lisboa. El templo es de una sola y amplia nave con crucero cubierto por una hermosa cúpula decorada con bellas yeserias en las cuales aparecen los cuatro evangelistas en las pechinas. La fachada se abre a un hermoso “porche” y se remata con una espadaña de dos cuerpos. En la misma aparece un azulejo con la imagen de la titular realizado en los años cincuenta por Ramos Rejano y dos azulejos en los cuales se narra la historia y títulos que ostenta la virgen, testimonios de la devoción que desde el siglo XVI han profesado los cantillaneros a la virgen bajo el titulo de María Santísima de la Soledad, estos azulejos han sido realizados en el 2005 por Luis M. López Hernández.

Los retablos del templo forman uno de los conjuntos mas armoniosos de la provincia de Sevilla por su unidad estilística; son obras de José Mayorga y Cayetano de la Cruz dentro del estilo neoclásico, constituyendo uno de los primeros retablos realizados en Sevilla dentro de este estilo. En el retablo mayor aparecen las imágenes del Arcángel San Miguel y el patriarca San José, atribuidas a Juan Bautista Petroni, y la imagen del Santísimo Cristo Yacente (Juan Santamaría en 1583); en el centro un gran arco da paso al camarín donde se venera a la imagen de la titular del templo y excelsa patrona de Cantillana, interesante escultura del siglo XVI que representa a la virgen dolorosa con rasgos que todavía recuerdan el gótico tardío, la devota imagen de la virgen, es veneradísima en Cantillana y prueba de ello es la enorme cantidad de personas que diariamente suben a su santuario a venerarla. Posee entre su ajuar importantes obras de bordado de Patrocinio López, las hermanas Antúnez o Juan Manuel Rodríguez Ojeda, expuestas en unas dependencias anexas al santuario. El camarín de la virgen, del mismo estilo del retablo es también muy interesante y en el centro de su bóveda aparece la paloma alusiva al Espíritu Santo así como atributos pasionarios. Muy interesantes son las dos portadas-retablos que dan acceso a la sacristía, y en las cuales se encuentran las imágenes de Santa Rita de Cascia y San Sebastián, patrón de Catillana.

En el crucero se encuentran dos retablos neoclásicos que alterna el color blanco con el oro fino y en los cuales se veneran las imágenes procesionales de San Juan Evangelista y María Magdalena, en la parte superior las imágenes de San Pedro y San Pablo, en un sencillo retablo en mármol se venera al Santísimo Cristo de la Agonía, crucificado de pasta, del siglo XVI, procedente del desaparecido cenobio franciscano. En las dependencias de la hermandad se guardan importantes piezas de su patrimonio como la valiosa urna o sepulcro de rocalla del siglo XVIII o el palio y manto de salida de nuestra Señora, bordados por Rodríguez Ojeda a finales del XIX. Nuestra Señora de la Soledad, es desde tempo inmemorial Augusta Patrona de Cantillana, esté titulo fue ratificado por la Santa Sede en 1919, en 1996 recibió la primera medalla de oro de la villa y en el 2005 el titulo de Alcaldesa mayor perpetua de la Villa de Cantillana, es por ello, por lo que a los pies de la señora se encuentra el bastón de mando, representativo de dicho titulo. Junto a la ermita se encuentra el cementerio municipal que lleva el nombre de la patrona y data del siglo XIX

Ermita Santuario de la Divina Pastora

A las afueras del pueblo.

En 1952 surge entre un numeroso grupo de pastoreños la idea de realizar una romería o gira campestre al pago de los Pajares, a dos kilómetros de la población en la mañana del día del besamanos. La brillante idea tomo en poco tiempo tanto auge que con previa autorización del Cardenal, el 30 de septiembre de 1956 se puso la primera piedra de esta ermita erigida para celebrar en ella la misa de romeros y otros cultos durante la romería, fue solemnemente bendecida por el Obispo auxiliar José María Cirarda Lachiondo el 30 de Septiembre de 1960, desde entonces acoge cada cinco años a la peregrina Imagen de la Pastora Divina y es lugar de celebración de numerosos cultos de la hermandad como la Misa Dominical, la celebración de la Navidad y la Candelaria y por supuesto la romería.

La ermita se construyo en solo tres años gracias a la generosa aportación de todos los Pastoreños que la levantaron aportando incluso los materiales para la construcción; el valor de este santuario que en el 2010 cumplirá cincuenta años, radica en lo sentimental, supone para los Pastoreños un valioso tesoro. El arquitecto sevillano Aurelio Gómez Millán llevó a cabo el diseño del mismo en estilo andaluz, su blanca silueta y la espadaña con sus tres campanas rematadas por jarrones de azucenas y cruz de cerrajería es inconfundible. En el interior se sitúa un retablo barroco con un hermoso lienzo de la Divina Pastora de Cantillana, realizado por el pintor sevillano Juan Antonio Rodríguez. Las vidrieras con escudos relacionados con la hermandad y figuras de santos fueron donaciones de hermanos, así como las campanas.

Torre del Reloj

Situado en el casco antiguo, es un torreón de la antigua muralla de la cual aun quedan restos semiocultos en diversos lugares.

Convento de San Francisco

En la calle San Francisco, conocida como la calle convento se encuentra parte del antiguo convento franciscano, su Iglesia (del siglo XVII convirtiendola en uno de los edificios mas antiguos del pueblo) a sido destruida por el ayuntamiento recientemente.

Antiguo Hospital de Todos los Santos

Plaza de Toros

La centenaria plaza de toros de Cantillana es una de las mas antiguas de la provincia de Sevilla, data de 1905 y es un edificio de traza popular capaz de albergar unas 3000 personas, fue inaugurada el 22 de junio de 1905, festividad del Santísimo Corpus Christi en una corrida en la cual torearon los diestros Manuel Reverte y Algabeño Chico. De la plaza destacan las bóvedas debajo de las gradas con arcos ojivales. En el 2004 fue realizada una afortunada restauración que ha supuesto devolverle uso a la plaza tras varios años abandonada y actualmente además de corridas de toros acoge a otros actos culturales o organizados por entidades locales, destacando la realización del espectáculo “como balan los caballos andaluces” de la real escuela de arte ecuestre de Jerez de la Frontera o la representación de la Opera Carmen de Salvador Távora, gracias a la Hermandad de la Divina Pastora.

En Cantillana hay gran afición taurina, por ello han nacido en Cantillana numerosos toreros, destacando Juan Solís Cantillana, Manolo Espinosa o Manuel Ruiz “Manili”, el famoso torero cantillanero que cosecho grandes exitos en la decada de los ochenta y salio varias veces por la puerta grande de las Ventas.

Gastronomía

Ver artículo sobre la gastronomía de Cantillana.

Fiestas

Ver artículo sobre las fiestas de Cantillana.

  • Cantillana cuenta con un extenso calendario festivo que comienza en el mes de enero con la fiesta del patrón, San Sebastián, el 20 de enero; celebrada con una comida campestre.
  • En febrero, fiesta de las candelas.
En febrero, Cantillana se prepara para celebrar la tradicional fiesta de “las candelas” o Candelaria, que tiene lugar el día 2 de Febrero, hasta hace poco, los vecinos encendían hogueras en las calles donde se quemaba el tradicional “juas”, desde hace unos años a comenzado la costumbre de celebrarse dicha fiesta en la Aldea de la Divina Pastora el sábado mas próximo. Está celebración tiene como momento cumbre la celebración de la Misa en la ermita Pastoreña y la presentación a la Divina Pastora de todos los niños nacidos durante el año. Por la tarde, cientos de peregrinos marchan desde el pueblo hasta la ermita cantando y bailando sevillanas a los sones del tamboril y tras la procesión de las velas y la Misa, las calles de los Pajares se visten de fiesta durante toda la madrugada con multitud de hogueras, cante y baile hasta el amanecer.
  • En Marzo o Abril tiene lugar la Semana Santa que cuenta con gran tradición y participación, conservando algunas peculiaridades que hacen diferente la semana santa de Cantillana. Comienza el Viernes de Dolores con la Función principal a la Patrona de la Villa que cierra los cultos cuaresmales de las hermandades y pone punto final al Solemne Septenario.
El Sábado de Pasión recorre las calles del pueblo la agrupación parroquial de la Sagrada Entrada en Jerusalén “la Borriquita” la mas reciente de las corporaciones locales.
En la noche del Miércoles Santo hace estación de penitencia la hermandad sacramental del Santísimo Cristo de la Misericordia, la imagen del crucificado procesiona por las oscuras calles del pueblo en austera procesión acompañado de música de capilla y por alrededor de cuatrocientos nazarenos, el silencio y la sobriedad son las notas predominantes en esta procesión.
El Jueves Santo tiene lugar la celebración de los Santos Oficios en la Parroquia donde se coloca el monumento para la Adoración Eucarística. A las siete de la tarde, desde la ermita de San Bartolomé, sale la Virgen del Consuelo que recorre las calles del pueblo y realiza estación de penitencia en la Parroquial de La Asunción.
En la madrugada del Viernes Santo, Nuestro Padre Jesús Nazareno, señor del gremio de pescadores”, recorre desde San Bartolomé las calles del pueblo acompañado de la devoción de los cantillaneros, tradicionalmente esta procesión carece de cuerpo de nazarenos. Uno de los momentos representativos de la semana santa en Cantillana se produce con la llegada del Señor al Palacio donde se domina la fértil vega del Guadalquivir y el antiguo cauce del río, al amanecer del viernes santo, el nazareno bendice en ese lugar los campos de Cantillana y antiguamente también el río. Posteriormente en la Iglesia parroquial tiene lugar el tradicional “sermón de Jesús” en el cual se canta la sentencia de Pilatos y el Canto del Ángel; a continuación, regresa a su capilla donde llega sobre las doce del mediodía.
El Viernes Santo es uno de los días grandes de Cantillana, por la mañana todo el pueblo acude a la ermita de la Soledad para postrarse a las plantas de la patrona, es otro momento característico de la semana santa cantillanera, el río humano que sube calzada arriba para contemplar la imagen de la virgen en su paso de palio dispuesta para recorrer las calles de su pueblo.
A las siete de la tarde comienza la estación de penitencia del Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad acompañada de todo el pueblo, En el primer paso figura San Juan y la Magdalena junto a la cruz de la que pende el sudario. La virgen de la Soledad procesiona en un valioso paso de palio con bordados de Rodríguez Ojeda. A las dos de la madrugada, tras hacer estación en la Parroquia; la virgen entra de nuevo en su casa tras tener lugar la tradicional “puja” en la cual se subastan las maniguetas del paso.
  • En la tercera semana de Mayo tiene lugar otra de las fiestas del ciclo festivo Pastoreño de Cantillana, es el triduo en honor de la Madre del Buen Pastor, que culmina el tercer domingo con el rosario de la Aurora y el besamanos a la Divina Pastora en el cual cientos de niños con atuendos pastoriles realizan una ofrenda floral a la virgen.
  • En Junio tiene lugar la celebración del Corpus Christi; en la tarde de la víspera, el Niño Jesús de la Misericordia es trasladado desde su ermita hasta la parroquia.
El domingo, festividad del Corpus, Cantillana se engalana para recibir a Jesús Sacramentado sobre una alfombra de romero, juncia y mastranto, se montan altares y recorre en procesión el Santísimo en su custodia de plata y los pasos del Niño de Dios y San José.
  • También en junio tiene lugar la feria local que abre paso a las verbenas de las barriadas de la Fuentezuela y la Monta que tienen lugar durante el verano.
  • El 15 de agosto tiene lugar la fiesta de Nuestra Señora de la Asunción, que procesiona el día de su festividad, las fiestas se complementan con la novena y los traslados de insignias desde la Iglesia de San Bartolomé a la parroquia el 14 y viceversa el 23 del mismo mes; la hermandad de la Asunción celebra el penúltimo fin de semana de Septiembre la fiesta de la Subida que cuenta con actos como la coronación de la reina de las fiestas, carreras de cintas; bailes, actuaciones musicales y salida del simpecado Asuncionista por las calles del pueblo, el acto final de esta fiesta es la subida de la imagen de la Asunción.
  • En el ultimo fin de semana de Agosto tiene lugar la romería de San Benito Abad durante la cual miles de cantillaneros acuden en peregrinación hasta el santuario de San Benito a cerca de treinta kilómetros de la población en el termino municipal de Castilblanco de los Arroyos de donde es patrón. La hermandad de Cantillana acude con su estandarte a los actos de la romería trasladándolo hasta el santuario en carreta tirada por bueyes.
  • El 8 de septiembre procesiona la Divina Pastora y la ultima semana de septiembre la romeria.
En Septiembre, tienen lugar las fiestas de la Divina Pastora de las Almas, declaradas de interés turístico nacional; para ellas, el pueblo entero se engalana con banderas nacionales, arcos de triunfo... comienzan el 31 de Agosto con la denominada “entrada de Septiembre” en la cual se traslada la imagen de la Divina Pastora desde su camarín al altar mayor de la Parroquia, seguidamente se canta el himno Pastoreño y en la plaza del llano tiene lugar un toro de fuego y una velada musical.
La novena que comienza el primer sábado de septiembre se celebra en la parroquia ante la Divina Pastora situada en el “risco”.
El risco es una de las peculiaridades de estas fiestas, es un altar bucólico del siglo XVIII, propio de la advocación pastoreña siendo el único lugar del mundo que lo mantiene esta parroquia de Cantillana. Se trata de un monte a base de corcho, lentisco y flores, donde se sitúa la bellísima imagen de la Divina Pastora, los diversos elementos del risco están llenos de simbolismo.
En los días principales de las fiestas recorren las calles de Cantillana varias parejas de señoritas con huchas de plata pidiendo limosna para la virgen, son las llamadas “demandantas”, la mujer tiene especial importancia en estas fiestas, pues la hermandad de la Divina Pastora estuvo regida por señoras hasta época relativamente reciente, 1980.
La enorme cantidad de cohetes que se queman en estas fiestas y las prestigiosas bandas de música que en ellas participan son otras características que hacen que miles de personas lleguen a Cantillana durante estos días, pues la fama de estas fiestas se extiende por toda la región.
El día 7 de septiembre, tras la novena, tiene lugar el santo Rosario de Hermanas, en el cual mas de cuatrocientas señoras luciendo la clásica mantilla española acompañan el simpecado de la Divina Pastora por las calles del pueblo. La organización de este es prácticamente igual que en sus orígenes en el siglo XVIII, aunque con el tiempo se ha suprimido el rezo del rosario y dos bandas de música acompaña el cortejo.
El día principal de las fiestas pastoreñas, es el 8 de Septiembre. Al amanecer del día, el estruendo de miles de cohetes y la diana de las bandas de música despierta a los cantillaneros que con sus mejores galas se dirigen a la parroquia para asistir al función principal de Instituto a la que asisten todas las autoridades del pueblo. Durante todo el día el ambiente festivo se respira por todo el pueblo y la iglesia permanece abierta mientras que miles de personas se acercan a venerar a la Divina Pastora en su paso.
A las diez de la noche rodeada de miles de devotos, la Divina Pastora recorre en triunfal procesión de gloria las calles de su pueblo entre la devoción desbordada de los pastoreños, En la calle Martín Rey la Virgen es despojada de su sombrero bajo una lluvia de pétalos de rosas y suelta de paloma, fuegos artificio y la explosión de jubilo del pueblo. Esta procesión de la Pastora Divina supone horas intentas de festividad, viviéndose con intenso y apasionado fervor.
El ultimo día de la novena tiene lugar una procesión Eucarística y sale nuevamente desde la parroquia, como mandan las reglas, el rosario de hermanas, al regreso al templo se canta el himno pastoreño. Con la entrada del Rosario en la parroquia finaliza la primera parte de estas fiestas pastoreñas de Cantillana, declaradas fiesta de interés turístico nacional de Andalucía y que duran toda la primera quincena de Septiembre.
Pero Septiembre, se cierra con la incomparable romería que cierra con broche de oro las fiestas del pueblo de Cantillana, declarada también de interés turístico nacional. Los actos duran toda la semana previa al ultimo domingo del mes con diversos actos como el rosario preparatorio, la exaltación de la romería, la coronación de las romeras mayor e infantil y el pregón. El sábado por la mañana sale desde la parroquia el simpecado de la Divina Pastora para dirigirse al santuario en los Pajares en la carreta de plata tirada por bueyes acompañado de miles de romeros, cientos de caballistas y numerosas galeras bellamente exornadas. El cruce de la comitiva por el río Viar es uno de los momentos del camino de ida. En la aldea de los Pajares tienen lugar varios actos como el recibimiento de las hermandades, el rosario o la misa de Romeros; cada cinco años y en ocasiones especiales, la Divina Pastora acude a su santuario donde está expuesta en besamanos durante todo el domingo. Al atardecer del domingo se emprende el camino de regreso en el cual destaca el paso nocturno por el río Viar en el cual se alumbra al santuario por cientos de luces de bengalas y la apoteósica entrada en el pueblo entre cantes y bailes por sevillanas y la quema de varios castillos de fuegos artificiales, la ofrenda floral de los caballistas en la plaza principal o la entrada en la parroquia donde la Divina Pastora está expuesta en devoto besamanos.

Semana Santa

Artesania

Destaca la realización de los enrejados de mantones de Manila que desde el siglo XIX vienen realizando las mujeres cantillaneras, tambien es tipica la guarnicioneria y la alfareria.

Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Cantillana.

Centros de salud

Situado a la salida de la población hacía Lora del Río es un moderno edificio, en una encuesta realizada por IU los Cantillaneros dan un 3 de nota al servicio del centro de Salud.

Centros educativos

  • Centro Guadalinfo de Cantillana.

Deportes

Referencias

Entradas relacionadas

Enlaces externos


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en español bajo la licencia CC-by-sa.

Especial:Contributors/Cantillana

Valora este artículo

3.4/5 (12 votos)