Pacem in terris   

Santísimo Cristo del Buen Fin (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Santísimo Cristo de El Buen Fin, de Sevilla, en un retablo cerámico junto a la portada de su sede, la iglesia de San Antonio de Padua.

El Santísimo Cristo del Buen Fin de Sevilla es una escultura procesional titular de la Hermandad de El Buen Fin de esta ciudad.

Historia

La talla de este Crucificado, atribuida durante bastante tiempo a la producción de Juan de Mesa, es actualmente una obra documentada de Sebastián Rodríguez, a quien se lo encarga el 4 de octubre de 1645 la Cofradía del Santo Sudario de Jesucristo y Madre de Dios de la Palma, con sede canónica en el franciscano convento de San Antonio de Padua.

En el contrato se acuerda que el Cristo, de tamaño natural, ya esté expirado, realizado en madera de cedro, y tallado "lo mejor que sea posible". Su precio se fijó en 150 ducados, debiendo entregarse a los dos meses y medio de la fecha del encargo, por lo que se acabó en dicho año, 1645.

Tras la ocupación de Sevilla por las tropas napoleónicas la imagen es trasladada a la iglesia del Salvador, donde queda depositada hasta 1909, año en que los cofrades lo reclaman para reorganizar su Hermandad.

Descripción

Se trata por tanto de un Crucificado que representa a Cristo muerto, de 1,66 metros de altura, realizado en madera y policromada por el pintor Manuel Rodríguez.

Realizado siguiendo los modelos iconográficos de Mesa, pueden detectarse en la talla ciertos rasgos que se alejan un poco del estado de laxitud que se representa, quizás explicado por las prisas con que fue realizada la obra.

Restauraciones

La imagen del Santísimo Cristo del Buen Fin de Sevilla fue restaurada en el año 1979 por el escultor Luis Ortega Bru, en una intervención en la que afianzó algunos ensambles y resanó la policromía.

Sede

El Santísimo Cristo del Buen Fin recibe culto en su sede en la iglesia del convento de San Antonio de Padua, situado en la calle San Vicente de Sevilla.

Salida procesional

Tiene su salida procesional acompañando a su Hermandad en estación de penitencia desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral en la tarde-noche del Miércoles Santo de la Semana Santa sevillana, y lo hace seguido en su paso de palio por la Virgen Nuestra Señora de la Palma, titular asimismo de la Hermandad.

Esta imagen ha procesionado durante años junto con un grupo escultórico realizado en 1972 por Luis Álvarez Duarte. En él se incluían distintas imágenes, como María Magdalena y los Santos Varones.

En la actualidad el Cristo del Buen Fin procesiona solo, en un paso de madera tallado y dorado en estilo barroco, restaurado y dorado por los talleres de Antonio Díaz Fernández en 1981. A principios del siglo XXI la talla de este Cristo cuenta con tres juegos de Potencias siendo el primero de ellos del año 1943, realizado en plata y oro por el orfebre Eduardo Seco Imberg.

Bibliografía

  • Cuando Cristo pasa por Sevilla: escultura, iconografía y devoción, Juan Manuel González Gómez. En: Sevilla Penitente, volumen II. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/Santísimo Cristo del Buen Fin (Sevilla)

Valora este artículo

3.0/5 (4 votos)