Pacem in terris   

Hermandad de El Buen Fin (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Retablo cerámico de la Hermandad de El Buen Fin de Sevilla, en la fachada de la iglesia de San Antonio de Padua de esta ciudad.

Real, Ilustre, Antigua, Fervorosa y Franciscana Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos del Santo Sudario, Santísimo Cristo del Buen Fin y Nuestra Señora de la Palma de Sevilla, conocida comunmente como Hermandad de El Buen Fin.

Historia

Se cree que esta Hermandad fue fundada hacia el año 1590 por un grupo de feligreses de la San Juan de la Palma.

Existe constancia de que la Hermandad ya se encontraba en la Iglesia de San Andrés en 1596, redactando constituciones para su gobierno en 1593. En ellas se establece hacer estación de penitencia a la catedral todos los Miércoles Santo, en una procesión donde debía figurar un Crucificado o un Calvario y una Dolorosa en andas o parigüelas portando el Santo Sudario en las manos.

En 1605 se establece contrato con la comunidad de frailes de San Antonio de Padua para construir una capilla en la iglesia que por entonces se estaba edificando, residiendo en ella durante algunas décadas.

En el año 1623 y con la reducción de Cofradías, se une con la de Nuestra Señora de la Hiniesta, pasando luego un período de florecimiento con importantes mejoras en su patrimonio y realizando estaciones de penitencia con cierta regularidad. En 1645 encargan una imagen de Crucificado al maestro escultor Sebastián Rodríguez, que todavía hoy se conserva como imagen titular.

Se sabe que en 1670 la Cofradía procesionaba hasta la catedral en la tarde del Miércoles Santo: el Santo Sudario era portado por varios religiosos y el Crucificado y la Virgen de la Palma en pasos cargados a hombros por los cofrades.

Al año siguiente se une a una Hermandad fundada en 1624 llamada de Santa Lucía y Ánimas del Purgatorio y con nuevas Reglas se constituyen en Esclavitud. En las Reglas se decide ho hacer más estación de penitencia, realizando la procesión del Santo Sudario en el Domingo de Ramos por el interior del convento.

Con otras nuevas Reglas aprobadas en 1790 por el Consejo de Castilla, la Esclavitud continuó sus fines, distinguiéndose en sus cultos. Pero al cerrarse la iglesia conventual la Hermandad se disolvió pasando la imagen del Crucificado a la Iglesia del Salvador.

Casi cien años más tarde, en 1882, unos cofrades en la Iglesia de San Lorenzo deciden reorganizar la Hermandad; y aún aprobadas sus Reglas tuvieron dificultad por parte de los franciscanos, que no estaban por cederles el Crucificado. Por ello pasaron a la Iglesia de San Pedro, donde dieron culto a otro Crucificado, el Cristo de Burgos. Años después, unos cofrades del Barrio de San Vicente piden de nuevo en 1908 la creación de la Hermandad, pasando otra vez al franciscano convento de San Antonio de Padua, donde obtenienen la restitución del Crucificado del Buen Fin, y fijando su salida procesional en la tarde del Miércoles Santo.

Pasos

La Hermandad procesiona con dos pasos que aparecen presididos por sus titulares, el Santísimo Cristo del Buen Fin y Nuestra Señora de la Palma.

Sede

Tiene su sede canónica en la iglesia de San Antonio de Padua de los Padres Franciscanos de Sevilla.

Salida procesional

La Hermandad de El Buen Fin realiza su estación de penitencia desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral en la tarde-noche del Miércoles Santo de la Semana Santa sevillana.

Bibliografía

  • Federico García de la Concha Delgado y Joaquín de la Peña Fernández: Historia de las Hermandades de Penitencia. En: Sevilla Penitente. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Galerías

Imágenes Cofrades Fran Granado

Enlaces externos

Especial:Contributors/Hermandad de El Buen Fin (Sevilla)

Valora este artículo

2.6/5 (5 votos)