Rodrigo Fernández de Santaella

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Rodrigo Fernández de Santaella, estatua en la Real Fábrica de Tabacos realizada por Gonzalo Bilbao en 1900.

Rodrigo Fernández de Santaella y Córdoba, más conocido como Maese Rodrigo, fue un personaje de extraordinaria importancia en la vida religiosa, cultural y social sevillana de finales del siglo XV y principios del XVI, siendo su principal mérito el haber sido el fundador de la Universidad de Sevilla.

Biografía

Nacido en Carmona el 15 de diciembre de 1444, la primera etapa de su vida es poco conocida, siendo sus primeras referencias del año 1467 cuando, ya clérigo de la diócesis sevillana y bachiller en Teología, es presentado para una beca en el Colegio de San Clemente de los Españoles de la ciudad italiana de Bolonia.

Allí residió durante ocho años, siendo elegido en 1469 por el Claustro del Colegio para regir la cátedra de Teología.

Doctorado en Teología y en Artes, en Bolonia alcanzó una notable formación jurídica, como pudo demostrar en distintos tratados y trabajos realizados al frente de la iglesia de Sevilla. Buen orador y con estudios de hebreo y griego, se formó en literatura antigua, medieval y moderna, y adquirió conocimientos humanísticos en base a los nuevos criterios racionales del Renacimiento.

En 1475 marchó a Roma, donde entró en contacto con otros humanistas y con el papa Sixto IV, ante cuya curia tuvo ocasión de demostrar la capacidad de su oratoria. Su fama alcanzó a los Reyes Católicos, quienes le nombraron visitador del reino de Sicilia, donde compuso su “Vocabularium ecclesiasticum”, incunable de 1496 dedicado a la reina Isabel.

Hacia 1482 obtiene la canonjía hispalense, permaneciendo en España hasta 1490, año en que marcha a Roma, volviendo antes de final de siglo para quedarse ya definitivamente en la diócesis de Sevilla.

Fue durante unos meses Provisor en Sede vacante de la diócesis hispalense (1504), tras la muerte del arzobispo Juan de Zúñiga, siendo por entonces en la práctica el alma de la iglesia de Sevilla, presidiendo con frecuencia las reuniones del cabildo en ausencia del arzobispo.

Tomó la decisión de fundar un "Colegio para estudiantes pobres", para lo cual en 1503 compró un solar próximo al Postigo de Jerez que habían pertenecido al Monasterio de Madre de Dios, iniciando a su costa la construcción del edificio y su capilla, que por su devoción mariana mandó llamar Colegio de Santa María de Jesús.

Santaella fue un personaje erudito, que publicó tratados eclesiásticos como un “Manual de doctrina”, el “Arte del bien morir” o un Tratado de la inmortalidad del alma”. Además tuvo interés por el derecho, la poesía, la oratoria, la moral, la política, la economía y otras artes generales. Su carácter de erudito renacentista le llevó a traducir el "Viaje de Marco Polo", libro que se editó hasta tres veces antes de su muerte.

Al igual que otros miembros del Cabildo de la Catedral hispalense, Santaella estuvo interesado por el mundo de las artes; así, contrató con Alejo Fernández el retablo que decora el altar de la Capilla del Colegio, con una tabla central donde aparece la figura del propio Santaella a los pies de la Virgen -pintura realizada en 1520, por tanto varios años después de su fallecimiento- e intervino para la continuidad del escultor Miguel Florentín en las obras de la Catedral, y para la contratación del ceramista Niculoso Pisano, que vidriaría los azulejos del cimborrio del primer temlo sevillano.

Fernández de Santaella murió el 20 de enero de 1509, siendo enterrado en la Capilla del Colegio, bendecida por el obispo fray Reginaldo Romero el 17 de mayo de 1506 y que aún persiste actualmente en la Puerta de Jerez.

Capilla de Don Rodrigo

Artículo principal: Capilla de Don Rodrigo
Capilla de Don Rodrigo, único vestigio hoy del antiguo Colegio-Universidad de santa María de Jesús de Sevilla
.

Con su entrada algo retranqueada a través de la Avenida de la Constitución, se trata de una pequeña capilla de estilo gótico-mudéjar, único resto hoy existente del que fuera antiguo Colegio-Universidad de Santa María de Jesús.

Realizada en una sola nave en 1514, su fachada principal presenta una pequeña portada realizada en ladrillo que combina dos tonos de color, y que consta de un sencillo arco conopial enmarcado por alfiz.

En 1822 fue suprimido el Colegio, aplicando sus bienes a la Universidad, siendo clausurado definitivamente en 1836. El edificio fue cedido a la diócesis que lo destinó a Seminario conciliar, siendo derribado finalmente en 1920 para el ensanche de la actual Avenida.

Iconografía de Rodrigo Fernández de Santaella

Además del supuesto retrato de Maese Rodrigo existente en el retablo de la Capilla del Colegio, ya referido, en la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, actual sede de la Universidad hispalense, puede contemplarse la estatua de Fernández de Santaella realizada por Joaquín Bilbao en el año 1900.

Se trata de una estatua realizada en bronce que procede de la anterior sede de la Universidad, en la antigua Casa Profesa de la Compañía de Jesús de la calle Laraña de Sevilla, donde permaneció presidiendo su patio central.

La imagen representa al Arcediano de pie, situado delante de un sillón, portando en su mano derecha un rollo de pergamino que alude al escrito fundacional de la Universidad de Sevilla, la Bula que otorgara el papa Julio II.


Enlaces externos

Especial:Contributors/Rodrigo Fernández de Santaella

Valora este artículo

  • Actualmente2.75/5

2.8/5 (4 votos)