Santísimo Cristo de la Expiración de El Museo (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Para otros usos de este término, véase Santísimo Cristo de la Expiración.

El Santísimo Cristo de la Expiración, de la Hermandad de El Museo de Sevilla, en el retablo mayor de su capilla.

El Santísimo Cristo de la Expiración de El Museo de Sevilla es una imagen procesional titular de la Hermandad de El Museo, de esta ciudad.

Descripción

Es ésta una imagen de Crucificado de 1,79 metros de alto, realizada en pasta de madera y telas encoladas y policromadas, obra del escultor Marcos Cabrera del año 1575.

Se caracteriza y distingue fácilmente por su fuerte contorsión corporal que muestra en un atrevido escorzo, ofreciendo una dramática línea serpentinatta como resultado de una composición al más puro estilo manierista.

A la vista de este Crucificado es fácil suponer que su autor, Marcos Cabrera, debió tener conocimiento del Cristo Expirante dibujado por el célebre artista italiano Miguel Ángel hacia el año 1540 para Victoria Colonna; muy probablemente alguna copia de aquél original fuera difundida por la Sevilla de la segunda mitad del Quinientos y conocida entre los artistas de aquella época, pues ambos muestran el mismo movimiento ondulado del cuerpo, no tratado anteriormente con tanto énfasis.

La imagen muestra un singular patetismo en el rostro de Cristo que, ligeramente alzado y girado hacia su izquierda parece exclamar su último lamento, representado en la séptima y última palabra pronunciada en la cruz antes de su muerte.

La belleza y espectacularidad de esta imagen debió causar un gran impacto popular en su tiempo, pues se dice que los cofrades decidieron romper los moldes y echarlos al río Guadalquivir para impedir que se hicieran copias. No obstante luego se hicieron otras imágenes a imitación de ésta, lo que se confirma en la talla encargada en 1590 al escultor Matías de la Cruz, actualmente en paradero desconocido.

Restauraciones

Este Cristo de la Expiración de El Museo ha pasado por distintas innovaciones a lo largo de sus historia. Así, el movido sudario que se ajusta hoy en su cintura es fruto de una restauración realizada por Gutiérrez Reyes-Cano en 1895, sustituyendo entonces el original por el actual, realizado con telas encoladas.

Más adelante, en 1991, y tras una restauración a manos de Peláez del Espino de 1978, los hermanos Cruz Solís reconstruyeron la policromía primitiva de la imagen.

A finales del mes de enero de 2013 se anuncia la muestra al público de esta imagen en el Museo de Bellas Artes, tras ocho meses de restauración en el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH). Su intervención consistió en la eliminación de dos viejas capas de barniz que le ocasionaba un progresivo oscurecimiento, y sus sustitución por uno nuevo que presenta menor alteración química permitiendo que la imagen no se oxide. [1]

Fachada de la capilla del Museo de Sevilla a la plaza del mismo nombre.

Sede

El Cristo del Museo, como popularmente se le conoce, se venera en la Capilla del Museo, situada junto al Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Salida procesional

Hace su salida procesional realizando estación de penitencia con su Hermandad hasta la Santa Iglesia Catedral en la noche del Lunes Santo de la Semana Santa sevillana, seguido en su paso de palio por la Virgen de las Aguas, cotitular de la Hermandad.

Referencias

  1. elcorreoweb.es: El Cristo del Museo recupera su belleza original.

Bibliografía

  • Cuando Cristo pasa por Sevilla: escultura, iconografía y devoción, Juan Manuel González Gómez. En: Sevilla Penitente, volumen II. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/Santísimo Cristo de la Expiración de El Museo (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente3.80/5

3.8/5 (5 votos)