Pacem in terris   

Hermandad de La Soledad de San Lorenzo (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Pontificia y Real Hermandad Sacramental, Nuestra Señora de Roca Amador, Ánimas Benditas y Primitiva Cofradía de Nazarenos de María Santísima en su Soledad de Sevilla, conocida popularmente como Hermandad de La Soledad de San Lorenzo.

Historia

Esta Hermandad tuvo su origen a mediados del siglo XVI, con sede en el convento de Santo Domingo de Silos, extramuros de la ciudad, al menos desde 1557, año en el que se aprobaron sus primeras Reglas.

Desde allí pasó al Hospital del Amor de Dios donde residió poco tiempo, pues en 1561 cambió su sede por el convento de Santiago de la Espada, lugar en el que construyó una capilla a su costa. No obstante, por diferencias con la comunidad, en 1568 la Cofradía tuvo que volver a buscar sede en otro templo; así, tras un primer acuerdo con los frailes de La Merced y un posterior pleito por incumplimiento de éstos, en 1575 los mercedarios cedieron a la Cofradía un solar junto a la portería donde la Hermandad labraría una capilla a su costa.

En sus orígenes la Cofradía dirigía su comitiva hacia el Humilladero de la Cruz del Campo, y desde su traslado a la iglesia de Santiago y luego a la Merced, iba a algunas iglesias próximas portando una imagen de Cristo en su sepulcro y otra de la Virgen. Solía hacer su estación de penitencia en la madrugada de Viernes Santo, aunque algún año por orden del Provisor, como en 1567, lo hizo en la tarde del mismo Viernes.

Como cuenta el abad Gordillo la comitiva se iniciaba con una gran cruz sin adorno alguno, seguida por mujeres portando velas encendidas y con el rostro cubierto. Tras el estandarte acompañado por cofrades con cirios blancos, seguía un paso en el que aparecía una Cruz desnuda sobre un monte Calvario. A este paso le seguían los disciplinantes y un paso con un Sepulcro y una imagen de Cristo amortajado, con una centuria de armados alrededor. Finalmente, una representación de la comunidad del Carmen y el paso con la Dolorosa y sin palio.

Altar de insignias de la Hermandad en su capilla de San Lorenzo.

Así llegaban a la Catedral y después al templo del convento del Dulce Nombre de Jesús, donde quedaba guardado el sepulcro. El Domingo de Resurrección hacían ahí la función de la resurrección tras llegar en comitiva desde el convento del Carmen. Por ese tiempo dejaron de sacar el paso del Sepulcro con el Resucitado que encargaron a Jerónimo Hernández en 1575 y los armados, prohibido por el arzobispo Fernando Niño de Guevara. Sí continuó saliendo el paso de la Cruz y el de la Virgen, que por entonces se cubrió con palio.

A finales del siglo XVII se comienza a construir su capilla, de una sola nave y cubierta por rica techumbre de madera tallad y dorada.

Con la invasión de las tropas francesas tuvo que abandonar su capilla pasando a la desaparecida iglesia de San Miguel, donde construyeron un retablo en 1812 para la Virgen; pero todos los enseres permanecieron allí cuando, por estar en ruina, fue derribada por los franceses.

En el año 1860 la Hermandad estaba en franca decadencia, y casi sin hermanos. Tras la demolición de San Miguel (1868), pasó su sede a San Lorenzo, donde fue reimpulsada. Con nuevos estatutos, se dispuso la celebración de un Quinario y la estación de penitencia hasta la Catedral el Viernes Santo, con nazarenos que portarían túnicas negras y blancas.

Pasos

Desde ese tiempo, la Hermandad procesiona con un solo paso donde aparece la Virgen al pie de la Cruz.

Nuestra Señora de la Soledad de San Lorenzo estrenó su primer paso de palio en 1606, que seguramente fue el primer paso de palio que procesionó por Sevilla. Era de terciopelo negro bordado con oro, plata y sedas, y estaba sostenido por diez varales de madera, pintados y dorados. Se completó años más tarde con el bordado del techo del palio en 1614 y la adquisición de unos varales de plata en 1620. Dicho palio, con algunas reformas, lo usó la Virgen hasta principios del siglo XIX, y de él seconservan valiosos testimonios gráficos.

Respiraderos del paso de la Soledad.

El paso actual fue diseñado por el pintor Santiago Martínez Martín y realizada su talla entre 1949 y 1951 por Francisco Ruiz Rodríguez, "el maestro Curro".

Sus respiraderos están revestidos en dorado de oro fino, y el tema más repetido en él son sus características azucenas blancas, símbolo de la pureza de María. Cuenta con una pequeña capilla en el centro del frontal donde se aloja una imagen de la Asunción del siglo XVIII, y tiene a todo alrededor una serie de inscripciones sobre fondo rojo que hacen referencia a la Virgen, tomadas de las Sagradas Escrituras.

Sede

Su sede sigue siendo la iglesia de San Lorenzo, situada en la plaza y el barrio del mismo nombre en el Casco Antiguo de Sevilla.

Salida procesional

Tiene su salida procesional haciendo estación de penitencia hasta la Santa Iglesia Catedral en la noche del Sábado Santo de la Semana Santa sevillana, siendo ésta la última de penitencia en hacerlo en la denominada Semana Grande de Sevilla.

Bibliografía

  • Historia de las Hermandades de Penitencia, Federico García de la Concha Delgado y Joaquín de la Peña Fernández. En: Sevilla Penitente. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.
  • Pontificia y Real Hermandad Sacramental, Nuestra Señora de Roca-Amador, Ánimas Benditas, Beato Marcelo Spínola y Primitiva Cofradía de Nazarenos de María Santísima en su Soledad, Álvaro Pastor Torres. En: Misterios de Sevilla, volumen II. Ediciones Tartessos, S.L., Sevilla 2003.

Especial:Contributors/Hermandad de La Soledad de San Lorenzo (Sevilla)

Valora este artículo

4.6/5 (5 votos)