Nuestra Señora de la Soledad de San Lorenzo (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Para otros usos de este término, véase Nuestra Señora de la Soledad.

Paso de Nuestra Señora de la Soledad de San Lorenzo de Sevilla (Semana Santa de 2005).

Nuestra Señora de la Soledad de San Lorenzo de Sevilla es la escultura procesional titular de la Hermandad de San Lorenzo de esta ciudad.

Historia

Se considera una talla anónima realizada en la segunda mitad del siglo XVI, aunque la mayoría de los autores la fechan en torno al año 1600, e incluso alguno la retrasan hasta mediados del siglo XVII.

Por sus características formales ha sido atribuida al escultor italiano Jácome Velardi, por el mismo autor que luego la sitúa en el círculo artístico de Andrés de Castillejo.

Descripción

Se trata de una imagen de candelero para vestir, de 1,62 metros de altura y tallada en madera de cedro, que inicialmente fue escultura de talla, como lo confirman los restos de estofado presentes en el busto y aparecidos en una reciente restauración. Los ojos de cristal se supone que son añadidos en el siglo XVIII.

Presenta características propias de la época de transición entre el final del manierismo y el primer barroco, acusando rasgos arcaizantes que apoyan la teoría de la realización de su hechura durante el último tercio del siglo XVI, tales como su aspecto hierático y marcado frontalismo, las pupilas ligeramente achinadas, el cuello recto o la boca cerrada.

Esta Dolorosa sevillana se supone la más antigua de todas cuantas procesionan actualmente en la ciudad.

Restauraciones

Existen bastantes restauraciones documentadas sobre esta talla a lo largo del tiempo, la mayor parte de ellas durante el siglo XX, aunque con noticias de alguna anterior, como el estofado a que fue sometida hacia 1827 al construirse su capilla en la desaparecida iglesia de San Miguel.

En el año 1916 se volvió a policromar a cargo del pintor Carlos García Eiris; en 1953 Santiago Martínez volvió a policromar las manos, y en 1985 se realizó una restauración generalizada por el equipo integrado por Joaquín Arquillo Torres, Silvia Martínez y Juan Abad.

Sede

La Virgen de la Soledad de San Lorenzo, como popularmente se la denomina, recibe culto en la Iglesia de San Lorenzo, que se encuentra situada en la plaza de su mismo nombre, dentro del casco histórico de la ciudad.

Salida procesional

Procesiona acompañando a su Hermandad en su estación de penitencia desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral en la tarde-noche del Sábado Santo de la Semana Santa sevillana en un paso sin palio donde aparece sola, al pie de la Cruz, donde cuelga el sudario y descansan las dos escaleras usadas para el Descendimiento.

Anteriormente Nuestra Señora de la Soledad de San Lorenzo estrenó un primer paso de palio en 1606, que seguramente sería el primer paso de palio que procesionó en Sevilla. Era de terciopelo negro bordado con oro, plata y sedas, y estaba sostenido por diez varales de madera, pintados y dorados. Este primer paso fue completado años más tarde con el bordado del techo del palio en 1614 y la adquisición de unos varales de plata en 1620. Dicho palio, con algunas reformas, lo usó la Virgen hasta principios del siglo XIX, y de él se conservan valiosos testimonios gráficos.

Respiraderos del paso de la Soledad.

El paso actual de esta Virgen fue diseñado por el pintor Santiago Martínez Martín y realizada su talla entre 1949 y 1951 por Francisco Ruiz Rodríguez, "el maestro Curro".

Sus respiraderos están revestidos en dorado de oro fino, y el tema más repetido en él son sus características azucenas blancas, símbolo de la pureza de María. Cuenta con una pequeña capilla en el centro del frontal donde se aloja una imagen de la Asunción del siglo XVIII, y tiene a todo alrededor una serie de inscripciones sobre fondo rojo que hacen referencia a la Virgen, tomadas de las Sagradas Escrituras.

Su salida procesional cierra de modo oficial las procesiones de penitencia de la Semana Santa sevillana, aunque tras ella aún queda por salir la Hermandad de la Sagrada Resurrección, que se recoge sobre el mediodía de la mañana siguiente, Domingo de Resurrección.

Bibliografía

  • Pontificia y Real Hermandad Sacramental, Nuestra Señora de Roca-Amador, Ánimas Benditas, Beato Marcelo Spínola y Primitiva Cofradía de Nazarenos de María Santísima en su Soledad, Álvaro Pastor Torres. En: Misterios de Sevilla, volumen II. Ediciones Tartessos, S.L., Sevilla 2003.

Especial:Contributors/Nuestra Señora de la Soledad de San Lorenzo (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente1.60/5

1.6/5 (5 votos)