Vermondo Resta

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Hileras de columnas pareadas organizando las naves del «apeadero» en los Reales Alcázares de Sevilla (Vermondo Resta, 1607).

Vermondo Resta (n. Milán, h. 1555 - † Sevilla, 25 de diciembre de 1625) es el arquitecto más importante de cuantos trabajan en Sevilla en la transición del siglo XVI al XVII.

Biografía

De origen milanés y con una sólida formación, sus contactos con el ambiente cortesano y sus relaciones artísticas le sirvieron para aportar nuevos valores estéticos a la arquitectura sevillana. Sus novedosas concepciones espaciales y su renovado repertorio ornamental de corte manierista hicieron de punto de partida y modelo para toda una serie de arquitectos de la siguiente generación.

Llegó probablemente a Sevilla en las últimas décadas del siglo XVI, aquí contrajo matrimonio con Ana de Ojeda, que falleció en 1606.

Vinculado al principio al arzobispo Rodrigo de Castro que le ofrece los primeos encargos, realiza los diseños de los hospitales del Espíritu Santo y del Amor de Dios, al frente de cuyas obras permanece hasta el año 1602.

Una de sus obras importantes es la iglesia y algunas de las salas del convento de San José, en Sevilla, iglesia de cajón, tan habitual en el seiscientos sevillano.

Hacia 1585 había sido nombrado maestro mayor del Arzobispado hispalense y como tal se hizo cargo de numerosas iglesias, para las que trazó sacristías, retablos, torres y portadas. Entre otras, se le relaciona con las sencillas portadas de la iglesia de Galaroza, la torre de la parroquial de Zalamea, las sacristías de la iglesia de San Pedro de Sevilla y de Santa María de Zufre, y distintas obras en las iglesias de Aroche, Cortegana y Aracena.

También diseña la colegiata de Olivares, donde destacan sus columnas pareadas sobre las que descargan arcos de medio punto dividiendo el interior en tres naves. Asimismo debió intervenir en la reforma del Palacio Arzobispal, donde se le atribuyen los dos patios y las salas contiguas, para cuyos alzados recurrió a composiciones basadas en Vignola.

No obstante sus mejores trabajos fueron los realizados durante el primer cuarto de siglo XVII para los Reales Alcázares sevillanos, de los que fue nombrado maestro mayor en 1603, a la muerte de Lorenzo de Oviedo; unas obras de gran amplitud que en parte le deben a Resta su imagen actual de residencia regia. Entre estas obras están el «apeadero», realizado en 1607 y organizado según tres amplias naves separadas por sus clásicas columnas pareadas sobre las que apoyan arcos de medio punto, similar a los trazados para las iglesias. Junto con su portada al Patio de Banderas, supone una brillante muestra del arte manierista. En el interior del recinto, entre 1606 y 1624 realiza importantes obras entre paseos, fuentes y portadas, así como la construcción de la «galería del Grutesco», donde dispuso una serie de grutas con representaciones de tipo mitológico y juegos de agua.

Entre sus diseños importantes destacan también el del teatro Nuevo Coliseo, de 1620, y el del corral de la Montería, teatro cuyas obras de ejecución llevaba a cabo en el año 1625, fecha de su muerte.

Reconocimientos

Bibliografía

  • Arquitectura del XVI en Sevilla. Alfredo J. Morales. En: Cuadernos de Arte Español. Editorial Grupo XVI. 1992.

Especial:Contributors/Vermondo Resta

Valora este artículo

  • Actualmente2.80/5

2.8/5 (10 votos)