Sagrado Decreto de la Santísima Trinidad (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Detalle del paso del Sagrado Decreto de la Santísima Trinidad de la Hermandad de La Trinidad de Sevilla.

El Sagrado Decreto de la Santísima Trinidad es un grupo escultórico y un paso alegórico en el que figuran las imágenes procesionales que representan a la Santísima Trinidad, pertenece a la Hermandad de La Trinidad de Sevilla.

Historia

Aunque se desconoce la fecha exacta, desde los últimos años del siglo XVII o primeros del XVIII la Cofradía incorpora en su procesión el paso del Sagrado Decreto de la Santísima Trinidad.

Hacia la mitad de ese último siglo en los libros de cuentas consta que fue preciso encargar la restauración del citado Misterio, ya que por estar en mal estado su grupo escultórico no salía en procesión desde 1703. El trabajo fue realizado por un artista desconocido, tallando de nuevo la imagen de Jesucristo y remodelando la del Padre Eterno, que fue notablemente modificado, y por esta razón es de suponer que esta alegoría ya procesionaba por las calles de Sevilla en el último tercio del siglo XVII.

A lo largo del siglo XVIII la Hermandad siguió realizando su estación de penitencia con cierta regularidad hasta 1790, año en el que, debido al mal estado de la capilla, la comunidad trinitaria se hace cargo de ella, reedificándola a sus expensas. Extinguida la corporación nazarena, así se continuó hasta 1804, año en el que se intenta restablecer la Hermandad. No obstante, con la invasión de las tropas francesas se pierden parte de sus enseres, trasladándose sus imágenes a la iglesia de Santa Lucía.

Fue revitalizada de nuevo por un grupo de Hermanos que adquirieron los pasos antiguos de la Hermandad de El Valle, instalando en uno de ellos este grupo de la Trinidad, siendo restauradas sus imágenes por Cesáreo Ramos, sobrino del célebre escultor Cristóbal Ramos.

El paso no procesionó desde 1951 hasta 1994 en que se le reincorporó al cortejo.

Descripción

En este singular paso del Sagrado Decreto, lleno de alegorías y simbolismos, en un principio se representaba en primer lugar a la Santísima Trinidad sobre un trono de nubes, y junto a la imagen del Hijo, a la Iglesia en forma de una matrona dormida, vestida de negro. Al lado del Padre aparecía la Fe, y a continuación los cuatro Doctores de la Iglesia que ilustraron sobre los misterios de la Redención. En la parte delantera del paso se alzaba una palma, símbolo de la victoria, y en su cima una cruz, instrumento del Triunfo; también aparecía un ángel, que representa el Amor divino. Al pie de la palma se desenlazaba un dragón al que le esperaba otro ángel con una lanza para matarlo, simbolizando así la muerte del pecado.

El paso ha experimentado en el tiempo algunos cambios y distintas simplificaciones, como la supresión de los cuatro Doctores y los símbolos de la Iglesia y de la Fe que se hace hacia el año 1924.

La actual composición es escenografía diseñada por Antonio Joaquín Dubé de Luque.

En el grupo escultórico de la Santísima Trinidad, Dios Padre se reperesenta como el Padre Eterno, Dios Hijo como Jesucristo y Dios Espíritu Santo como la Paloma Blanca.

Padre Eterno

Obra anónima, probablemente del siglo XVII, fue modificada por Miguel Ángel Rodríguez Magaña. Es una talla en madera de cedro de 1,34 m, está en postura sedente girada en actitud dialogante hacia la derecha, donde se encuentra la figura de Jesucristo, su mano derecha porta un cetro y la izquierda la lleva al pecho. Lleva una túnica púrpura, color imperial, cinturón bordado y manto negro bordado en plata, estando coronado con un halo triangular.

Fue restaurado en 1907, en 1922 por Ángel Rodríguez Magaña, por Manuel Hernández León en 1982 y 1993, y en 1997 por Antonio Joaquín Dubé de Luque quien le haría de nuevo el cuerpo girándolo a la derecha.

Dubé de Luque tras su trabajo, atendiendo a las peculiaridades de la talla, atribuirá la cabeza a Juan de Mesa, si bien la barba que sustituyó a la primitiva destruyó la original, asimismo el estudio radiográfico desvela que el doble párpado característico de De Mesa quedó enmascarado con una capa de policromado posterior, apreciándose también intervenciones en el entrecejo y las oquedades nasales; indicando además que por su modelado se desprende que debió corresponder la talla a un santo varón perteneciente a un misterio doloroso.

Jesucristo

Aunque ya existía una imagen, Emilio Pizarro Cruz en julio de 1912 interviene en ella hasta el punto que la Hermandad la considera como fecha de la obra resultante.

La talla en madera de cedro de 1,45 m presenta las cinco llagas de la pasión y porta una cruz arbórea con la mano izquierda que reposa sobre el hombro izquierdo, en tanto que la mano diestra se encuentra en postura de otorgar la bendeción; está vestido con un manto rojo bordado y tiene tres potencias de oro. al igual que el Padre Eterno se sienta sobre un trono, ambos sobre nubes.

Ha sido restaurado en 1922 por Ángel Rodríguez Magaña, en 1982 por Manuel Hernández León, y en 2005 por Luis Álvarez Duarte.

Paloma Blanca

El Espíritu Santo es obra de Juan Mayorga de 1995, con dorado de Mariano Rojo; está hecha en madera de cedro igualmente, tiene 1,75 m y consiste en una paloma que tiene alrededor tres haces de luz, se sitúa sobre una nube con cuatro puttis, orientados en las cuatro direcciones del espacio.

Sede

La Hermandad tiene su sede canónica en la iglesia de la Trinidad, que se encuentra en el barrio de El Fontanal-María Auxiliadora-Carretera de Carmona del distrito San Pablo-Santa Justa de Sevilla.

Salida procesional

Realiza su salida procesional haciendo estación de penitencia desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral, en la noche del Sábado Santo de la Semana Santa sevillana.

La Hermandad procesiona con tres pasos, en primer lugar el del Decreto de la Santísima Trinidad, y tras éste los pasos de Misterio del Santísimo Cristo de las Cinco Llagas y el paso de palio de Nuestra Señora de la Esperanza.

Bibliografía

Especial:Contributors/Sagrado Decreto de la Santísima Trinidad (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente3.22/5

3.2/5 (9 votos)