Convento de Santa Isabel (Sevilla)

De Sevillapedia
(Redirigido desde «Convento de Santa Isabel»)
Saltar a: navegación, buscar
Portada del convento de Santa Isabel, en la calle Hiniesta de Sevilla.

El convento de Santa Isabel de Sevilla se encuentra situado en el centro histórico de la ciudad, con su entrada por la calle Hiniesta y con una espléndida portada de su iglesia a la plaza de Santa Isabel.

Historia

Perteneciente a la Orden de Religiosas Filipenses, el convento lo funda la viuda de don Gonzalo Farfán de los Godos, doña Isabel de León, en el año 1490, siendo dedicado a la Visitación de Santa Isabel y a San Juan Bautista, como sede para alojar a las religiosas de la Orden de San Juan.

Se encuentra ubicado en el número 2 de la calle Hiniesta, dando su fachada sur a la citada plaza de Santa Isabel, y con su acceso a través de un pequeño patio que se abre tras la alta portada que se abre a la calle: un sencillo espacio doméstico descubierto donde se enfrentan dos pequeños porches soportados por columnas sobre las que descansan arcos de medio punto.

Del primer edificio de este convento sólo se conservan un patio con pilares ochavados de factura mudéjar y una fuente renacentista realizada en mármol.

Patio de entrada al convento.

La iglesia la proyecta el reconocido arquitecto Alonso de Vandelvira, quien además se hace cargo de la dirección de las obras en el año 1602.

Una gran parte de este conjunto conventual fue transformado y reutilizado después de la Desamortización, siendo usado como cárcel de mujeres, después como Casa de Arrepentidas, y más adelante como centro docente.

Desde mitad del siglo XIX el convento queda regentado por las religiosas filipenses Hijas de María Dolorosa, la orden que fundara la Madre María de los Dolores Márquez y Oñoro, cuyo cuerpo se encuentra enterrado en el coro bajo junto con el del otro promotor de la orden, Francisco García Tejero.

Iglesia

Interior

Nave de la iglesia, con el retablo mayor al fondo.

La iglesia está estructurada en una única nave en forma rectangular -de las conocidas como de "planta de cajón"-, con tres tramos cubiertos por bóvedas de cañón con lunetos en la capilla menor y con bóveda vaída en la capilla mayor.

Su interior cuenta con un notable grupo de valiosos retablos, muy de acorde con la arquitectura del edificio, además de una nutrida colección de esculturas y pinturas de temática religiosa, distribuidos a los largo de sus muros.

De entre ellos destaca su magnífico retablo mayor, una obra diseñada por el prestigioso artista cordobés Juan de Mesa y realizado en madera tallada y dorada en el año 1624 por Antonio de Santa Cruz. El retablo, de líneas clásicas y formado por dos cuerpos y ático, delimita "cuadros" entre columnas corintias de fuste recto, y combina las esculturas religiosas en su cuerpo inferior con un grupo de pinturas de Juan del Castillo que se muestran en el segundo cuerpo y en el ático. Este retablo, como tantos otros en la ciudad de Sevilla, fue objeto de expolio por parte del mariscal Soult, aunque algunas copias de aquellas pinturas han sido colocadas luego en su lugar original, tal como hoy se puede ver. [1]

Otras importantes obras manieristas y protobarrocas pueden apreciarse además en esta interesante iglesia. Así, entre los retablos laterales que posee merece especial atención el de conocido como del Cristo de la Misericordia, una pieza de un solo cuerpo que fue diseñado por Juan de Oviedo y acabado en 1620 por Martínez Montañés, y que aparece presidido por un Crucificado realizado por Juan de Mesa en 1622.

Del año 1630 es el conocido como "retablo del Nazareno", alto y con hasta seis pinturas en sus tramos superiores, cuatro de ellas representando a los Evangelistas. En el cuerpo principal, dos pequeñas tallas de los apóstoles San Pedro y San Pablo, y en el centro un Nazareno de tamaño natural, obra de candelero del Siglo XVIII.

Portada de la iglesia del convento, en la apacible plaza de Santa Isabel de Sevilla.

Exterior

Del mismo arquitecto, Alonso de Vandelvira, es también la bella portada de piedra de la iglesia que se levanta al pie de la plaza.

Esta portada, organizada según un hueco de medio punto centrado entre parejas de columnas corintias de fuste estriado con hornacinas en sus intercolumnios, presenta sobre su primer cuerpo un ático cuyo motivo central es un magnífico altorrelieve enmarcado en un orden de columnas corintias donde se representa en altorrelieve en piedra la escena de La Visitación de Santa Isabel, tallado por Andrés de Ocampo.

La serena belleza de esta portada queda rubricada por el carácter manierista que le otorgan las altas pirámides con esferas que la rematan lateralmente, además de en su frontón triangular superior.

Galería de imágenes

  1. Leyenda de Tomasín, el nazarenito de Santa Isabel. leyendasdesevilla.blogspot.

Referencias

Bibliografía

  • El Renacimiento en Andalucía. Jornadas Europeas de Patrimonio, 2006. Editado por la Consejería de Cultura de la junta de Andalucía.

Mapa de situación

Enlaces externos

Especial:Contributors/Convento de Santa Isabel (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente3.50/5

3.5/5 (2 votos)