Cazalla de la Sierra

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Para otros usos de este término, véase Cazalla de la Sierra (desambiguación).


Comarca:
Sierra Norte
Población:
5.153 habitantes.
Altitud:
595 metros.
Superficie Física:
352 km².
Gentilicio:
Cazallero/a


Contenido

Tabla de datos

Cazalla de la Sierra
País España
Ubicación 37º55'N 5º45'O
• Altitud 595 msnm
• Distancia 89 km a Sevilla
Superficie 352 km²
Población 5161 hab.
• Densidad 14,7 hab./km²
Gentilicio Cazallero, ra
Código postal 41370

Descripción

Cazalla de la Sierra es una localidad de la provincia de Sevilla. En el año 2006 contaba con 5.153 habitantes. La extensión superficial de su municipio es de 352 km² y tiene una densidad de 14,7 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 55' N, 5º 45' O. Se encuentra situada a una altitud de 595 metros y a 89 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Geografía

Clima

Comunicaciones

Carreteras

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Cazalla de la Sierra.

Número de habitantes en los últimos diez años.

Evolución demográfica
1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000
5.229 5.242 5.198 5.177


Evolución demográfica
2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010
5.154 5.174 5.177 5.204 5.161 5.153 4.994


Economía

Ver datos estadísticos de la economía de Cazalla de la Sierra.

Historia

Ver artículo sobre historia de Cazalla de la Sierra.

Lugareños ilustres

Turismo

Oficina de turismo

  • Dirección: Plaza Mayor, s/n. 41370, Cazalla de la Sierra.
  • Teléfono: 954.883.562 / 954.883.562.

Espacios naturales

Carreteras con encanto

El tránsito por las carreteras de la Sierra Norte es obligado durante la estancia en la comarca. Pero además puede convertir el camino en un fin en sí mismo, ya que las rutas asfaltadas que recorren el Parque Natural ofrecen un paisaje lleno de encantos, en las que surge la sorpresa de algún animal que se cruza o sobrevuela, además de los senderos y desvíos que introducen al viajero de momento en alguna fuente, ermita o mirador. Las carreteras de la comarca mejoran año tras año. En este capítulo se sugieren cuatro rutas que abarcan una panorámica completa de los ecosistemas del parque.

Ruta 1: Constantina, Las Navas de la Concepción y El Cerro del Hierro

Longitud: 58 km.

Impresionantes formaciones kársticas y vegetación muy bien conservada, sobre todo en el área de Cerro Negrillo.

Esta ruta circular comienza en Constantina, continúa en Las Navas de la Concepción y se prolonga por el Cerro del Hierro para regresar al punto de partida.

A la salida de Constantina, un poco después del cruce en el que nos desviamos a Las Navas, podemos girar hacia el Norte por un camino de unos 6 kilómetros que lleva a Cerro Negrillo, donde hay instalado un mirador. Es una zona de robledo y vegetación frondosa, y la ascensión al cerro permite admirar hermosas panorámicas. La cúspide de la zona es militar. La carretera Constantina-Las Navas, de 22 kilómetros, es una vía llena de curvas con magníficos paisajes y flora muy bien conservada. En el kilómetro 18,1 arranca el sendero de la Rivera de Ciudadeja, que ofrece un bosque en galería con alisos, fresnos y olmos hasta llegar a la ermita de Belén, donde existe un área recreativa. Hasta llegar al núcleo urbano de Las Navas, donde hay un punto de información que ofrece los datos que se requieran sobre el Parque Natural, se atraviesan muchos arroyos. El recorrido continúa por la carretera en dirección a San Nicolás del Puerto, que deja a la derecha la Sierra del Lorito. Al llegar al cruce San Nicolás-Constantina seguiremos hacia Constantina y, a unos tres kilómetros, aparece el cartel de acceso al Cerro del Hierro. En este viejo poblado minero nace un sendero que sigue la antigua vía del ferrocarril y enlaza con un camino que, entre alcornoques, quejigos y robles, nos lleva a la antigua mina del Cerro del Hierro. El camino discurre por la espectacular formación kárstica del cerro, sorteando enormes rocas y mostrando una formación muy peculiar, incluidos diversos helechos. En el último tramo atraviesa las galerías horadadas en la roca que servían para extraer los minerales. La ruta termina siguiendo la carretera hacia el Sur, hacia Constantina.

Ruta 2: San Nicolás del Puerto, Alanís, Guadalcanal y Cazalla de la Sierra

Longitud: 68 km.

Ruta de interés paisajístico con valores ornitológicos, que transcurre en su tramo final por un espléndido bosque de ribera.

La norteña ruta empieza y termina en San Nicolás. Desde este pueblo parte el sendero de Las Dehesas, que atraviesa enormes y bellas dehesas en las que, sobre todo en invierno, se contemplan ejemplares de chorlito dorado, avefría, lavandera y algunos rapaces. En San Nicolás es digno de ver el puente romano sobre el Galindón, y la contigua playa creada en la ribera urbana gracias a un dique.

Seguimos por carretera hasta Alanís, rumbo al extremo Norte. En esta localidad parte el sendero peatonal de Los Carros, que atraviesa cultivos y olivar para penetrar algo después en unos espléndidos alcornocales, y continúa por el cordel del Robledo, que conduce hasta el área recreativa del arroyo de San Pedro, para luego volver a Alanís.

La carretera nos conduce a Guadalcanal, dejando a la izquierda la Sierra del Agua. A la altura del kilómetro siete sale una ruta asfaltada a nuestra izquierda que llega hasta la cima del Hamapega, la segunda altura del Parque Natural (909 metros), de magníficas vistas y con la presencia de un centro emisor de televisión. Ya en Guadalcanal se puede recorrer a pie el sendero hasta la cumbre del Parque, el pico de La Capitana (959 metros), de panorámica igual de excelente y aves de gran tamaño a la vista, como buitres y águilas, observables desde el mirador. O bien el amplio patrimonio monumental de la localidad.

La ruta nos lleva por la C-432 en dirección a Cazalla. Se pasa por el bonito paraje de la Rivera de Benalija, de curiosas peculiaridades esteparias, como si la planicie extremeña hubiese colocado aquí una avanzadilla. Una subida vertiginosa nos lleva entre dehesas a la ciudad de Cazalla. La ruta a San Nicolás empieza con una sinuosa y exigente carretera que, no obstante, permite, con un leve desvío, visitar la Cartuja de Cazalla. El último tramo se hace junto a la Rivera del Huéznar, que flanquea por la derecha a la carretera haciendo imposible no pararse en algún momento. Se puede hacer el sendero del Molino el Corcho, cobijados por un bosque en galería, o bien seguir conduciendo hasta detenerse en la instalación recreativa de la Isla Margarita o el área recreativa y de acampada de El Martinete, más cercana a San Nicolás. Una vez en este pueblo es ineludible visitar el nacimiento de la Rivera del Huéznar, donde hay un área recreativa.

Ruta 3: El Pedroso, Constantina y Cazalla

Longitud: 50 km.

Ruta que atraviesa grandes dehesas, con interesantes senderos y lugares de esparcimiento.

En El Pedroso existe la posibilidad de recorrer el sendero de Las Cañas. Ya en ruta, enfilamos la magnífica carretera de El Pedroso a Constantina, y a cuatro kilómetros aparece la adecuación recreativa de La Jarosa, junto a la Rivera del Huéznar en un punto que es cabecera del gran embalse del mismo nombre. Un kilómetro antes de llegar a Constantina se encuentra, al pie de la carretera, el centro de visitantes del Parque natural “El Robledo”, dotado con exposiciones y completísima información y documentación sobre el área protegida.

Una vez en Constantina se puede emprender el sendero peatonal de Los Castañares, que se adentra en una zona umbrosa con arbolado acorde, como alcornoques y castaños. Alcanza una cima desde la que hay, entre centenarios olivos, una gran vista, y después desciende hasta el castillo árabe.

De nuevo en el asfalto, seguimos hacia Cazalla de la Sierra. En el camino se encuentra la Rivera del Huéznar, donde se ubica la estación ferroviaria y la adecuación recreativa de Isla Margarita, equipada para un rato campestre. El sendero del Molino del Corcho empieza en Isla Margarita, ofreciendo un fresco paseo junto a un cauce con nutrias, martín pescador, garzas reales y una exuberante vegetación.

Por la carretera C-432 llegamos a Cazalla, donde se puede iniciar el sendero peatonal de Las Laderas. De Cazalla se regresa a El Pedroso por una carretera que, en su lado izquierdo, permite contemplar la antigua siderurgia Fábrica de El Pedroso, enclavada donde desemboca el arroyo de San Pedro en la Rivera del Huéznar. Fue la primera industria siderúrgica del país.

Ruta 4: Cazalla de la Sierra, El Real de la Jara y Almadén de la Plata

Longitud: 70 km.

Ruta panorámica con ecosistemas de ribera y posibilidad de observar aves rapaces y acuáticas, incluyendo la vista al embalse de El Pintado.

Partimos de Cazalla de la Sierra por la carretera local que comunica con El Real de la Jara, rumbo al extremo occidental. La vía corre próxima a la ribera del arroyo del Valle, un paraje de gran belleza natural, y alcanza el embalse de El Pintado, donde desemboca el arroyo citado. Antes de llegar a la presa encontraremos un pequeño poblado y, poco después, un área recreativa.

De nuevo en carretera, se suceden panorámicas impresionantes, observables desde los miradores de Puerto Quejigo y Sierra Padrona, sobrevoladas por aves rapaces al atravesar las sierras del Pimpollar y Padrona, un macizo granítico con encinas. Una vez en El Real de la Jara, tras haber atravesado el otro gran río del Parque, el Viar, hay varios senderos para estirar las piernas. El más cómodo es el que lleva en menos de media hora al castillo medieval, desde cuyas torres se ve parte de Huelva y Badajoz. Más largo, e indicado para bicicleta o caballo, es el sendero de La Lobera. Por último, existe la opción del sendero de la Rivera de Cala.

La ruta continúa al Sur, hasta Almadén de la Plata. En esta localidad, además de numerosos restos prehistóricos, existe el sendero del Calvario, gran subida a lo largo de un kilómetro hasta una altura de 645 metros desde la que se domina la comarca en todas direcciones. De Almadén también parte el sendero del arroyo de Los Molinos, salpicado de viejos molinos medievales, que llega a alcanzar la Rivera de Cala.

Restaurantes

  • La Gallina:
Dirección: Calle Carretera del Judío, s/n.
Teléfono: 954.884.434.
  • Peña Cultural Bética Manuel Ruiz de Lopera.
Dirección: Calle Egido, nº 1.
Teléfono: 954.883.571.
  • Peña Sevillista Manolo Jiménez.
Dirección: Calle Egido, nº 35.
Teléfono: 954.883.534.
  • Restaurante-Cafetería La Posada del Moro.
Dirección: Calle Paseo del Moro, nº 46.
Teléfono: 954.884.858 / 954.884.056.
  • Pizzería Punto Joven.
Dirección: Calle Virgen del Monte, nº 58.
Teléfono: 954.883.511.
  • Restaurante La Parada.
Dirección: Avenida Padre Leonardo, nº 3.
Teléfono: 954.883.460.
  • Restaurante Agustina.
Dirección: Calle Plaza del Concejo, s/n.
Teléfono: 954.883.255.
URL: www.agustinarestaurante.com
  • Restaurante Casa-Kini.
Dirección: Calle Plaza Juan Carlos I, nº 12.
Teléfono: 954.884.483.
  • Bodeguita Granado.
Dirección: Calle Velarde, nº 4.
Teléfono: 954.883.596.
  • Palacio de San Benito.
Dirección: Paseo del Moro, nº 4.
Teléfono: 954.883.336 / 954.883.162.
  • Restaurante Los Mellis.
Dirección: Calle La Plazuela, s/n.
Teléfono: 954.884.295.
  • Cafetería-Restaurante Manolo.
Dirección: Calle Paseo del Moro, s/n.
Teléfono: 954.883.501.
  • Piñero.
Dirección: Paseo del Carmen.
Teléfono: 954.884.641.
  • Restaurante-Cafetería El Torero.
Dirección: Virgen del Monte, nº 56.
Teléfono: 954.884.863.
  • Mesón de la Abuela Mercedes.
Dirección: Calle Pol. Ind. Los Manantiales, nº 35.
Teléfono: 954.884.881.
  • Las Banderas:
Dirección: Calle Paseo del Moro, nº 14.
Teléfono: 954.884.504.
  • Pub El Canario.
Dirección: Calle Egido, nº 4.
Teléfono: 954.884.419.
  • Las Banderas.
Dirección: Calle Paseo del Moro, nº 14.
Teléfono: 954.884.504.
  • Casino de Cazalla.
Dirección: Calle La Plazuela, 1º Bajo.
Teléfono: 954.884.038.
  • Casa El Pacheco.
Dirección: Calle Llana, nº 9.
Teléfono: 954.884.213.
  • Camping La Fundición.
Dirección: Carretera Cazalla - San Nicolás, Km. 1,06.
Teléfono: 955.954.117 / 954.884.802.

Bares

  • La Pacheca.
Dirección: Calle Egido, nº 40.
Teléfono: 954.883.252.
  • Bar El Litrón.
Dirección: Calle Manuel Cabrera, nº 5.
Teléfono: 954.884.601.
  • Bar Anselmo López.
Dirección: Calle Carretera del Judío, nº 1.
Teléfono: 954.884.816.
  • Bar Percha.
Dirección: Calle Llana, nº 81.
Teléfono: 954.883.020 / 954.884.975.
  • Pub Manolo Ruda.
Dirección: Calle Egido, nº 9.
Teléfono: 954.884.937.
  • Bar El Guarrito.
Dirección: Calle Antonio Merchán, nº 15.
Teléfono: 954.884.567.
  • Bar Pachi.
Dirección: Calle Virgen del Monte, nº 37.
Teléfono: 954.884.643.
  • Bar-Cafetería Rané.
  • Bar Ignacio.
  • Bar Raymundo.
  • Bodega Quemedeje.
Dirección: Plaza de José Mª López Cepero, nº 4.
Teléfono: 954.884.291.
  • Bar Sierra Norte.
  • Bar El Carmen.
  • Bar Peces.
  • Bar Tropezón.
  • Pub El Canario.
Dirección: Calle Egido, nº 4.
Teléfono: 954.884.419.
  • La Bolera.
Dirección: Calle Doctor Nosea, s/n.
Teléfono: 954.884.500.

Alojamientos

Hoteles

  • La Cartuja de Cazalla (Hotel ***).
Dirección: Carretera Cazalla-Constantina, A-455. Km 2,5.
Teléfono: 954.884.516 / 954.884.707.
  • La Posada del Moro (Hotel **).
Dirección: Paseo del Moro, nº 46.
Teléfono: 954.884.858 / 954.884.056.
  • Hotel Vega de Cazalla (Hotel **).
Dirección: Calle Durillo, 17.
Teléfono: 954.884.680 / 954.883.378.

Hostales

  • Hostal Castro Martínez (Hostal **).
Dirección: Calle Virgen del Monte, 36 y c/ Valero, 1
Teléfono: 954.884.039 / 656.192.823 / 954.884.039.
  • Hostal Casa Kini (Hostal *).
Dirección: Plaza Juan Carlos I, nº 12
Teléfono: 954.884.483.

Casa Rurales Nivel Superior

  • Agroturismo "Las Navezuelas".
Dirección: Carretera A-432, Km 43,5.
Teléfono: 954.884.764 / 954.884.594.
  • Palacio de San Benito.
Dirección: Calle San Benito, s/n.
Teléfono: 954.883.336 / 954.883.162.

Camping

  • Camping La Fundición.
Dirección: Carretera Cazalla - San Nicolás, Km 1,06.
Teléfono: 955.954.117 / 954.884.802.

Villas turísticas

  • Las Villas Turísticas de Cazalla.
Dirección: Carretera de Constantina, Km 3. Villa Turística, 78-130 plazas.
Teléfono: 954.883.310.

Granja escuela

  • Granja Escuela - Centro de naturaleza "El Remolino".
Dirección: Carretera Cazalla – Constantina, Km 2,2.
Teléfono: 954.884.902 / 954.882.905 / 954.884.866.

Campamento escolar

  • Las Cabañas del Pintado.
Dirección: Carretera Cazalla - El Real de la Jara, Km 20.
Teléfono: 955.954.011 / 954.151.787 / 955.954.214.

Apartamentos turísticos

  • Casa Palacio Siglo XVI.
Dirección: Calle Llana, 2. 3 Apartamentos turísticos, 2-12 personas.
Teléfono: 955.600.207.

Casas y cortijos rurales

Dentro de Cazalla
  • La Cochera.
Dirección: Calle Virgen del Monte, 19. Apartamento rural, 2-4 personas.
Teléfono: 954.883.581 / 699.533.491 / 954.883.581.
  • El Azahín.
Dirección: Calle Azahín s/n.
Teléfono: 954 88 34 65
  • La Andalusí.
Dirección: Calle Doctor Vera Campos, 33. Vivienda rural, máx. 6 pax.
Teléfono: 670.084.897.
  • El Andreal.
Dirección: El Madroño, nº 8.
Teléfono: 650.408.425.
  • El Rincón de San Benito.
Dirección: Calle San Benito.
Teléfono: 609.058.860 / 954.883.113.
  • La Casa de Cristina.
Dirección: Calle San Benito, 1 y 3.
Teléfono: 957.481.364 / 606.346.602.
  • Alojamiento Rural Granado.
Dirección: Calle Madroño nº 15. Vivienda rural con piscina.
Teléfono: 954.883.596 / 686.331.735.
En los alrededores de Cazalla
  • La Casita.
Dirección: Carretera Cazalla-Guadalcanal, Km 3.
Teléfono: 954.884.435 / 676.915.912.
  • El Berrocal.
Dirección: Carretera El Real de La Jara, Km 1.
Teléfono: 954.884.422 / 678.560.451 / 954.884.422.
  • Cortijo Los Bogantes.
Dirección: Carretera Virgen del Monte, s/n.
Teléfono: 608.416.141.
  • Belvedair.
Dirección: Carretera Cazalla - Constantina, Km 7,5.
Teléfono: 647.862.607.
  • La Campanilla.
Dirección: Carretera Cazalla de la Sierra-Guadalcanal. Vivienda rural con piscina, capacidad máx. De 8 pax.
Teléfono: 954.883.266 / 655.987.121-22.
  • Cortijo Maripasa.
Dirección: Carril del Obispo s/n.
Teléfono: 954.884.567 / 689.596.472.
  • El Cortijo.
Dirección: Carretera Real de la Jara, Km 1.
Teléfono: 954.883.671 / 687.920.007.
  • Paraíso del Huéznar.
Dirección: Carretera Cazalla - Constantina, Km 7,5.
Teléfono: 609.058.860 / 954.883.113.
  • Molino del Corcho.
Dirección: Carretera de la Estación.
Teléfono: 955.954.249 / 616.305.660.
  • Riscos Altos.
Dirección: Carretera Cazalla-Constantina, Km 5,5.
Teléfono: 669.861.636 / 955.954.116.

Cultura

Arquitectura religiosa

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de Consolación

La iglesia parroquial de Cazalla, uno de los templos más destacados de la arquitectura religiosa sevillana, se encuentra adosada a una puerta de las antiguas murallas almohades.

Sobre el año 1350 se inicia la construcción la primitiva iglesia, que tiene tres fases constructivas distintas. La primera data de los siglos XIV y XV siendo entonces una iglesia mudéjar de tres naves, ábside poligonal y torre-fachada. En 1538 se inicia una segunda etapa derribando parte de la obra anterior para construir un nuevo templo de corte renacentista, planta rectangular, y cubiertas de bóvedas vaídas casetonadas apoyadas en grandes pilares con columnas adosadas. La tercera fase es del siglo XVIII, reformándose los tramos aún existentes de la primitiva iglesia mudéjar, cubriéndolos con bóvedas de cañón y lunetos, propios de la estética barroca y levantándose la portada lateral.

Convento de Madre de Dios

Construido en el siglo XVI, el Convento Madre de Dios fue reconstruido tras el deterioro sufrido en 1722 por un incendio. Posee un bello Claustro con elementos mudéjares y renacentistas. Fue saqueado durante la Guerra Civil Española, siendo restaurado a principios de los años 90.

La Iglesia es de una sola nave divida en cinco tramos, cubiertos con bóvedas de cañón con arcos fajones y lunetos, más un presbiterio que presenta una media naranja sobre pechinas. Dos portadas de estructuras similares y flanqueadas por gruesos pilares, se abren en el muro derecho. Ambas presentan arcos de medio punto entre pilastras, frontón roto y hornacina en el remate.

En la actualidad alberga un Convento de Hermanas de la Doctrina Cristiana.

Bibliografía
  • Noticias histórico-artísticas sobre el convento de Madre de Dios de Cazalla. Salvador González Hernández. Revista de Cazalla, 2001.

Monasterio de la Cartuja de la Inmaculada Concepción

El Monasterio de la Cartuja se sitúa en la Sierra Norte de Sevilla, en la carretera de Cazalla-Constantina.

De los restos de un pabellón de caza de D. Pedro I el Cruel, se levanta este conjunto filial de la Cartuja de Santa María de las Cuevas de Sevilla, a partir de 1483. Tiene un portalón de sillería de gusto clásico por donde se accede al recinto monacal y a la derecha una capilla con bóveda de cañón, espadaña y portada. Por un pequeño pórtico se entra a la gran nave del templo.

También vemos lo que debió ser la Capilla del Sacramento, con airosa cúpula que conserva restos de decoración pictórica de San Bruno y Santo Tomás de Aquino, posible obra del siglo XVIII. La iglesia es lo más importante de la Cartuja, con restos de pinturas de hacia el año 15OO.

En la actualidad, descombrado y limpiado, se ven distintas estancias del Monasterio: cocinas, celdas, claustro menor, cementerio,etc. Rodea el Monasterio una huerta, un molino aceitunero y un estanque. El enclave de este conjunto es de una gran belleza. Los trabajos de restauración que han llevado los nuevos propietarios ha merecido el premio Europa Nostra 1986 y el premio Rolex 1993. En la actualidad,es un centro de Cultura Contemporánea,donde se puede disfrutar del Monumento, su historia y su entorno.

Convento de San Francisco

La iglesia está compuesta por una sola nave que se cubre con bóveda de cañón con lunetos, presentando la capilla mayor planta cuadrada y bóveda vaída... Su espadaña, elevada sobre el muro de los pies, en el que se abre una portada de esquema clasista, está realizada en ladrillos, presenta dos cuerpos, el inferior con vano serliano y el superior flanqueado por volutas con pináculos, decorándose con labores de cerámica... El antiguo claustro conventual posee arcos de medio punto sobre columnas toscanas

El Convento de San Francisco fue fundado por D. Diego de Torres, Maestro de Artes, Catedrático de Salamanca, aproximadamente en 1493, y fue costeado por el pueblo a través de limosnas. Durante un tiempo fue conocido como su titular San Diego.

En la actualidad, en su claustro se encuentra la Plaza de Abastos, y en la capilla de San Antonio, adosada a la iglesia principal está la sede de la Peña Flamenca La Serrana. Existe un proyecto de restauración de la totalidad del edificio, del que ya se ha concluido la fase de la ermita que se encuentra dentro del antiguo recinto (huerto), y que es actualmente un centro multifuncional, en el que está el nuevo Centro de Servicios Sociales, el Centro Juvenil, la sede de Guadalinfo …

Bibliografía
  • Sobre la fundación del Convento de San Francisco y las vasijas aparecidas en él. Manuel Carlos Pérez Gómez. Revista de Cazalla, 1997.
  • El exconvento de San Francisco de Cazalla, vulgo de los Diezmos. Salvador González Hernández. Revista de Cazalla, 2000.

Monasterio de Santa Clara

Fue fundado en 1569, por D. Diego de Almansa y Doña María Gayangos y Ulloa.

La Iglesia es de una sola nave con cubierta de bóveda de cañón, bóveda semiesférica en el antepresbiterio y otra de cuarto de esfera en el ábside. Aún se conserva parte del claustro principal del convento, que presenta dos pisos con columnas de mármol que soporta arcos de medio punto y escárzanos, encuadrados por álfiz.

En la actualidad alberga el Instituto de Enseñanzas Medias "El Carmen", y lo que fue la iglesia hace las veces de salón de actos y biblioteca.

Bibliografía
  • El exconvento de Santa Clara de Cazalla. Salvador González Hernández. Revista de Cazalla, 2004

Ermita de Nuestra Señora del Carmen

Conocida antaño como de San Ginés. El edificio pudo ser una primitiva obra mudéjar, como corresponderían algunos elementos exteriores. Tal y como se le conoce hoy puede ser datada del s. XVIII.

Pequeño edificio de una sola nave, divida en tres tramos, con capilla mayor cuadrada. Las cubiertas son de bóveda semiesférica sobre el presbiterio y bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones en la nave. A los pies, sobre una sencilla portada adintelada rematada por frontón roto, se sitúa la espadaña. El retablo mayor está compuesto con complementos procedentes de altares desaparecidos, destacando en él las columnas salomónicas que enmarcan la hornacina. La imagen de la Titular del templo es de obra moderna. Fragmentos de esculturas que aparecen en el ático del retablo corresponden al original del siglo XVIII.

Ubicada en el Paseo de su mismo nombre, Paseo del Carmen, en la actualidad recibe culto.

Bibliografía
  • La ermita y hermandad del Carmen de Cazalla. Salvador González Hernández. Revista de Cazalla, 1998.

Convento de San Agustín

Fue fundado hacia el año 1588 en una Ermita nombrada de Ntra. Sra. de la Soledad. La antigua iglesia parece ser de obra barroca, correspondiendo al siglo XVIII la decoración de yeserías que cubre la cúpula del presbiterio. Presenta en su fachada una galería alta porticada con arcos rebajados y encuadrados por alfil, descansando en columnas toscanas. El patio de entrada que fue el claustro del convento, tiene dos plantas. La baja está formada por arcos de medio punto que apean en gruesas columnas cilíndricas, ofreciendo la alta, al centro de cada uno de sus cuatro lados balcones enmarcados por pilastras. Sobre los tejados que caen al patio destaca la espadaña del antiguo templo, realizada en ladrillo y decorada con esferas de azulejos siguiendo el esquema habitual de las obras del primer tercio del siglo XVII.

En el siglo XIX, y mediante la desamortización desaparece el establecimiento religioso, pasando a manos del estado. La iglesia sigue cumpliendo sus funciones hasta la Guerra Civil, y después de ésta pasa a ser fábrica de anisados. La parte central, su claustro y convento, es sede del Excmo. Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra.

Bibliografía
  • El exconvento de San Agustín de Cazalla. Salvador González Hernández. Revista de Cazalla. 2002.

Iglesia de San Benito

No son muy ciertos los datos de su construcción pudiéndose localizar entre finales del s. XVI y principios del XVII. Tiene una sola nave, divida en cuatro tramos por arcos transversales apuntados, estando la cabecera compuesta por dos tramos, uno rectangular cubierto con bóveda casetonada y otro semicircular con bóveda avenerada. Los muros exteriores aparecen modulados por gruesos contrafuertes, situándose en el lado izquierdo una sencilla portada de estilo renacentista. A los pies de la nave sobre un ángulo de la fachada se eleva una torre, rematada por un campanario decorado con balaustres. Esta curiosa torre triangular esta declarada Monumento de Interés Artístico. Sufrió serios daños por el terremoto de Lisboa de 1755 y fue reconstruido, añadiendo entonces la hermosa torre triangular de su fachada principal.

Bibliografía
  • San Benito: centro de antiguas ferias. Antonio Carmona Granado. Revista de Cazalla, 1985.
  • Noticias sobre la iglesia de San Benito y dos cofradías cazalleras en el siglo XVIII: la Vera-Cruz y Jesús Nazareno. Anónimo. Revista de Cazalla, 1998.

Ermita de Nuestra Señora del Monte

Construida a mediados del s. XVIII, presenta una sola nave, precedida de un pórtico y capilla mayor con camarín. Aquella se cubre con bóveda de cañón con arcos fajones y lunetos, y ésta con una media naranja sobre pechinas. El retablo presenta un solo cuerpo dividido en tres calles por medio de estípites y se decora con pinturas de la vida de la Virgen, pudiéndose fechar en el segundo tercio del s. XVIII

Arquitectura civil

Dentro del recinto urbano de la villa se conserva un numeroso conjunto de viviendas de interés artístico. Las más antiguas datan del siglo XVI, pero las más numerosas son de época barroca especialmente del s. XVIII. En la mayoría de ellas se han acometido reformas y obras con el paso de los años, siendo las portadas el elemento que menos transformaciones ha sufrido.

En la Plaza Mayor destacaremos las portadas del s. XVIII de los actuales Juzgados, albergando antiguamente el Ayuntamiento con vano adintelado entre columnas acanaladas sobre pedestales y capiteles compuestos. Su fachada está divida en cinco módulos, el central más ancho, por medio de grandes pilastras toscanas cajeadas rematándose el conjunto por una balaustrada ciega. Otro de estos edificios a destacar en la plaza es del siglo XVI. Al centro se dispone la portada que en el cuerpo inferior presenta columnas toscanas pareadas enmarcando un arco de medio punto, y en el superior balcón con columnas jónicas rematado por un ático con escudo, en la actualidad este edificio contiene el Hogar del Pensionista.

Otra casa de gran interés, es la sita en la calle Llana nº 2, constituida por dos cuerpos y en la que destaca el balcón superior que presenta balaustres, escudo nobiliario, temas de grutesco y flamenco. Ésta es de propiedad privada y en la actualidad ha sido objeto de una gran restauración para albergar en su interior un pequeño edificio de apartamentos turísticos.

Gastronomía

El plato típico de la localidad sin duda alguna es el cerdo ibérico, que enriquece de manera especial la mesa y aporta una alimentación fuerte y sabrosa, pero tampoco podemos olvidar otras clases de carne que junto con el cerdo ibérico son los platos estrellas como el cordero y las carnes de caza: jabalí, venado, perdices, conejos, etc., principalmente asados o en calderetas. En el caso del cerdo la calidad de las chacinas es insuperable.

Otros platos tradicionales son las migas, el gazpacho, los espárragos trigueros, las setas en todas sus variedades, así como las trufas, collejas, berros, tagarninas, etc. que son el complemento vegetal idóneo de nuestra gastronomía. A ellos se suman productos hortícolas que regados por manantiales puros, cultivan hortelanos y pequeños propietarios, obteniendo así productos de primera calidad y biológicos de gran valor nutritivo. No podemos olvidar los dulces de horno y sartén como pestiños, roscos, flores, gañotes, torrijas, mantecados, alfajores, tortas de almendra, etc. que tienen sus orígenes recetarios en la cultura musulmana y en la tradición de estos pueblos de la sierra.

Cazalla fue un importante centro productor de vinos, llegando a convertirse en el principal exportador de este producto al Nuevo Mundo, cuya fama quedó reflejada en obras de Cervantes, Lope de Vega y Mateo Alemán. La pérdida de importancia del vino de Cazalla se compensó en el siglo XX con la comercialización de los aguardientes. Quince fábricas dedicadas a la producción de aguardiente llegó a tener Cazalla (Anís Corona, Ideal, La Cepa, Torre del Oro, etc.), de las que sólo sobreviven dos: anís “El Clavel” y anís “Miura”. Tal fue el prestigio y la difusión que alcanzó el producto que en muchos lugares de España la gente da al aguardiente el nombre genérico de Cazalla.

Anisados y aguardientes

La enorme producción vinícola que tuvo Cazalla durante los siglos XV y XVI, dio como resultado la destilación de los sobrantes para obtener el alcohol con el que se empezó a fabricar el famoso aguardiente, que a partir de entonces toma el topónimo de nuestra población "El Cazalla". La calidad de las vides, el clima y la composición de la tierra, componían los factores idóneos para conseguir este especial linaje. Este producto se sigue fabricando manteniendo y conservando las técnicas y casi las mismas instalaciones que antaño. Derivado de estos anises y aprovechando los frutos que crecen al borde de regajos y en solana se obtiene, por maceración en aguardiente los licores de bruños, ciruelas y, el más afamado Licor de Guindas.

Cosas de nuestra historia: sobre el pasado del aguardiente

Resulta ciertamente lógico que en la mayoría de los pueblos que destacan por algún producto concreto, florezcan las historias sobre esa peculiaridad que los distingue. Es el caso de los mantecados de Estepa, los vinos de Jerez, el carbón de Villanueva del Río y Minas, etc. Todos ellos poseen sus respectivos estudios históricos.

Sin embargo, Cazalla de la Sierra, famosa por sus aguardientes, aún no ha gozado de esa preciosa suerte. Se ha llamado mucho la atención sobre vinos, que fueron realmente claves para nuestra economía, pero así (salvo meras generalidades) sobre sus aguardientes. Quizás porque los primeros implicaran a los segundos y no sean necesarias salvedades en este sentido. No obstante, pensamos que sería interesante una investigación historiográfica sobre este sector productivo que corrobore y fundamente, aún más, su logrado prestigio.

Por el momento, sólo poseemos escasas y sueltas noticias sobre “aguardenteros” y lugares destinados a la destilación y almacenamiento.

Así sabemos de la existencia, a mediados del siglo XVII, de un tal Antonio Machado que se dedicaba al mencionado oficio. O que D. Roque de la Barreda Bracho, D. Julián de Argandoña, Felipe Palma, Manuel Álvarez y Antonio García eran fabricantes de aguardientes y que alquilaban en 1756 una vivienda en la calle San Juan, esquina de Caldecaños, con fines relacionados con la actividad que tratamos.

Igualmente, a principios del siglo XIX, concretamente en el Cabildo de 7 de marzo de 1801, se tocaba el asunto de la nueva imposición real sobre el aguardiente, haciéndose resaltar el “número crecido de fábricas” existentes en la villa.

También sabemos que en 1823 D. Manuel Prieto Domínguez era propietario de un “Corral con Fábrica de aguardientes”, que vendía ese mismo año a D. Pedro de Medina y Zambrano, presbítero.

En 1836, según se hace constar en su testamento, D. Manuel González Morales poseía una Fábrica de aguardientes en la calle Juan de Lora, con su caldera y demás útiles.

Allá por mediados del pasado siglo, en el Diccionario Geográfico-Estadístico que dirigió D. Pascual Madoz, entre otras muchas cosas, se decía sobre nuestro pueblo: “Tiene Cazalla además una fábrica de aguardientes que consume en 24 horas 800 arrobas de vino, con varias calderas o alambiques para la fabricación de anisados”.

En 1870, D. José Cornello y Pardo, casado, de 38 años de edad, era dueño de una fábrica de aguardientes, con dos calderas, almacén para aquellos y bodegas de vinos, en la calle Clavel, esquina con Catalina. Esta fábrica no poseía antecedentes en ese lugar, pues había sido construida de nuevo cuño por su propietario. También tenía la misma dedicación por aquel entonces D. Antonio Naranjo López.

En esos años D. Antonio Martín Cano Benítez (cirujano menor) y D.ª Matea Viciedo Moreno eran dueños de un local fábrica de aguardientes, recién construido, que formaba parte del exconvento de San Agustín, en la Plaza del Duque (hoy Doctor Nosea), de planta baja de 165 m2, con 8 tinajas empotradas y 12 al aire, con lagareta, corbato y caldera, sirviendo de solar a una de las marcas de mayor prestigio de principios del siglo XX.

En fin, pocos datos e inconexos que piden a gritos un estudio con profundidad que nos ayude a comprender ese fenómeno que es la producción de aguardientes en Cazalla. Sirva aquí lo referido.

Antonio Carmona Granado. Artículo publicado en el nº 32 del periódico local El Chorrillo. Marzo 1993.

Cazalla: Aguardientes y Anisados

Cuántas veces al identificarnos como Cazalleros, nos han contestado diciendo ¡hombre, la tierra del aguardiente!; Cazalla ha “ligado” tradicionalmente su nombre al aguardiente, es como si más allá de nuestra frontera natural el apellido “de la Sierra” no tuviera ningún significado, ningún valor.

Cazalla, que a lo largo de su andadura como productora de aguardientes, anises y licores ha competido con otras poblaciones que se han dado a conocer en el mismo sector (Rute, Chinchón, Zalamea, Córdoba, Ojén, etc.) tuvo (¿tiene?) el orgullo de ser el nombre genérico del aguardiente, y decir o pedir un Cazalla era suficiente como para que se supiera que se quería consumir un aguardiente pero, sobre todo, era sinónimo de calidad.

Con estas líneas sólo pretendemos dejar constancia de la diversidad de marcas existentes, vinculadas a cuantas fábricas existieron y que, algunas, aún hoy existen, dando con ello una idea muy general de la importancia cultural, social y económica que estas industrias artesanales tuvieron en nuestra localidad.

Sabemos que nuestro pueblo cultivaba viñas, se producía vino y, secundariamente, se elaboraban aguardientes a partir del alcohol vínico, por lo tanto había un conocimiento tradicional de la fabricación del aguardiente por destilación. A lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII en muchas de las fincas con plantaciones de viñas había calderas para quemar vino y alambiques para la posterior obtención de aguardientes. Cuando decae la importancia del vino de Cazalla, frente al de otras comarcas de Andalucía (Jerez, Montilla, Aljarafe, etc.) comienza a dedicarse mayor cantidad de vino a la producción de alcohol vínico para fabricar aguardiente, destinado no ya al autoconsumo o venta limitada, sino a la comercialización.

Tenemos constancia, por el Diccionario Geográfico-Estadístico de Pascual Madoz, que a mediados del siglo XVIII existían en Cazalla fábricas de aguardientes. En 1870, D. José Cornello y Pardo y D. Antonio Naranjo López poseían fábricas de aguardiente; también por esos años D. Antonio Martín Cano Benítez y D.ª Matea Viciedo Moreno eran dueños de fábricas de aguardientes. Hacia 1890, D. Eduardo Naranjo Prieto y D. Antonio Naranjo Montes poseían fábricas de aguardiente y comercializaban marcas como “Anis Hendaya”. Hacia 1892, Francisco Bonilla poseía una fábrica de anisados destilados cuyas especialidades eran “Anís Corona” y “Crema de Guindas”.

En 1889 fueron premiados en la Exposición Universal de París los Anisados de Vino del fabricante D. Antonio Naranjo Montes, que igualmente en 1898 obtuvo el primer premio en la Exposición de Sevilla; así mismo Enrique Monrabá y Vera obtuvo medalla de plata y mención honorífica para su fábrica de aguardientes anisados en la citada Exposición Universal de París.

A principios del siglo XX, 1890-1903, existen registradas oficialmente varias fábricas. Una de las más conocidas, “El Clavel”, comienza su andadura en 1901 de la mano de D. Ángel Lorenzo Sosa, y su actividad se ejerció en varios lugares: Plaza del Concejo, finca Los Ángeles y su actual ubicación en calle San Benito n.º 8; junto al conocido “Anís del Clavel” comercializaba marcas denominadas “Anís de los Ángeles” y “Anís el Guadalquivir”. En 1904, Durán y Urbano posee fábrica de Anisados de Vino y embotellan con la marca “La Cepa”.

Entre 1915 y 1941, varias marcas, hoy desaparecidas, se sumaban al auge que experimentaba el consumo de este producto, entre ellas citamos las siguientes: “La Cepa”, “Flor de Andalucía”, “Anís Murillo”, “Anís Cocherito” y “Flor Serrana” ésta de Manuel Durán; “Anís Cazalla” y “Anís Borbolla” de J. Naranjo; “Anís San Fernando” de Manuel Cornello Martín; “Anís Visiedo” de M. Martín Visiedo; “Anís Nacional” de Naranjo y Recio; “Anís El Cometa” y “Anís el Lego” de Bernal, Toledo y Pérez; “Anís los Cuatro Gatos” y “Crema Naranjo” de Sucesores de Lucas Naranjo; “Anís San José” de Rica, Gaite y Magariño; “Anís Toledo” y “Anís Moka” de G. A. de Toledo; “Anís Tres Cepas” de Rafael del Castillo; “Anís Xauradó”, “Anís Juanita Reina” y “Anís Gitanillo de Triana” de M. Lorenzo Sosa; “Anís La Cabaña” y “Anís La Hebrea” de Pérez Calderón; “Anís Varelito” y “Anís de la Paz” de Mancha Hermanos; “Anís Hispano-Americano” de Manuel Mancha; “Anís Triunfante” de Benito Venegas Porras; “Anís Torpedo” de Hijos de Martín Visiedo.

Nos situamos en el año 1943 y, a través de la publicación de nuestra Revista de Verano y Fiestas, hemos podido constatar, mediante la publicidad, la existencia, hasta nuestros días, de estas otras marcas: “Anís Royal” de Lorenzo Hermanos; “Anís San Antonio” de Antonio Pérez Vega; “Anís Torre del Oro” de Benito Venegas Porras; “Anís Flor de Cazalla” de Antonio López Romero; “Anís del Lirio” de Hijo de Manuel Nocea; “Anís La Cepa” y “Anís La Rosa” de Hijo de Manuel Durán; “Anís del Clavel” de Ángel Lorenzo; “Anís El Perdigón” de Práxedes Mateo Antúnez; “Anís del Madroño” de Servando Sánchez Tejada; “Anís Ideal” de Sucesor de Gabriel López Cepero; “Anís Cruz y Raya” de Hijo Rogelio Lorenzo; “Anís San Fernando” de Lucena Hermanos; “Anís Corona” de E. Sagrario; “Anís Flor de Cazalla” y “Anís Antonio Molina” de Destilería Martínez; “Anís El Mercader” de José Calvo; “Destilerías Las Camelias” Suc. de Pérez Blázquez Hnos.

En 1945 nuestros fabricantes iniciaron las gestiones para que los anisados y aguardientes fabricados en Cazalla estuvieran legalmente amparados por la denominación de origen, a fin de que el nombre de Cazalla no pudiera ser vinculado a ningún otro producto ajeno a nuestro pueblo; así lo reconoció posteriormente la Orden del Ministerio de Industria de 10 de septiembre de 1952, declarando la denominación de origen de “Cazalla” para ser aplicada a los aguardientes anisados que se elaboren en la ciudad de Cazalla de la Sierra (Sevilla).

En los años 60, coincidiendo con otros factores económicos de la zona, emigración, etc. comienza la lenta decadencia de las fábricas, debido a la falta de modernización, capitalización y limitada producción de las referidas industrias artesanales, situándonos en el año 1963 en que sólo existen nueve fábricas. Surge en 1966 Destilerías de Cazalla S. A., como resultado de la fusión entre “Anís San Fernando” de Lucena Hnos. con “Alcoholes Núñez, S. A.”; posteriormente, en 1969 se unen a Destilerías de Cazalla, S. A. cinco fabricantes más; Suc. de Lorenzo Hnos. (Anís Royal), Hijo de Manuel Durán (La Rosa y La Cepa), Hijo de Manuel Nocea (El Lirio), Servando Sánchez Tejada (El Madroño) y Sucesor de Pérez Blázquez Hnos. (Las Camelias), con lo cual sólo quedan al margen de esta fusión “Anís del Clavel”, “Anís Ideal” y “Anís Torre del Oro”. Destilerías de Cazalla, S. A., en ese mismo año de 1969, adquiere, de la vecina localidad de Constantina, la marca “Miura” de J. Rojo, la cuál comercializa y convierte en su marca estrella.

Esta agrupación o cooperativa de fabricantes, en torno a Destilerías de Cazalla, S. A. dejará de existir en el año 1977, siguiendo Alcoholes Núñez rigiendo los destinos de estas Destilerías y de la marca “Miura”. Mientras tanto, en este mismo año, uno de los fabricantes que se unieron a la cooperativa decide reabrir su fábrica y comercializar su marca “Anís Royal”, ahora de Manuel Martín Carrera. También en este mismo año “Anís Ideal” cambia de propietario, reconvirtiéndose en su razón social, Suc. de Gabriel López Cepero, en Sociedad Anónima a partir de 1978, y volviendo a cambiar de propiedad su capital social en 1982.-antes operan en Cazalla con las marcas “El Clavel”, “Ideal”, “Miura”, “Royal” y “Torre del Oro”. En esta misma década se fusionan “Anís Torre del Oro” de José Calvo con “Anís Miura”, y también la marca “Ideal” deja de salir al mercado, después de diversos avatares, cerrando sus puertas al público.

Los años 90 también nos depararán nuevos cambios de propiedad en dos de las tres fábricas que aún quedan (Clavel, Miura y Royal) ya que en Septiembre de 1994 la firma Carmelitano, S. A. adquiere la marca “Anís del Clavel”, y posteriormente, en Noviembre de 1995 la firma Caballero de El Puerto de Santa María se hace con el capital de Destilerías de Cazalla, S. A., convirtiéndose en dueño absoluto de esta fábrica que comercializa la marca “Miura”, y poniendo especial interés en la introducción en el mercado de la crema de guindas.

Hoy, cuando estamos a las puertas del cambio de siglo, una sola fábrica de aguardiente y anisados es propiedad de cazalleros: “Anís Royal” que, bajo la firma de Lorenzo Hnos. pertenece a los hermanos Martín Abril.

Referencias

1. Cosas de nuestra historia. Sobre el pasado del aguardiente. Antonio Carmona Granado. El Chorrillo n.º 32, Marzo 1993.

2. La Bebida Española. Sus hombres y sus marcas.

3. Revista de Etnografía española. Separata 2. 1981 La fabricación del aguardiente en Cazalla. E. Aguilar Criado y J. Agudo Torrico.

4. Revistas de Verano y Fiestas.

5. El Cazallense. 1890.

6. La Revista del Distrito. 1916-1919.

7. La Voz de la Sierra. 1921.

8. Salvador Jiménez y J. Teyssiere. Revista de Cazalla. Ed. Asociación Cultural de Cazalla. José María Osuna. 1999.

Bibliografía
  • Cazalla. Denominación de origen. Antonio Portero. Artículo publicado en la Revista de Cazalla, 1953.
  • El Cazalla o la Cazalla. Antonio Lucena Cubero. Revista de Cazalla, 2001.
  • ¡Ponme un Cazalla!. F. J. Aute. Revista Estratos. N.º 62. Invierno 2002.

Fiestas

Artículo principal: Fiestas de Cazalla de la Sierra
  • Cabalgata de Reyes Magos (5 de enero).
  • Carnavales (febrero).
  • Semana Santa (marzo).
  • Función en Honor de Nuestra Señora del Carmen (16 de julio).
  • Romería al Santuario de Nuestra Señora del Monte (segundo domingo de agosto).
  • Feria (segunda quincena de agosto, el miércoles después de la romería).
  • Festival de Títeres de Sierra Morena (finales de agosto y principios de septiembre).
  • Función Principal en Honor de Nuestra Señora del Monte (segundo domingo de septiembre).
  • Concentración de Rehalas y Exposición de Productos Autóctonos (septiembre).
  • Traslado de la Virgen del Monte a su Santuario (octubre).
  • Portal de Belén viviente (diciembre).

Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Cazalla de la Sierra.

Centros de salud

Centros educativos

Deportes

Referencias

Entradas relacionadas

Enlaces externos


El contenido de este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en español bajo la licencia CC-by-sa.

Especial:Contributors/Cazalla de la Sierra

Valora este artículo

2.9/5 (11 votos)