Pacem in terris   

Torre del Reloj (Cantillana)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Torre del Reloj de Cantillana.

Historia

En el siglo XII ya hay noticias de una fortaleza con una función militar y defensiva, que controlaba la ruta de Córdoba a Sevilla por el Guadalquivir. A la conquista de la ciudad en 1247 el pueblo se encontraba rodeado por una muralla de argamasa y ladrillo que circulaba el promontorio sobre el que se asienta. El análisis urbanístico de la zona muestra un callejero irregular, típicamente medieval.

En el siglo XV el alcázar de acceso a la ciudad por este sector es desmantelado y sustituido por una puerta simple flanqueada por una torre. La ubicación de la actual Torre del Reloj se sitúa pues en la puerta sur del recinto amurallado que daba acceso a la ciudad desde la vega, estando la torre asentada sobre el “manchón” de dicha puerta de ingreso a la ciudad y sobre el propio lienzo de muralla. Fue construida con ladrillo macizo, recubierto con un enfoscado de dos centímetros, compuesto de paja, arena y poca cal, tintado de ocre. Al interior de la torre se accedía a través de una puerta adintelada desde el paseo de ronda de la muralla por un vano situado en la cara oeste, subiendo tres escalones.

Un hito cronológico importante para el edificio es el monumento en el que la torre sufre un desplome con respecto a la vertical debido a los problemas de cimentación, precisamente en la parte que no está apoyada sobre la muralla.

En el siglo XVIII ya se le denomina Torre del Reloj, debido a la existencia de un reloj de sol en su cara sur. Tiene por blasón un escudo en la fachada principal en que se ve un águila imperial en cuyo somero se ve un castillo y en su cima un armado con una bandera, y haciendo orla se leen estos versos: “Baslipo Clara Vetis que a vándalis olin: Cantillana vero Cesare municipata. Arripanis demun Cantillana profeturun”.

Es en el siglo XIX cuando la torre sufre las mayores transformaciones arquitectónicas. Se la remata con una espadaña que sirve de campanario, construida a plomo respetando su verticalidad, lo cual acentúa aún más el desplome que ya tenía el primer cuerpo. La nueva espadaña aparecía enfoscada y tintada con almagra, presentando un esgrafiado en negro alrededor de los arcos, imitando la disposición de los ladrillos. Las cornisas que rematan la espadaña fueron en principio pintadas de añil y posteriormente teñidas de almagra para homogeneizar el conjunto. Se colocaron dos campanas. En la mayor aparece la fecha de su fundación, datada en 1889 y la menor posee una inscripción que dice “Ave María Purísima”. A este mismo momento constructivo corresponde la localización del reloj de pesas en la cara sur de la torre.

En el siglo XX se le añaden, a la altura del primer cuerpo, unas almenas de tipo regionalista, que constituyen la última intervención habida sobre el edificio hasta el momento.

Restauración de la Torre del Reloj municipal

Desde hace bastantes años la Torre presentaba un deterioro visible, con una inclinación cada vez mas acusada,siendo muchas las voces que pedían su pronta restauración.

Una vez que el Ayuntamiento se interesó por el asunto, pidió informes a los Servicios de Arquitectura de la Diputación de Sevilla, informe que fue emitido por la arquitecta Isabel Ceballos Chávez, en el que se puso de relieve, después de una inspección técnica, que la torre se encontraba descalzada, al haber perdido sus cimientos.

Se realizó un amplio estudio arqueológico llevado a cabo por las arqueólogas Elena Vera Cruz, Inmaculada Carrasco Gómez y Carmen Romero Paredes, en el que se marcaron las pautas de actuación, tras el estudio pormenorizado del monumento.

Las obras han ido encaminadas principalmente a garantizar la estabilidad de la torre y para ello se ha hormigonado la base, rellenando los cimientos hasta la altura en que arrancan los muros de ladrillos originales y se le ha introducido una especie de percha metálica donde descansan los citados muros. Este relleno de hormigón ha ocupado el espacio donde descolgaban las pesas del reloj primitivo y como consecuencia de ello ha sido necesario sustituirlo por uno eléctrico, que no precisa pesas y que no aporta ninguna carga suplementaria a la estructura. El resto de las obras llevadas a cabo se han limitado a la limpieza del enfoscado, retirando los restos del mismo que esteban desprendidos, restauración de elementos de ladrillos que faltaban y enfoscado completo de todo el conjunto.

Todos los datos técnicos y detalles pormenorizados de las actuaciones realizadas se encuentran en este Ayuntamiento, a disposición de todas las personas que sientan curiosidad o se interesen por su estudio más completo de esta emblemática torre.

Bibliografía

  • Expediente realizado con motivo de la restauración.

Especial:Contributors/Torre del Reloj (Cantillana)

Valora este artículo

3.0/5 (6 votos)