Pacem in terris   

Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
El Señor de la Sagrada Entrada en Jesrusalén de Sevilla, en su retablo de la iglesia del Salvador.

El Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén de Sevilla es una escultura procesional perteneciente a la Hermandad de El Amor de esta ciudad.

Historia

La imagen de Cristo en su entrada triunfal en Jerusalén de Sevilla está catalogada como una obra de autor anónimo, fechada hacia el año 1700.

Forma parte del paso de Misterio de la Sagrada Entrada en Jerusalén, cuya composición original se remonta a los primeros años del siglo XVIII; sus formas encajan en las fórmulas promovidas y difundidas en el taller de Pedro Roldán por sus más inmediatos discípulos y seguidores.

Descripción

Se trata de una imagen de candelero para vestir, de 1,43 metros de alto, tallada en madera y policromada.

La imagen representa a Cristo sentado sobre una borriquita, como se le llama popularmente, en actitud serena y abriendo una pequeña comitiva entre el pueblo que le saluda a su paso. Aparece sosteniendo con la mano izquierda las bridas del animal, mientras que con la derecha bendice a la gente.

El Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén, de Sevilla, en su altar de la iglesia del Salvador.

Restauraciones

Esta imagen fue restaurada en el año 1805 por el célebre imaginero Juan de Astorga.

Posteriormente, fue asimismo restaurada y consolidada en el año 1990 por José Rodríguez Rivero-Carrera.

Sede

Reside y recibe culto en la iglesia del Salvador de Sevilla, considerado el segundo templo más importante de la ciudad y que se encuentra situado en la plaza del mismo nombre, en pleno Casco Antiguo de la capital hispalense.

Salida procesional

Realiza su salida procesional haciendo recorrido desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral en la tarde del Domingo de Ramos de la Semana Santa sevillana, abriendo con ello los desfiles procesionales de toda la Semana Grande.

Es la única procesión que no lleva nazarenos en sus filas, pues se entiende que no es exactamente una procesión de penitencia, por lo que camina escoltado por dos filas de niños vestidos de hebreos portando palmas en sus manos.

El Señor de la Sagrada entrada en Jerusalén en su paso de Misterio por las calles de Sevilla.

El paso de Misterio de canastilla tallada y dorada que preside este Cristo presenta una escenificación festiva y colorista. A su lado camina otra pequeña borriquilla pegada junto a su madre, y detrás le siguen los discípulos predilectos: Juan, Pedro y Santiago el Mayor, el primero de ellos tallado por Castillo Lastrucci en 1935, mientras que los otros dos apóstoles son de autoría desconocida de bastante antigüedad, también de candelero y atribuidos como la imagen del Cristo a la escuela roldanesca, y reformados en el siglo XVII.

Todo el conjunto fue remodelado por Juan Abascal Fuentes entre los años 1976 y 1978, quien lo completó con otras imágenes secundarias representando a un judío y una mujer hebrea, creados por él, y a los que se suman las de dos niños con palmas y ramas de olivo, tallados por el citado Juan de Astorga en 1805, que ayudan a recrear el ambiente festivo y popular que tiene este paso procesional.

La alusión paisajística se completa con la presencia de una palmera cuyas ramas va cortando el pequeño Zaqueo con su hacha, personaje representado por un niño que aparece encaramado en la cima de su tronco, una talla anónima del siglo XVII.

Bibliografía

Especial:Contributors/Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén (Sevilla)

Valora este artículo

2.3/5 (4 votos)