Se suspenden la romería del Rocío y las procesiones del Corpus Christi de 2020   

Palacio de Altamira (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Palacio de Altamira de Sevilla.

El Palacio de Altamira de Sevilla se encuentra situado en el barrio de San Bartolomé del casco histórico de la ciudad, en la calle Santa María la Blanca, lindando también con la calle Céspedes y la barreduela Dos Hermanas a la que da acceso, un sector muy transitado, próxima a una de sus más tradicionales puertas de entrada, la puerta de La Carne, que tras la reconquista quedó dentro de la aljama judía, una zona de gran actividad económica.

Historia

Después del año 1391, al despoblarse la judería, pasaron estos terrenos a manos del Justicia Mayor de Castilla, don Diego López de Stúñiga, el cual mandó levantar este gran edificio.

A partir del siglo XVI el palacio quedó ligado al Condado de Altamira, de donde le viene su nombre. De sus distintos propietarios fue recibiendo obras y mejoras sucesivas adaptándose a los gustos y necesidades de sus dueños hasta el siglo XIX, cuando dejó de estar vinculada a la nobleza y pasó a ser casa de vecindad en alquiler. Por entonces se realizarían en él obras y reformas que enmascararon su primitiva construcción mudéjar, descubierta nuevamente en el proceso de intervención arqueológica.

Palacio

El edificio se estructura alrededor de un patio y muestra algunas semejanzas con el palacio mudéjar del Alcázar sevillano. De la parte primitiva parecen quedar restos en algunas salas, así como en dos pequeños patios laterales. Existen en estas zonas ejemplares de artesonados de madera y bóvedas sobre trompas que muestran pintados los escudos de las familias Altamira y Guzmán, así como decoraciones de yeserías de finales del siglo XIV.

Un segundo patio de 14x18 metros aparece con arquerías en sus cuatro lados, y de las dos escaleras, la del fondo parece ser original.

La crujía de fachada parece ser obra del siglo XVII, creada para dotar de fachada y cuerpo principal de habitaciones al conjunto del palacio. Consta de dos plantas y entresuelo, con siete metros de profundidad.

En ella destaca la portada principal abierta en arco de medio punto, con jambas y dintel moldurados que recoge el balcón principal, así como un elegante mirador abierto en sus cuatro lados que se encuentra en uno de sus extremos. El paramento se divide en calles por pilastras pareadas y se remata por una cornisa con modillones a lo largo de toda la fachada.

Sobre el alero de tejas aparecen dos buhardillas, rematadas por frontón curvo.

El palacio fue rehabilitado en 1999 por el arquitecto Francisco Torres Martínez, y actualmente es sede de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Catalogación

El edificio está catalogado Bien de Interés Cultural en su categoría de monumento, y así consta publicado en el BOE del año 1990.

Enlaces externos

Mapa de situación

Especial:Contributors/Palacio de Altamira (Sevilla)

Valora este artículo

2.2/5 (10 votos)