María Santísima de la Concepción (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
María Santísima de la Concepción, en un retablo cerámico existente en la calle Alfonso XIII.

María Santísima de la Concepción es una escultura procesional titular de la Hermandad de El Silencio de esta ciudad.

Historia

La Virgen de la Concepción de Sevilla es una obra de Sebastián Santos Rojas adquirida por la Hermandad en el año 1954 y que vino a sustituir a otra anterior, con mascarilla de Cristóbal Ramos, por entonces muy deteriorada por el tiempo.

Descripción

Esta imagen de Dolorosa presenta a una mujer de una belleza muy ajustada y comedida, sin caer en lo exagerado ni tampoco en lo insípido. De corte aristocrático y aspecto no muy maduro, sus encarnaciones muestran unos colores pálidos, algo marfileños.

Presenta la mirada sugerente de unos ojos bien abiertos que miran al frente y la boca entreabierta en un gesto natural que huye de gesticulaciones estridentes. Su rostro aparece girado muy levemente hacia su izquierda, pues en su paso de palio se le representa como escuchando a la figura dialogante de San Juan Evangelista que se sitúa junto a ella.

Por la perfección de sus rasgos y del acabado de sus formas, esta imagen está considerada como una de las mejores Dolorosas sevillanas de su época.

Sede

María Santísima de la Concepción tiene su sede en la iglesia de San Antonio Abad, situada en la calle Alfonso XII de Sevilla, en pleno centro de la ciudad.

Salida procesional

Realiza su salida procesional haciendo estación de penitencia hasta la Santa Iglesia Catedral en la madrugada del Viernes Santo de la Semana Santa sevillana, siguiendo el paso de Misterio donde procesiona Nuestro Padre Jesús Nazareno, cotitular de la Hermandad de El Silencio.


Bajo el palio y al lado de la Virgen procesiona una antigua imagen de San Juan Evangelista atribuida a Cristóbal Ramos y al siglo XVIII, una bella talla que cuenta con mascarilla de barro y manos y pies de madera.

Los valiosos vestidos de terciopelo de seda bordadas en oro que lucen estas imágenes, así como el techo del palio y los faldones, fueron realizados en los talleres de Hijos de Miguel Olmo y se estrenaron entre los años 1919 y 1922. Los bellos dibujos de sus bordados mezclan motivos y elementos barrocos con otros de tipo mudéjar.

Mención especial requiere el paso de palio donde procesiona esta imagen de Dolorosa, un exquisito y singular trono de rica orfebrería donde se conjugan con singular armonía elementos inspirados en estilos artísticos diferentes como son el neobizantino o el neorománico. En él, las bambalinas del palio cambian los habituales terciopelos bordados en oro por frisos de orfebrería finamente labrados de los que penden una fina hilera de medallones a juego, que se coronan superiormente por una abultada y fantástica crestería tallada con claro regusto bizantino.

Igualmente destacable es el excepcional exorno floral de este paso de palio, compuesto exclusivamente por multipud de diminutos ramilletes de flores de azahar, que aparecen repartidos por todo su alrededor y también concentrado en los distintos jarrones situados a los lados. El aroma y la fragancia que desprende este paso en su movimiento al caminar por las calles es otra de las razones por las que resulta especialmente emotivo.

Bibliografía

  • La Virgen Dolorosa y el paso de palio, Juan Martínez Alcalde. En: Sevilla Penitente, volumen II. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/María Santísima de la Concepción (Sevilla)

Valora este artículo

2.8/5 (5 votos)