Castillo de San Jorge (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Vista del castillo de San Jorge, al pie del puente de Barcas, en un detalle del grabado de Ambrosio Brambilla sobre la ciudad de Sevilla de 1585.

El castillo de San Jorge, castillo de Triana o castillo de la Inquisición, como también se le conoce, conserva aún parte de sus restos al pie del río Guadalquivir, en su margen derecho, a orillas del paseo de Nuestra Señora de la O en el barrio de Triana Casco Antiguo de Sevilla.

Historia

Sus orígenes son antiguos pero inciertos, quizás de la época visigoda, cuando se levantó en el lugar algún tipo de construcción de tipo defensiva para la ciudad.

Ya en el año 1171, en pleno apogeo del dominio almohade, el entonces rey de Isbiliya Jucef Abu Jacub, ordenó la construcción del famoso puente de Barcas uniendo las dos orillas de la ciudad, atando sus gruesas cadenas al castillo de Triana. De sólo siete años más tarde son las noticias ciertas sobre este castillo, que refieren su ataque al mando del infante don Sancho. No obstante, sería finalmente el rey Fernando III quien, con la ayuda de la flota de Ramón Bonifaz que rompió las cadenas y con ello la barrera del puente, el que conseguiría su toma y ocupación, junto con la de toda la ciudad, cuando ésta cayó en poder de su ejército de reconquista en el año 1248.

El castillo, tras esa fecha y hasta el año 1280 perteneció a la Orden Militar de San Jorge, y fue sede de la primera parroquia de Triana. A partir de entonces, y hasta casi la mitad del siglo XV su gobierno estaría reservado a los sucesivos alcaides asignados para ello, personajes de gran relevancia, dado el alto valor defensivo que suponía este castillo para Sevilla. A partir de 1450 su importancia como elemento defensivo iría disminuyendo con los años, siendo abandonado hasta que en el año 1481 se estableció en él la sede de la Inquisición.

Lienzo del castillo integrado en el mercado de Triana.

Esta institución se mantuvo en este lugar hasta 1626, año en el que lo abandonó por el continuo deterioro de sus muros debido a las fuertes crecidas con que a veces arreciaba del río, siendo concedido entonces al Conde Duque de Olivares, que se ocuparía de su reparación y cuidado y de la vigilancia sobre las mercaderías realizadas a sus puertas; y sólo hasta 1639, año en el que volvió a ser sede de la Inquisición hasta su marcha definitiva en 1785.

Museo del castillo.

Posteriormente se donó a la ciudad el castillo para que pudiera abrir un paso desde el Altozano hasta la calle Castilla, levantando casas a ambos lados, para lo cual se demolieron sus dependencias, quedando parte de él en solar.

Convertidos sus restos en un centro de interpretación y museo de la Inquisición, sobre las ruinas se edificó el mercado de abastos de Triana.

Bibliografía

  • El Urbanismo de Sevilla durante el reinado de Felipe II, Antonio José Albardenedo Freire. Guadalquivir Ediciones. Sevilla, 2002.

Mapa de situación

Enlaces externos

Especial:Contributors/Castillo de San Jorge (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente3.00/5

3.0/5 (8 votos)