Banda Municipal de Guillena

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Banda Municipal de Guillena.

Historia

..."Desde que un músico llamado Trigueros fundara la Banda hasta hoy, esta tierra ha sabido cultivar con dedicación este arte"...

Antes que nada habría que señalar que los antecedentes históricos no son claros, porque apenas hay documentos que atestigüen el nacimiento de la Banda de Música de Guillena. Parece ser que fue un músico apellidado Trigueros, apellido muy relacionado en Guillena con la música, el que la funda y dirige en sus inicios. Entre los antecedentes más primitivos pueden encontrarse unas actas capitulares del Ayuntamiento del año 1860, en las que la corporación municipal se ve obligada por circunstancias precarias a suspenderle la asignación económica anual. La razón no era otra que “a la gran calamidad por la que se atraviesa con motivo de la epidemia de peste sufrida y ser menester dedicar ese dinero a dar pan a los necesitados”.

Posteriormente, con los altibajos que suelen siempre pasar toda la asociación altruista, esta pionera Banda de Guillena pasa por malos y buenos momentos, aunque sin que en ningún momento la gente del pueblo pierda el gusto por la bella afición. Es precisamente, el pueblo el que siempre está dispuesto a hacer frente a las muchas dificultades que se presentaban, claro está, siempre dentro de sus posibilidades. Antes de que en 1927 José Velázquez Alfaro se haga cargo de la banda de música, “Niño de la Prima” y Manuel Torres “Purgante” habían estado al frente la Agrupación Musical Guillenera. La labor de Velázquez se prolonga hasta 1957, año en que se traslada a Sevilla. El motivo no era otro que el ingreso de sus dos hijos en la Banda Municipal de Sevilla. Eran José y Juan Velázquez Sánchez, trombón y clarinete, respectivamente. Ambos han aportado muchísimo musicalmente hablando a la Semana Santa sevillana.

Músicos destacados

José Velázquez Sánchez

Nacido en Guillena el 29 de enero de 1937. Organista y profesor de trombón de la Banda de música municipal de Sevilla, estudió música con su padre, director de la banda de su pueblo natal, estudios que completó en el conservatorio de Sevilla donde obtuvo los títulos de piano y trombón. Fue organista de la Parroquia de los Remedios y desde 1979 trombón de la Banda de Música Municipal de Sevilla. Es autor de Aniversario Macareno y Victoria Cigarrera, aunque tiene registrados en la Sociedad General de Autores más de un centenar de títulos, entre ellos, el himno al fundador de los paulinos estrenado en 1988.

Juan Velázquez Sánchez

Nacido en Guillena el 2 de julio de 1942, profesor de la Banda Municipal de Música de Sevilla, donde ocupó la plaza de clarinete. Comenzó a estudiar música con su padre, director de la banda de su pueblo natal, continuando con sus estudios en el conservatorio de Sevilla, donde cursó estudios de piano y clarinete. Cultiva un estilo de marcha rítmica y netamente cofradiera muy apreciado por los cofrades que gustan de ese estilo de música procesional, por lo muy espléndidamente que con ella se mecen los pasos de palio. Entre sus composiciones encontramos títulos como: Dolores del Cerro o Reina de la Trinidad.

Dejábamos a la banda en 1957, cuando Velázquez Alfaro se ve obligado a abandonar la dirección. Durante cuarenta años su labor al frente de la banda de Guillena fue digna de toda admiración, alcanzando grado de perfección. Además distintas circunstancias provocaron que al año siguiente no hubiera música en el pueblo; basta decir que el 8 de septiembre fue la banda de Gerena la que acompañó en procesión a la Virgen de la Granada. Sin embargo esta situación sería excepcional, ya que el 7 de enero de 1959 se reorganiza la asociación musical. El nuevo director sería Francisco Olmo Sosa. El resurgimiento fue posible gracias a la concesión de un crédito, con cargo a las arcas municipales, para la compra de instrumentos y uniformes nuevos, cuya amortización fue sufragada a través de los contratos que obtenía la banda. Así durante un largo periodo la música de Guillena volvió a vivir momentos de esplendor, hasta que en 1980 acontece un triste hecho, la división de la formación musical en dos. La nueva banda tomó el nombre de Agrupación Musical de Nuestra Señora de la Granada , bajo la dirección de José Martínez Aguilera, mientras que la originaria redactó de nuevo sus estatutos en 1881, siendo inscrita con el nombre de Agrupación Cultural de Música de Guillena. El cargo de director lo siguió ocupando Francisco Olmo Sosa.

A partir de entonces las dos formaciones musicales participarán en las fiestas del pueblo, alternándose a la hora de tocar. Esta situación se mantendrá hasta 1993, cuando un grupo de músicos presentan la idea la ayuntamiento de crear una Banda Municial, en la que tendrían sitio todos los integrantes de ambas agrupaciones musicales. Sin embargo, José Martínez Sosa decidió continuar con la Banda de Música Nuestra Señora de la Granada. Una vez constituida la agrupación pasó a dirigirla Juan José Puntas Fernández.

Juan José Puntas Fernández

Nació en Guillena el 19 de julio de 1960. Músico militar, ocupó plaza de trombón en la división Motorizada Guzmán El Bueno nº 2, Cuartel General del Ejército, Marina de El Ferrol, Buque Escuela Juan Sebastián El Cano, Marina de San Fernando y Ejercito de Aire a la que pertenece. Fue componente de distintos grupos de metal y uno de los fundadores de la Banda de Música Ntra Sra de la Granada de su localidad natal. Ha compuesto marchas como Nuestra Señora de la Granada o Nuestra Señora de las Candelarias dedicadas ambas en 1988 a imágenes de su localidad natal. En colaboración con Rafael Huertas, también músico de la armada, escribió en San Fernando Poder y amor, Cristo Rey y Jesús Nazareno, dedicadas a imágenes isleñas.

Francisco Javier Gutiérrez Juan

Natural de Guillena, comienza sus estudios musicales en la Agrupación Cultural de Música del citado pueblo de la mano de Francisco y José Olmo. Prosigue sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música Manuel Castillo de Sevilla, teniendo entre los profesores a Carlos Baena y Manuel Castillo. Sobresaliente en todos los cursos de Oboe, composición instrumentación, música de cámara: matrículas de honor en piano: es premiado con Mención de Honorífica de Grado Elemental, Premio de Honor de Grado Medio y Premio de Honor Fin de Carrera, todos en la especialidad de Oboe, siendo invitado por la Junta de Andalucía para participar en la Tribuna de Jóvenes Intérpretes.

Continua sus estudios en el Real conservatorio Superior de Música de Madrid donde realiza estudios de Dirección de Orquesta con Francisco García Nieto y Enrique García Asencio, obteniendo las máximas calificaciones, completando su formación con numerosos cursos de perfeccionamiento nacionales e internacionales. Consiguió los títulos de: Profesor Superior de Dirección de Orquesta; Profesor Superior de Oboe; Profesor de Composición, Armonía y Contrapunto; Profesor de Solfeo, Repentización y Transporte; Diploma Elemental de piano.

Como oboísta ha formado parte de todo tipo de agrupaciones y orquestas, siendo también Profesor de la Banda Municipal de Sevilla y de la Orquesta Bética Filarmónica de Sevilla, habiendo actuado en varias ocasiones como solista con ambas agrupaciones, entre otras. Participa de forma asidua en numerosas grabaciones discográficas así como para radio y televisión, bien con su trío o colaborando con las principales figuras del panorama musical español.

Como Director a pesar de su juventud ha dirigido todo tipo de agrupaciones: Banda Municipal de Sevilla, Orquesta Manuel Castillo de Sevilla, Orquesta Bética Filarmónica de Sevilla, Orquesta del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.... siendo elogiado por la crítica.

Fue distinguido por el Excmo. Ayuntamiento de Guillena con "El primer escudo de la Villa en reconocimiento a su trayectoria como Director de Orquesta".

Francisco Olmo Sosa

"Maestro Olmo", nació el día 7 de Julio de 1921, en la calle Las Cruces en el municipio sevillano de Guillena. Hijo de Francisco Olmo Baza y Josefa Sosa Ramírez, fue el mayor de 5 hermanos: Pepita, María, Gabriela y Pedro. La banda de aquellos años estaba formada tan sólo por dieciocho componentes, más su director, José Velázquez Alfaro.

Dio sus primeras lecciones con el maestro José Velázquez Alfaro, allá por el año 1936, a la edad de 15 años. Entró a formar parte de la Banda de Música tocando la tuba.

En el año 1942, Francisco Olmo ingresó en el Ejército como músico militar en la Banda de Ingenieros de Sevilla. Recibió clases particulares con José Pinto Hernández “Maestro Pinto” (saxofonista de la Banda de Ingenieros). En aquella época ya existía el Conservatorio de Sevilla, pero eran pocos los músicos que estudiaban en él; la mayor demanda eran las clases por cuenta ajena.

Olmo permaneció cuatro años en la Banda de Ingenieros. Durante este periodo de tiempo su vida discurría en el cuartel donde hacía vida. Por los servicios prestados en la Banda, cobraba en calidad de educador (una cantidad estipulada, menor que la de los mandos, además de recibir comida y cama). Francisco Olmo, a pesar de su buena disposición como músico, no decidió permanecer en el ejército. En 1943, nació su primer hijo, Francisco Olmo Caro, hijo de Francisco e Isabel Caro León. A pesar de su paternidad, Olmo no podía venir a Guillena tan sólo los domingos, viniendo en bicicleta para ver a su mujer e hijo. En el año 1946 se licencia y se instala definitivamente en Guillena.

En 1947 se incorpora a la Banda de Música el hermano menor de Francisco, Pedro Olmo, inicialmente con el trombón y más tarde con el bombardino.

Su tercer hijo José Olmo Caro será el único de la saga que seguiría la tradición musical ya que actualmente es Subteniente Músico del Acuartelamiento Aéreo de Tablada (Sevilla). José Olmo se inició en la música con el saxofón alto y más tarde ingresaría en el ejército como oboísta. Otros familiares que comparten su afición por la música, dedicándose profesionalmente son sus sobrinos Manuel y José Vizcaíno Olmo, José Luis Olmo Domínguez; sus nietos Francisco Alonso Olmo Chamorro, actual director de la Escuela Municipal de Música de Guillena; Joaquín, José Carlos, Álvaro y Alejandro Olmo Merino y Ángeles Delgado Olmo.

En 1957 José Velázquez comunica a Francisco Olmo su intención de dejar la Banda de Música de Guillena para marcharse a Sevilla con sus hijos José y Juan Velázquez, quienes habían ingresado en la Banda Municipal hispalense. Aquel mismo año, coincidiendo con las Fiestas Patronales, actuó la Banda de Gerena dirigida por el Maestro Manuel Martel, al no haber Banda en Guillena tras la marcha de Velázquez. Hasta el año 1959 estuvo Guillena sin Banda de Música y los músicos de Guillena fueron llamados por diferentes bandas de los pueblos de la provincia. Olmo fue llamado por Hipólito Ciudad Huertas, teniente alcalde de Guillena, para que tomara la dirección musical de la banda.

Así continuó la Banda de Música de Guillena hasta los años 75, fecha en la que se disuelve la primigenia formación, por diferencias entre sus componentes. Olmo presentó su dimisión irrevocable.

De esta división surgieron dos agrupaciones: la Agrupación Cultural de Música de Guillena, dirigida por Francisco Olmo Sosa; y la Banda Nuestra Señora de la Granada, dirigida por José Martínez Aguilera.

En el año 1982, la Junta de Andalucía organiza un Certamen de Bandas de Música en la plaza de España de Sevilla, siendo Rafael Escuredo, Presidente de la Junta de Andalucía en aquellos años. El acto se celebró el 28 de febrero, Día de Andalucía, "...con motivo del segundo aniversario del referéndum del 28 de febrero, declarado oficialmente “Día de Andalucía...”. Las agrupaciones participantes fueron: Banda de El Carmen de Salteras, Agrupación Cultural de Música de Guillena, Banda de Música Virgen de la Granada, Banda Municipal de Sevilla (que no entraba en concurso), etc. La Agrupación Cultural de Música de Guillena, con Francisco Olmo Sosa al frente, interpretó la marcha procesional Pasa la Virgen Macarena, de Pedro Gámez Laserna, que resultó ganadora de dicho concurso y sus componentes festejaron el premio ofreciendo un desfile por las calles de Guillena. Este premio abrió las puertas a la Banda de Música del Maestro Olmo, cobrando importancia en Sevilla y en toda la provincia.

Ya en la década de los noventa (1994) se crea la Banda Municipal de Guillena, en un impulso del Ayuntamiento de Guillena por engrandecer aún más la música en nuestro pueblo. Este nuevo proyecto contó con Juan José Puntas como director y con Francisco Olmo como subdirector y asesor musical.

Olmo permaneció en este proyecto hasta que su esposa enfermó. Aún así, continuó impartiendo clases en su domicilio a sus nietos y a otros jóvenes músicos de la localidad.

Murió el 19 de diciembre de 2007, a los 86 años después de toda una vida dedicada a la música. Su funeral fue multitudinario y especialmente emotivo pues el féretro fue acompañado por los músicos de Guillena, interpretando las marchas fúnebres: Amarguras, Virgen del Valle y Jesús de las Penas.

Recibió numerosas distinciones y premios a lo largo de su vida. Actualmente, el Auditorio de Música de Guillena lleva su nombre en recuerdo a su labor.

Enlaces externos

Especial:Contributors/Banda Municipal de Guillena

Valora este artículo

3.8/5 (8 votos)