Santísimo Cristo del Calvario (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Santísimo Cristo del Calvario, de Sevilla. Francisco de Ocampo, 1612.

El Santísimo Cristo del Calvario de Sevilla es una imagen procesional perteneciente a la Hermandad de El Calvario de esta ciudad.

Historia

La imagen la encargó Gaspar Pérez de Torquemada para presidir la capilla funeraria que poseía en la iglesia de Santa Catalina de Sevilla, aunque en el inventario de sus bienes redactado con motivo de su fallecimiento en 1628, se cita la existencia de una "imagen de un Cristo de madera, encarnado y de estatura de hombre..." en el oratorio particular de su domicilio de la calle Almudena.

Un nuevo dato sobre esta talla lo aporta López Martínez al decir que fue vendida en 1639 al portugués Rodrigo López de Veyga, quien lo dejó expuesto en la capilla de Nuestra Señora de la Palma, levantada por su familia en el convento Casa Grande de San francisco, lugar donde en 1670 se fundó la Hermandad de El Calvario. Cuando esta Hermandad se fusiona con la de los Mulatos se traslada a la iglesia de San Ildefonso, y allí reaparece la imagen del Cristo en 1798.

En el año 1886, cuando se reorganiza la Hermandad de El Calvario, este Cristo pasaría a ser nuevamente su titular.

Descripción

Retablo cerámico del Cristo del Calvario en la iglesia de La Magdalena de Sevilla.

Se trata de una excepcional escultura realizada en madera policromada por Francisco de Ocampo en el año 1612.

De 1,65 metros de alto, su hechura se inspira en la célebre y no menos excepcional obra de Martínez Montañés conocida como el Cristo de la Clemencia que se conserva en la Catedral hispalense. Y justamente así se indica en las condiciones del contrato que para el Cristo del Calvario firmaban Francisco de Ocampo y Gaspar Pérez de Torquemada, donde aquél se obligaba a realizar "la hechura de un Cristo al natural, acabado como el que tiene el arcediano don Mateo Vázquez..."

No obstante el Cristo de Ocampo se aleja y se dramatiza en parte, respecto a la versión de Montañés, pues no presenta a un Cristo vivo, sino ya muerto; y se presenta clavado en la cruz con solo tres clavos, acentuando el patetismo de la imagen, en lugar de los cuatro con los que se fija el de su predecesor.

Por otro lado, la elevada perfección anatómica del cuerpo del Cristo de Montañés ha sido reducida y llevada a un estado más realista y sobrio en éste de Ocampo, con evidentes muestras de martirio y con un sudario enrollado a la cintura que se anuda en las dos caderas, equilibrando la composición.

Restauraciones

En el año 1941 el médico y escultor Sánchez Cid restauró la imagen, encontrando por casualidad en su interior un documento que confirmaba la autoría de tan importante talla y la fecha del encargo. Posteriormente, entre los años 1987 y 1988 volvió a ser restaurado, esta vez por José Rodríguez Rivero-Carrera.

Sede

El Santísimo Cristo del Calvario se venera en la actualidad en la iglesia de La Magdalena de Sevilla.

Salida procesional

Tiene su salida procesional en estación de penitencia en la madrugada del Viernes Santo de la Semana Santa sevillana, seguido en paso de palio por la Virgen de la Presentación.

Bibliografía

  • Cuando Cristo pasa por Sevilla: escultura, iconografía y devoción, Juan Manuel González Gómez. En: Sevilla Penitente, volumen II. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/Santísimo Cristo del Calvario (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente1.67/5

1.7/5 (6 votos)