Pacem in terris   

Plaza de España (Lebrija)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Placa plaza

La plaza de España de la localidad de Lebrija es el centro histórico del pueblo.

Descripción

Hacia ella derivan las calles Sevilla, Cataño, Ignacio Halcón, Trinidad, Arcos y Corredera. Además tiene dentro de ella en su ala este el monumento a Elio Antonio.

La plaza es toda peatonal, con varios bancos, y rodeada de varios arriates con distintos tipos de flores, con 10 farolas que alumbran la plaza y también consta de 4 grandes maceteros con distinto tipo de árboles delante de la puerta del ayuntamiento.

Fachada ayuntamiento actual

La numeración de los edificios que rodean la plaza de España llegan hasta el número 22.

La plaza de España es un lugar de ocio dentro del pueblo pues en ella se ubican algunos de los espectáculos que llegan a la localidad, como por ejemplo, feria del libro o las tradicionales Cruces de Mayo y Semana Santa. Pero también podemos pasear por ella y ver hombres de avanzada edad paseando de un extremo a otro o niños correteando.

A pesar de sus numerosas nomenclaturas que han ido cambiando a lo largo del tiempo, se le conoce popularmente como la plaza de los hombres, pues eran frecuentado por éstos ya sea para manifestarse contra el hambre, una huelga o una visita oficial.

La importancia de la plaza configurada como centro neurálgico del pueblo hace que las tiendas más antiguas se concentren en su entorno. Así, junto al casino del pueblo hay que recordar algunos de los negocios ya cerrados como fueron el bar Conchita, la casa de huéspedes o el antiguo bar Caballo (hoy La Caixa) que según cuentan debe su nombre a un cliente que entró en el bar a lomos de su caballo y pidió una copa de vino. También desaparecieron los dos quioscos de cada lado y hoy es una superficie al mismo nivel que posibilita el acceso a las personas con movilidad reducida.

Puntos de interés

  • Ayuntamiento, sito en el nº 1.
  • Antiguo Casino, nº 18.
  • Estatua a Elio Antonio.
Puerta de casino antes de la remodelación
Fachada cajasol

Comercios

  • Bar Palaustre.
  • Natur House.
  • Nebrimática.
  • Peluquería Guillermo.
  • Banco Banesto.
  • Pepe Toro.
  • Tienda de ropa Luquita.
  • Antiguo Casino.
  • Bar Lattuga (antiguo bar Conchita).
  • Agencia de viajes Ecuador.
  • Lebrijoyas.
  • La Caixa.
  • Administración de loterias Doña Matilde.
  • La tienda de Miguel.
  • Cajasol.
  • Abogados.
  • Bar Tienda Nueva.
antiguo cafe eusebio en la plaza
bar tienda nueva en 1950

Historia

Plaza españa desde cataño antigua

La plaza se hallaba enclavada en terrenos de la huerta de Gómez Benítez de Medina. A fines del siglo XV eran tan pocas las edificaciones existentes en este lugar que no se hallaba formada la plaza ni, por tanto, se le daba nombre de tal, sino el de prado de Arco, debido al arco que existía en la hoy calle de Ignacio Halcón. En este tiempo existía allí una calera que se arrendaba anualmente y un pozo o noria llamado «Pozo Nuevo del Arco», que el Consejo mandó limpiar y hacerle una rueda el 7 de septiembre de 1478, a costa de «los vecinos y moradores —dice el acta correspondiente— y judíos y abades y todos los otros vecinos». En 26 de julio de 1480 se prohibió beber de él bajo pena de 5 maravedises para los Regidores.

Vista aerea de la plaza 1900

En el primer tercio del siglo XVI ya se le dice plaza del Arco, y a mediados del XVIII se comienza a llamarla plaza Real y plaza Mayor, hasta que en el mes de agosto de 1821, con motivo de la jura de la Constitución de 1812 por Fernando VII, el 7 de marzo de 1820 se rotuló plaza de la Constitución con una lujosa lápida de mármol blanco, labrada en Sevilla por Antonio Barrado celebrándolo con grandes fiestas e iluminación de la torre. En julio de 1823 se la denominó plaza del Rey, con letras doradas en una lápida jaspeada. Con este motivo se dio un refrigerio en el Ayuntamiento, en el que entre otros aperitivos hubo «siete libras de panales». El 5 de octubre siguiente llegaron los Reyes a Lebrija en su tránsito por Madrid y se repararon y enarenaron las calles de la carrera formándose en ellas arcos de arrayán e instalándose una profusa iluminación para recibirlos dignamente, e incluso se instaló en la plaza un tablado para la música.

plaza de españa desde balcon en 1940

Al publicarse en Lebrija el Estatuto Real de 1834 se intituló plaza de Isabel II Constitucional. Con este motivo se celebró una función religiosa en la iglesia parroquial; hubo iluminarías y corrida de toros y se dio una comida a los pobres. Además, en las casas Capitales se colocó un retrato de la Reina, donado por el Regidor Juan Alonso San Miguel.

Poco después, el 22 de agosto de 1836, con ocasión del restablecimiento de la Constitución de 1812, acordó el Ayuntamiento devolverle el nombre de plaza de la Constitución. El domingo siguiente, día 28, se colocó lápida con inscripción junto al balcón del Ayuntamiento. En este día tuvo lugar en la iglesia parroquial la jura de la Constitución por la Corporación municipal y sus empleados. Por la tarde y la del siguiente se corrieron nueve novillos en el Barrionuevo, con iluminación de la plaza durantes tres noches consecutivas. Llevó este nombre hasta el 19 de mayo de 1873 en que se le cambió por el de plaza de la República, restituyéndosele de nuevo el anterior al restaurarse la monarquía. En 1931 volvió a llevar el de plaza de la República, y el 25 de enero de 1937 tomó el que hoy ostenta de plaza de España.

Portada de feria en plaza en 1940

Esta plaza fue de alguna mayor extensión de la que tiene en la actualidad, pero en 1861 el Ayuntamiento autorizó al dueño de la casa que hacía esquina a las calles de Antón Pérez y de Arcos para que al reedificarla, avanzara en la plaza lo necesario para alinearla con las otras fincas, y al construirse en 1868 las cuales casa Capitales, para que la desembocadura de hoy calle Ignacio Halcón en la plaza —de la figura embudo, cuya parte ancha medía 24 metros y la estrecha 9,40 metros—, formara ángulo recto con dicha edificación, se incluyó en ella el triángulo de la calle sobrante.

Plaza en la decada de los 40

En 1879 se autorizó al propietario de las casas de la otra esquina, números 1 al 19, para agregarles 55,90 metros cuadrados de la rinconada que había junto a ellas, y como con esta obra quedó fuera de línea la casa número 18, se concedieron a su dueño para ajustarla a ellas los 18,60 metros cuadrados sobrantes.

Hasta 1876 en que, a solicitud de varios vecinos, se construyó alcantarillado desde la calle de Cataño a la de Arcos, la plaza se hacía intransitable en invierno, pues corrían libremente por ella las aguas que bajaban de las calles de Sevilla, Cataño, Monjas y Corredera. Para atravesarla por la entrada de la calle de Arcos existía un puente desde el siglo XVI, reconstruido en 1761, al mismo tiempo se empedraba la entrada de la calle de Cataño, y volvió a repararse en 1842. De lamentable estado en que se hallaba la plaza en aquel siglo de idea la propuesta hecha al Concejo en 1592 por el Regidor Francisco Benítez del Castillo, para que se taparan los hoyos y silos hechos en ella por los vecinos para guardar aceitunas, en los que tropezaban las caballerías, y cuando llovía se llenaban de agua y caían los forasteros que transitaban con dirección a Jerez.

Plaza de españa en 1910

En 1849 se destinó a paseo la parte central de la plaza, y con el beneficio obtenido en dos corridas de novillos se instalaron asientos de mampostería y losas de barro cocido y se plantaron árboles. Veinte años después, el arquitecto Manuel del Portillo formó un proyecto de reforma del paseo, que no se realizó, pero figuran en él tres entradas, dos laterales y otra por la parte Sur, 29 bancos, dos candelabros con tres faroles cada uno, 32 árboles y un pozo con bomba fuera del paseo, en la parte Norte.

Plaza españa en 1943

En 1874 se reconstruyeron los asientos con losas de Tarifa y respaldos de hierro. En 1888 se plantaron ocho palmeras procedentes de vivero de Luis Parodi, en Tarifa, y el 9 de mayo de 1908 se dispuso pavimentarla de asfalto, acuerdo reiterado el 27 de noviembre de 1909.

En marzo de 1903 se inauguró en el centro de la plaza un monumento a Elio Antonio rodeado de una verja de hierro, desaparecida ésta en los años 1940 al reformar el paseo, y el pedestal se trasladó a la hoy plaza de Manuel Halcón para colocar en él una Cruz; el busto al Grupo Escolar Elio Antonio de Nebrija, de donde, en julio de 1976, se llevó a la plaza de Juan Díaz de Solís, donde incomprensiblemente todavía se encuentra.

Frente a las Casas Capitulares se hallaba la Aduana Real cuyo edificio perteneció al Mayorazgo de Juan de Olarte y Cerón, y en línea con la acera izquierda de la calle Sevilla, estaba la casa de Roque Francisco de Guzmán. Entre dicha casa y la ermita de la Aurora existió en 1823 la posada de la Aurora de la que las tropas francesas se llevaron a su paso varios serones y cinteros que luego hubo de pagar el Ayuntamiento al posadero Pedro Antonio Díaz.

Las últimas reformas de la plaza se produjeron en 2009 cuando desde el ayuntamiento se peatonalizó tres cuartas partes de su circunferencia irregular y se puso un acerado uniforme de tono grisáceo.

Portada de feria en plaza en 1940

En los altos de un edificio de nueva construcción situado entre las calles de Arcos y Trinidad, se encuentra instalada la Biblioteca Municipal (creada por O. M. de 21 de abril de 1944), hoy ese departamento pertenece a la organización sindical UGT.


Vista desde arriba de la plaza en 1950


Visita de franco a la plaza en 1946
desfile grupo infantil de exploradores en 1930

Bibliografía

  • Grupo de Creación de contenidos lebrijanos en Internet.
  • La Patria de Nebrija, José Bellido Ahumada.
  • Calles y Relatos de Lebrija, Manuel González.
  • Libro sobre imágenes, Antonio Moreno. Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Lebrija, 1997.

Mapa de situación

Vídeos de la calle

Especial:Contributors/Plaza de España (Lebrija)

Valora este artículo

2.8/5 (5 votos)