Francisco Rodríguez Zapata

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Francisco Rodríguez Zapata y Álvarez (n. Alanís, 4 de octubre de 1813 - † Sevilla, 15 de agosto de 1889) es un poeta español, además fue sacerdote, catedrático y académico.

Biografía

Nació en la villa de Alanís, provincia de Sevilla, el 4 de octubre de 1813, en el seno de una familia acomodada, trasladándose muy joven con su madre a la capital andaluza.

Fue discípulo del celebro literato y matemático Alberto Lista, al cual profesó constantemente la mayor consideración y acendrado cariño. Estudió Rodríguez Zapata con fruto las humanidades y algunos idiomas, siguió la carrera eclesiástica y se ordenó de sacerdote en 1837, tomando el grado de doctor en Filosofía y Letras y Derecho Civil y Canónico ese mismo año cuando sus conocimientos eran muy vastos en cuanto había aprendido, sobre todo en la lengua de Cicerón y Horacio, y en poética, como lo demostraban sus poesías, que muy bien pueden figurar con las de Herrera, Gallego y las de su mismo maestro Lista, haciéndole insigne miembro de la llamada «escuela sevillana».

Apreciando su mérito literario, tras unas brillantes oposiciones celebradas ante el propio Gallego —presidente del tribunal— en Madrid (su única estancia en dicha villa), le nombró el gobierno catedrático de retórica y poética en la universidad de Sevilla en 1847, de la que era profesor desde 1835 nombrado por su claustro. Desde entonces se dedicó á la enseñanza, logrando con sus bellas dotes y suave carácter y erudición granjearse el cariño de todos sus alumnos y una envidiable fama entre sus compañeros.

Ha sido además prebendado de la colegial de Olivares, en recompensa muy inferior á la que sus merecimientos reclaman, siendo posteriormente capellán real de la de San Fernando de Sevilla en 1853 y elevado más adelante a canónigo de la metropolitana de Sevilla, y pertenece, por último, á varias academias, entre las que debe mencionarse la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, que le cuenta entre sus más ilustrados individuos de mérito.

Fallece a los setenta y cinco años de edad, no quedando gran recuerdo de su obra poética, lo que se debió a que en vida huyera de la fama, no recopilando si quiera sus poesías, pues prefirió el afecto de su familia y discípulos.

Obra

Rodríguez Zapata ha alcanzado un nombre distinguido entre los más notables poetas líricos modernos por el mérito de sus composiciones, publicadas de algunos años á esta parte en los primeros periódicos y revistas. Lástima que su autor, con una modestia digna de sus virtudes, se hubiera negado durante años á coleccionarlas en un volumen, como en vano lo habían solicitado sus amigos y numerosos discípulos; si bien sus familiares proyectaran editar sus obras completas póstumamente.

Es poeta de grandes alientos y exquisita forma, si no el último, sí el más genuino representante de la escuela sevillana, de versos correctos, inspiradísimos y reposados, son personales y sin posible confusión recuerdan a veces a la perfección inverosímil de los de Gallego, la austeridad del estilo de Reinoso, la profundidad de Rioja y la naturalidad y profundidad de Lista. En sus versos junto a la gravedad, por lo común religiosa, hay mucha luz, color, diafanidad y exuberancia, propias de Andalucía, en el buen gusto de las formas y armonías, dentro de una irreprochable sobriedad.

Se declara Rodríguez Zapata entusiasta de la «escuela de lo bueno», siendo sus composiciones de un puro clasicismo, hasta el punto que dijera que hubiese borrado «con sangre de sus venas» viejos pecados de juventud cuando, en los dictados del romanticismo, con otros poetas publicara La Lira Andaluza.

Las principales inspiraciones de Rodríguez Zapata son las ideas religiosas y la exaltación del amor al suelo natal y a sus más legítimas glorias. Entre sus obras se pueden destacar Al Betis, los cantos bíblicos Débora y Barúc y La voz del Profeta, la oda A la Purísima Concepción y la dedicada a Isabel II El mar en tempestad, así como los sonetos —composición en la que fue maestro— A Dios y A Arias Montano.

Publicaciones

  • Las poesías de Rodríguez Zapata se han publicado desde 1838 en los periódicos la Revista de Madrid, Floresta Andaluza, la Revista de Ciencias, el Laberinto, el Trono y la Nobleza y otros.
  • Cancionero de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, Madre de Dios y Señora Nuestra, 1875. ISBN 1168166632.

Reconocimientos

El Ayuntamiento de Sevilla dispuso dar su nombre a la calle en la que residió durante largos años.

Bibliografía

Entradas relacionadas

Especial:Contributors/Francisco Rodríguez Zapata

Valora este artículo

  • Actualmente3.25/5

3.3/5 (8 votos)