Pacem in terris   

Postigo del Carbón (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
El Postigo del Carbón de Sevilla, en la actual calle Santander.

El Postigo del Carbón de Sevilla, también conocido como "Postigo del Oro", de "los Azacanes", o de "las Atarazanas", fue la puerta por la que entraba a la ciudad la mayor parte de los productos indianos procedentes de América, por ser la más próxima al lugar donde se encontraba la Aduana nueva.

Historia

Desde las últimas décadas del medievo, el eje de entrada de los productos del puerto de Sevilla se fue trasladando hacia el sur, ya que la Aduana y el puerto pasaron a tener nuevas ubicaciones aguas abajo, y con ello el recorrido de los ingresos de las mercancías. Más adelante sería el Postigo del Aceite donde se concentraría la primacía comercial, con motivo de la instalación provisional de la Aduana en el callejón del Alfolí, también conocido como de la Aduanilla -situada en el solar del edificio principal de Correos), tras haber tenido otras sedes en la ciudad.

En 1586, al ser edificada la nueva Aduana, dicho eje se trasladó más al sur, desde el Postigo del Aceite hasta el Postigo del Carbón, que pasaría a ser el punto de mayor actividad comercial. La Aduana nueva tenía un acceso desde la antigua calle del Aceite (hoy calle Tomás de Ibarra) y también salida por el Arenal, una doble entrada que dificultaba el cobro de los derechos de las mercancías, por lo que la Corona prohibió que ambas estuvieran abiertas a la vez.

El postigo también era el acceso a la ciudad más cercano a la Casa de la Moneda y al Alcázar, dos conjuntos de edificios a donde iban a parar grandes cantidades de metales de gran valor. Además era un lugar próximo al centro comercial de las Gradas, la Lonja y sus alrededores, donde se cerraban contratos mercantiles relativos a las flotas del puerto.

Aunque no existe acuerdo entre los estudiosos sobre la localización exacta de este postigo, se cree que se ubicaba en la confluencia entre la calle Santander y la calle J. Hazaña, y se tiene como hipótesis razonable que pudo ser coetáneo a la construcción de las primeras Atarazanas levantadas por el califa Abu Yacub, entre los años 1184 y 1196.

Aquél primitivo Postigo del Carbón puede relacionarse con fuentes gráficas y escritas que reflejan la existencia de una torre junto a la puerta de la Casa de la Moneda, quizás correspondiente a un primer sistema de acceso en recodo, luego transformado en acceso frontal con torreones a los lados, tal como puede verse hoy el Postigo del Aceite.

Luego fue trasladado, quizás como respuesta a la construcción de las nuevas Atarazanas Reales en el siglo XIII, a la nueva Aduana diseñada por Asensio de Maeda y concluida en 1586, y al traslado de las antiguas Herrerías Reales a esta zona de la ciudad (que serían demolidas en 1583 debido al avance de las obras de la Lonja).

La construcción del nuevo Postigo del Carbón se llevó a cabo entre los años 1585 y 1587, probablemente con trazas del propio Asensio de Maeda. Estaba defendido por la Torre de la Plata y contaría con una placa o lápida con las armas del reino y de la ciudad. A principios del siglo XVII su entorno estaba muy degradado por la proximidad al río y los efectos de las continuas inundaciones.

A causa de una reordenación de estos terrenos llevada a cabo por Vermondo Resta, maestro mayor de los Alcázares, el Postigo se trasladó unos metros más al norte en 1612, quedando restos del antiguo en el muro de tapial. Se embelleció el lugar y se construyó en sus proximidades algunas casas y almacenes, los más cercanos a la Torre del Oro, divididos en dos plantas.

Con el traslado del monopolio del comercio de Indias a la ciudad de Cádiz en 1771, la actividad comercial en los alrededores de este postigo decayó considerablemente comenzando su rápido declive, aunque permaneció en pie hasta el año 1864, fecha en la que fue demolido.

Bibliografía

  • El Urbanismo de Sevilla durante el reinado de Felipe II. Antonio José Albardonedo Freire. Guadalquivir Ediciones. Sevilla, 2002.

Especial:Contributors/Postigo del Carbón (Sevilla)

Valora este artículo

4.0/5 (6 votos)