Se suspenden las procesiones de Semana Santa de 2020   

Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas de San Isidoro en su capilla.

Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas de Sevilla es una imagen procesional perteneciente a la Hermandad de las Tres Caídas de San Isidoro.

La Hermandad, que en el año 1668 se trasladó desde la iglesia de Santiago el Viejo hasta la parroquial de San Isidoro, tuvo que dejar allí su anterior talla titular realizada por Pedro Nieto en 1632 y contratar la realización de una nueva imagen para su Corporación.

Por ello se encargó un nuevo Cristo a Alonso Martínez, quien falleció en ese mismo año. Nueve años después, en 1687, la Hermandad contrató con el escultor utrerano Ruiz Gijón la creación de un paso con la insignia del Cristo de las Tres Caídas con la cruz a cuestas y la imagen de un Cirineo, por un importe de 2.600 reales.

Así surgió la imagen de este Nazareno, caído y con la cruz a cuestas; una escultura realizada en madera policromada para vestir de 1,15 metros de alto, que en realidad no se corresponde con el buen hacer del artista utrerano, y más aún si se compara con la magnífica talla del Cirineo que le acompaña.

Esto hace pensar que el artista quizás sólo retocó y acabó la escultura ya iniciada por Alonso Martínez; o bien, si hizo una nueva puede que después de múltiples restauraciones se hayan modificado sus facciones primitivas. Sea como fuere, es claro que la imagen responde a los cánones estéticos y formales de la segunda mitad del siglo XVII.

De entre las últimas restauraciones y modificaciones que se tienen datos ciertos, está la realizada por Francisco Marcos en 1928 cuando le confeccionó un nuevo cuerpo para sustituir al candelero original, siendo a su vez Manuel González Santos el encargado de la policromía. Años más tarde, en 1974, José Rivera García restituyó la antigua encarnación tapada por repintes posteriores, retalló la cabellera y le dotó de una nueva corona de espinas.

Cirineo de San Isidoro.

Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas se venera en su capilla de la iglesia de San Isidoro de Sevilla, y realiza su estación de penitencia hasta la catedral en la tarde-noche del Viernes Santo, seguido en su paso de palio por la Virgen Nuestra Señora de Loreto.


Procesiona acompañado por una imagen del Cirineo, una obra excepcional tallada por Francisco Ruiz Gijón, de gran expresividad barroca, tallado de cuerpo entero e interpretado con gran realismo y minuciosidad.

Este es sin duda uno de los personajes secundarios mejor conseguidos de la Semana Santa sevillana, que puede verse en un lateral de la propia iglesia de San Isidoro.

Bibliografía

  • Cuando Cristo pasa por Sevilla: escultura, iconografía y devoción, Juan Manuel González Gómez. En: Sevilla Penitente, volumen II. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas (Sevilla)

Valora este artículo

1.7/5 (3 votos)