Pacem in terris   

La Campana y la Guerra de Independencia

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

La Guerra de la Independencia en La Campana, según los archivos municipales. Por Miguel Royano Cabrera.

Año de 1808

  • Cabildo de La Campana, 28 de Mayo de 1808.

Según lo escrito, se ha recibido un pliego procedente del excelentísimo ayuntamiento de la ciudad de Écija, donde se pide que se haga frente al invasor de la patria, así como que, como jefe militar, el Marqués de Quintana de las Torres, en este día se hace presente de lo celebrado en el cabildo de Écija, así como de su corregidor, sobre la defensa contra el enemigo invasor. Además se insta a la celebración de una junta en la localidad campanera, a las 9 de la noche de este mismo día.

  • Cabildo de La Campana, 28 de Mayo de 1808, 21 horas.

Estando, junto al Concejo de Justicia, etc.…, así como del corregidor, se le dio cuentas de los oficios al Marqués Quintana de las Torres, sobre lo relativo a lo resuelto por la Junta General, para que todos los habitantes se pusieran en estado de defensa contra el enemigo común de la patria.

Dicho oficio se obedeció con celeridad. Se acordó que se pusieran en disposición varias personas para que se reúnan con el cabildo, todos ellos de cada tipo de oficios (artesanos, labradores, herreros, etc.…), para manifestarles las críticas horas de la nación, y para que se les comunicara la necesidad de la aportación de cada habitante para sufragar los gastos para la guerra.

Además que así, todos los mozos solteros, por edicto, desde la edad de los dieciséis años hasta los cuarenta años de edad, la necesidad de que deben alistarse para mantener al enemigo y se les anime a ello, reseñándose que las personas que se alisten se les anuncie en público la declaración de guerra contra Francia, y que el recaudador de donativos que haga nombrar su misión al presente diputado Don Francisco Correa, y que se les haga saber a las personas designadas por el ayuntamiento que a principio de la mañana darán comienzos tales funciones citadas.

  • Cabildo de La Campana, 29 de Mayo de 1808.

Se manda proceder al escrutinio de las armas que poseen los vecinos de la villa, tanto blancas como las de fuego, así como de los caballos. El ayuntamiento como ayuda a los gastos de guerra da 2800 reales, así como otros donativos que dan otras personas y dinero por la cosecha.

  • Cabildo de La Campana, 30 de Mayo de 1808.

El ayuntamiento de la Campana y la Suprema Junta General disponen en rogativa pública por fidelidad de las Armas españolas para la victoria ante el invasor lo siguiente: Acuerdan desde el día de mañana esto, y proclamando una procesión del santísimo Cristo de la Vera – Cruz, así como unas misas por su defecto y la procesión del patrón de la localidad San Nicolás de Tolentino. Se hace mandato sobre la confiscación de dinero, así como de penas a aquellos que sirvan a la causa, así como el debido servicio militar para la defensa de la nación, y encarcelados, así los vecinos con poco honor y decoro, que serán denunciados o simplemente bajo sospecha a la Junta Suprema General.

  • Cabildo de La Campana, 30 y 31 de Mayo de 1808.

1) 16:30 horas de la tarde. Se presenta un pliego desde la Junta Suprema, con oficio del Marqués de Quintana de las Torres, comandante militar de la misma, sobre la necesidad de que se le auxilie con tropas y gente armada para contener al enemigo, y que se hizo indispensable comunicar al pueblo, para el alistamiento de los mozos para servir durante la guerra, y se toquen las campanas como orden extraordinaria a efecto de que se comience y se asuman desde luego con efecto se hizo la recién llegada convocatoria.

Se presentaron en las Casas Capitulares la mayor parte del pueblo y se procedió al alistamiento de tropas de los mozos para servir durante la guerra. Así como se mandaron postas a aquellos vecinos que se encontraban labrando el campo, para que acudieran. Sobre las 10 de la noche se hizo el recuento sobre el alistamiento, así como el de las armas blancas y de fuego disponibles en la villa.

Se hicieron varios recuentos más por la noche y por la madrugada, y con toda celeridad posible se reunieron el número de 111 personas, así como se dio el mando de la primera división de infantería a Don Alonso María, para que pasara lista también en la cercana localidad de La Luisiana, y el total de la suma de hombres ascendió a unos 131, de los alistados, los cuales todos exceden de los diecinueve años de edad.

A las familias de los alistados se les dará una pensión de subsistencia, así como otros 50 ó 60 mozos más que marchan al primer asilo, y de todos los demás reciban instrucciones.

  • 1 de Junio de 1808, Cabildo de La Campana.

Se producen incidentes en el acto de alistamiento, y que tienen como penas el pago de unos ducados para gastos de guerra para de esta manera evitar prisión.

  • 2 de Junio de 1808, Cabildo de La Campana.

Desde la cercana localidad de La Luisiana llega un mensaje sobre los mozos alistados que forman la tercera división marchen con un comisionado a cuesta de Écija, pasando por la misma ciudad astigitana, donde se hará cargo el pueblo de la manutención de los mozos y que según la Junta está autorizada a echar mano de todos los fondos públicos hasta el tesoro de los señoríos. En concepto al cual se conferenció en primer lugar sobre los fondos activos del tesoro que deseen tomar, se pone una urgencia de tanta gravedad que acordaron sobre ello, lo siguiente:

-Se dan una serie de fanegas de tierra por enfiteusis siempre que se dé un donativo para la guerra a todo aquel que desee el arrendamiento.

Recreación de la batalla de Bailén.

  • 4 de Junio de 1808, Cabildo de La Campana.

Se presentó un edicto desde la Junta Suprema donde se instaba a los pueblos a reunir unos 2000 reales para fines bélicos.

  • 5 de Junio de 18080, Cabildo de La Campana.

Algunos mozos alistados han mostrado queja contra el corregidor y se exponen algunos hechos como: Don Agustín de Echevarría que pedía auxilio del frente armado como el rayo para ocupar varios puntos interesantes en Sierra Morena. Estas críticas circunstancias, y cuando este pueblo aún no tenía alistado voluntariamente a unos 12 o 14 hombres, se vio del medio de convocarlos y mozos por cuantos recurrió al espíritu patriótico. Y con efecto a las 10 de la noche, estaba formada la mayor parte del alistamiento, y de ponerse en marcha como lo hicieron a las 4 de la mañana. Al día siguiente de la última revista se pasó la hora y fue de 111 mozos y no de 131, que salieron a incorporarse en el camino, y ligado quedaron al servicio 122 hombres. No fue posible en el corto tiempo que medió desde el recibo del citado oficio hasta la salida de los mozos hacer venir al pueblo a todos los comprendidos para el alistamiento, pues se hallaban en el campo trabajando, lo cual se ofició que quedaran alistados y prestos a marchar a la primera orden, los restantes. Todos ellos bajo el nombre de la tercera división de infantería.

  • 12 de Junio de 1808, Cabildo de La Campana

Los fondos actuales del Cabildo son escasos, además se acordado en junta, el envío de un comisionado a la vecina ciudad de Écija para defender los intereses del cabildo de La Campana, sobre los mozos alistados puestos en ella, que comieron al mando del jefe señalado, que marchen a la capital para un posible ataque, y con lo cual se entreguen recibos a tal comisionado para liquidar las cuentas.

Así como llegó un vecino de La Campana a las 8 de esta misma noche, que hallándose en la localidad de La Luisiana, ha recibido una carta sellada, y que dice de tal manera: Se ordena la salida de las tropas de paisano armados a contener y fatigar a los franceses, y que se despachasen a gusto sobre los distintos pueblos de la comarca, así como se manda el presto cumplimiento de la orden suprema de la Junta.

  • Cabildo de La Campana, 14 de Junio de 1808.

Se buscan fondos con los que engrosar los de la guerra, así como se acordó examinar todos los fondos de la fábrica de cesta, además de todas las capellanías vacantes, así como a todos los mayordomos se les pedirán los libros de cuenta para examen de todo lo puesto.

  • Cabildo de La Campana, 15 de Junio de 1808.

Se debate en la Junta la necesidad de asear los diarios pastos que ocurren en la comisión de guerra, así como atender el suministro de soldados voluntarios, además de los consecuentes fondos para todo ello. Así se establecen edictos para aquellas personas que quieran un arrendamiento, por los próximos dos años, que deben pagar tales rentas de forma anticipada, para que pasen fondos de guerra. Se dice que no pueden continuar los soldados voluntarios del último ataque en inacción, y que se les envíe a un lugar más necesario.

Revista a los soldados en una recreación.

  • Cabildo de La Campana, 17 de Junio de 1808.

Se ha presentado el capitán de la compañía de voluntarios de la ciudad de Écija, a los que se hallan agregados mozos de la villa, y expresó que entre ellos se halla la falta de aptitud personal en algunos, y que fueran cambiados por otros más aptos, los interesados que se presenten. Así varias personas se ofrecen, además de poner sus armas y caballos, otros en cambio ofrecen dinero ante la imposibilidad de poder combatir por tener diferentes minusvalías.

  • Cabildo de La Campana, 18 de Junio de 1808.

Se produce el nombramiento por ser apto de la comandancia de la partida de infantería, así como el sueldo de teniente, a un local de la villa.

  • Cabildo de La Campana, 27 de Agosto de 1808.

Se presta vigilancia y custodia de los franceses acantonados derrotados en la victoriosa batalla de Bailén, en esta villa. Se ha formado un alistamiento con la intención de que varios vecinos de esta villa realicen guardias en calidad de comandantes, y que se dediquen expresamente a esta misión. Así como penas por insulto a los franceses o al revés, y que no se permita a nadie acercarse a ellos con navajas, cuchillos, armas de fuego, e incluso tijeras, y que se prohíba la reunión en tabernas a partir de las 9 de la noche.

Ilustración sobre la guerra de la independencia.

  • Cabildo de La Campana, 1 de Septiembre de 1808.

El Marqués de la Puebla de los Infantes decide aplicar el valor de los gastos de la gente armada de esta villa, que combate con los franceses, con lo que se reintegrará el grano con el pósito común de la cosecha.

  • Cabildo de La Campana, 26 de Septiembre de 1808.

Se propone ante la imposibilidad de mantener a los prisioneros franceses provenientes de la batalla de Bailén, vender el material que portaban para sufragar su alimentación.

  • Cabildo de La Campana, 27 de Septiembre de 1808.

El Duque de Alba a examinado el estado ruinoso de la cuadra donde se acuartelan los prisioneros, así como su reparación, y el socorro a los enfermos que se encuentran en el hospital de San Lorenzo, así como propone el acuartelamiento de los prisioneros en otros molinos mientras se realiza la reparación.

  • Cabildo de La Campana, 5 de Noviembre de 1808.

Se aprueba todo lo dicho por el Duque en Junta, así como el entierro de los cadáveres de los prisioneros en campo santo y misas por sus almas por parte del cura de la villa de la campana.

Recreación de una batalla entre franceses y anglo-españoles en la villa de Calatayud.

Año de 1809

  • Cabildo de La Campana, 29 de Octubre de 1809.

Se piden camas desde la vecina localidad cordobesa de Palma del Río, para los soldados alistados.

Toma de Razón de las patentes de oficiales de la milicia honrada. Dos jefes de las dos compañías de milicias honradas de La Campana, así como múltiples oficiales y suboficiales, cuyas patentes libradas por el capitán general de los cuatro reinos de Andalucía, declaran su fidelidad, así como tales patentes.

  • Cabildo de La Campana, 31 de Diciembre de 1809.

Se produce la elección a diputado de caballería. Por desgracia del año 1809 se cuenta con varias páginas más, pero que son imposibles su lectura debido a la mala conservación.

Año de 1810

  • Cabildo de La Campana, 14 de Febrero de 1810.

Se piden fondos para el suministro de las tropas del ejército francés como cebada, vino, aguardiente y otros artículos de primera, para ello se propone al Marqués de la Puebla de los Infantes la venta de 1000 fanegas de campos de trigo.

  • Cabildo de La Campana, 16 de Junio de 1810.

El subteniente de infantería se presento y manifestó un titulo librado así a favor como comandante de las armas de esta plaza por el general gobernador de la provincia, en virtud del nombramiento hecho por el Mariscal de los ejércitos imperiales franceses, el Duque de Dalmacia.

  • Cabildo de La Campana, 18 de Agosto de 1810.

Se aprueba el costeo para los ropajes del cuerpo cívico para la defensa de las villas ante el asalto de bandidos (guerrilleros).

  • Cabildo de La Campana, 10 de Octubre de 1810.

Se exigen 600 reales, al ayuntamiento por el comandante de las armas de esta villa, atendiendo a responsabilidades, si no se cumplen. El ayuntamiento se niega al pago de esta suma, esperando órdenes superiores, por no tener facultades para exigirlos.

  • Cabildo de La Campana, 13 de Octubre de 1810.

Se repartió el suministro a las tropas imperiales desde su entrada a Andalucía hasta el fin de julio, de tal año, con objeto de reintegrar los fondos invertidos, así que pide al comisario regio y prefecto de la provincia, la devolución debido al estado ruinoso de las cuentas municipales, se espera por lo menos la mitad de lo invertido, el total de lo invertido asciende a 98082 cifra atribuida a la suma de suministros enviados.

Año de 1811

  • Cabildo de La Campana, 1 de Enero de 1811.

El Conde de Montarco, comisario regio general de las Andalucías acusa al corregidor de esta villa de haber abandonado el pueblo.

  • Cabildo de La Campana, 8 de Febrero de 1811.

Se da obligación a suministrar a las tropas transeúntes y destacamento de La Luisiana, con objetos de subsistencia, y también se le encarga al mismo que debía realizar la tarea anterior, la contratación de una caballería, pero ante esto el nombrado dijo no poder atender las dos tareas a la vez, pero el ayuntamiento admitió expresando desistimiento dándolo como una obligación de la realización de los dos servicios.

  • Cabildo de la Campana, 10 de Febrero de 1811.

El señor alcalde de la villa, sabiendo las cantidades y suministros que ha de entregar como contribución, así como los impuestos extraordinarios, se ruega la contabilidad a la entrada y salida de todo para de esta manera llevar unas cuentas, para de esta manera llevar una buena administración.

  • Cabildo de La Campana, 10 de Febrero de 1811, 5 de la tarde.

Toda la petición de enviar suministros al destacamento de la villa de La Luisiana, así como a todas las tropas transeúntes son rechazadas, además se le obliga a realizar las dos tareas al anterior persona nombrada en los días anteriores.

  • Cabildo de La Campana, 15 de Abril de 1811.

Se acordó el suministro de las tropas acantonadas en la villa de Lora del Río.

  • Cabildo de La Campana, 29 de Mayo de 1811.

Se fuerza a todos los vecinos de la villa de La Campana al pago de sumas, dando igual el endeudamiento en el que acaben, y dándole a los vecinos más pudientes la responsabilidad del mismo pueblo.

  • Cabildo de La Campana, 25 de Julio de 1811.

Las órdenes recibidas en el edicto enviado por el excelentísimo mariscal del imperio duque de Dalmacia y general de los ejércitos imperiales, no releva del pago de la contribución de las excesivas cargas impositivas por las que esta villa tanto reclama al serle imposible el pago de éstas.

  • Cabildo de La Campana, 21 de Agosto de 1811.

El comandante de la plaza de la villa de Fuentes de Andalucía, autorizado por el presidente de oficio de aquella villa, ordena que se presenten medidas para asegurar el servicio de los transportes y el almacén con objeto de asegurar los víveres existentes.

  • Cabildo de La Campana, 23 de Agosto de 1811.

Se recibe en este día al comandante de la columna móvil de la ciudad de Carmona, y se le demuestra que el cupo de cebada de esta villa es ínfimo pero no en vano requisa inevitablemente, y se pide la devuelta inmediatamente de la requisa así como se haga una remera con cuantas caballerías y carretas puedan embargarse en concepto de, criticando las circunstancias no exige la más leve morosidad.

  • Cabildo de La Campana, 17 de Septiembre de 1811.

Se convoca una reunión en el centro de esta villa para reclutar hombres para engrosar las filas de su milicia, así como se les dice que se deben costear las armas, existe una unanimidad en el pueblo, ya que se debe proteger el pueblo urgentemente.

  • Cabildo de La Campana, 29 de Septiembre de 1811.

Ante el inminente ataque se pide ayuda a consecuencia de lo cual, se pondrán los medios que sean imaginables en la consideración del ayuntamiento que estimara las medidas que sean más oportunas, votadas inteligentemente por el cuerpo municipal y hecho cargo de ella se propuso que se debían hacer una serie de observaciones, para hacer frente a la crisis, se quito toda la responsabilidad al pueblo de La Campana por el secuestro de la casa del Marqués de La Puebla, y se vendió todo lo contenido en ella en materia de grano para el pago de la contribución mensual de este cabildo.

A partir de aquí, los documentos relacionados con la guerra de la independencia en el año de 1811 en la villa de la campana resultan ilegibles o están relacionados con asuntos de cobro de impuestos o asuntos judiciales propios de la villa.

Año 1812

  • Cabildo de La Campana, 20 de Enero de 1812.

El conde de Montarco envía una carta donde como comisario regio general de las Andalucías nombra los cargos municipales, como alcalde a don Bartolomé de Bargas y Francisco María del Barco como regidor, así Juan Caro Haza, Francisco Pérez, don Nicolás Galán, etc., etc… para los puestos acostumbrados inmediatamente.

  • Cabildo de La Campana, 3 de Febrero de 1812.

El pueblo de La Campana está sumido en la miseria, las calles están abarrotadas de pobres y las casas a punto de ser asaltadas, todo ello por el pago de los enormes impuestos mensuales de los que esta villa no puede hacerse cargo, o por la mala gestión del equipo de gobierno anterior o porque la situación es demasiada abusiva e insostenible, esta opción es la que más se recalca ya que mirando los anteriores escritos de los cabildos celebrados se observa la imposibilidad de pago y como desde instancias superiores se desoye la petición del perdón de las deudas de la villa.

  • Cabildo de La Campana, 5 de Febrero de 1812.

Se producen de nuevo elecciones a la municipalidad de la villa, ya que la situación es insostenible y el equipo de gobierno se ve incapaz, además algunos miembros de tal órgano han enfermado por lo que no han podido atender sus ministerios con lo que la situación ha empeorado más si cabe, con todo esto el conde de Montarco envía de nuevo una carta con el nombramiento de los diferentes cargos municipales como comisario regio de las Andalucias.

  • Cabildo de La Campana, 2 de Marzo de 1812.

Ante la escasez de grano en el pueblo, se pide el establecimiento de unos precios razonables para el pan en el abasto común, así como se establezcan unas medidas comunes para la máxima duración del grano, ya que hasta la próxima cosecha no habrá más.

  • Cabildo de La Campana, 16 de Abril de 1812.

El cabildo de la villa de La Campana, cumpliendo ya sus obligaciones de suministro de los almacenes de Fuentes de Andalucía para las tropas imperiales, así como el abastecimiento a sus vecinos, y peticiones extraordinarias como la petición de suministros desde la villa de Lora del Río, observa el incumplimiento de las ordenanzas reales, en el delito de la venta libre de trigo que provoca una inflación que provoca la subida de los precios y una carestía importante, con todo ello se pide a las instancias superiores el atendimiento de estas cuestiones para el desarrollo de un mercado libre de especulación.

  • Cabildo de La Campana, 13 de Mayo de 1812.

El pueblo de La Campana por las circunstancias de este tiempo tiene a todos los trabajadores del pueblo hallándose parados sin poder ocupar ninguna labor, y por ello andan por las calles desfallecidos de hambre por ello en el día de hoy el ayuntamiento de esta villa a despedido a una cuadrilla de trabajadores de Fuentes de Andalucía, para que ocupen su lugar los trabajadores campaneros, así como se toma la medida de despedir a todos los trabajadores forasteros necesitando por alguna circunstancia trabajo algún campanero en estos momentos.

  • Cabildo de La Campana, 14 de Mayo de 1812.

Los fondos proporcionados a los ejércitos imperiales en Andalucía, dados por este cabildo ascienden a 1.266.773, por lo que este cabildo desea el cobrar las reparticiones provisionales de esta naturaleza.

  • Cabildo de La Campana, 9 de Septiembre de 1812.

Por la gracia de su majestad Fernando, Rey de las Españas, el señor presidente Don Bartolomé de Vargas que propuso que mediante la divina providencia, han libertado a la capital y los pueblos de su comprensión del yugo de los enemigos, se hacía indispensable como diputación a la capital a presentarse al nuevo gobierno donde la correspondiente enhorabuena y a prestar en nombre de esta villa el juramento de fidelidad a su legitimo soberano a quien jamás ha olvidado teniendo siempre presente los deberes que está constituido como fiel vasallo a su legitimo señor, en cuya virtud se acordó de conformidad que desde luego se ejecute todo según y cómo por condición lo dicho por el señor presidente se propone nombrando por diputado de este ayuntamiento para que en su nombre se haga en las comisiones que se les confiere sobre el punto que va referido a los presidente Don Francisco Javier García, Don Manuel Correa y el precedente cuerpo de cabildo a quienes se les concede las más amplias facultades para el desempeño de su cometido, en cuya forma se concluye este acto.

  • Cabildo de La Campana, 11 de Septiembre de 1812.

Se producen matanzas de animales para la labor agrícola como en el cortijo que labra Don Juan Royano, así como el de Sebastián del Barco, a quienes bandidos pidieron una cierta cantidad, y al dilatarse un poco con el pago de tal cantidad, les juntaron las reses y al primero le mataron los dos mejores bueyes y al segundo uno de los mismos. Además fueron amenazados con pretenderle fuego al cortijo, y con tanto descaro una partida se presento en el cortijo del Toril que labra Don Alonso María de Ceballos, distante de esta villa pidiendo que les entregara la cantidad de 4000, para estas faltas acaecidas salió Félix Gutiérrez acompañados de varios hombres honrados y se tiroteo con estos hiriéndole su caballo y siendo herido uno de los ladrones, por ello este ayuntamiento se ve obligado a tomar unas medidas enérgicas contra esta cuadrilla de bandidos. Por ello se realizó una conferencia con todos los labradores donde se decidió por unanimidad la creación de una partida de doce escopeteros al mando del expresado Don Félix Gutiérrez a quien se le nombra comandante por su acción de valor y coraje expresada anteriormente.

Esta partida perseguirá con el mayor esmero a estos bandidos donde tengan noticias de ellos, y para el pago de sus sueldos se haga mediante la repartición entre los labradores, vecinos y hacendados de esta villa hasta que se obtenga la aprobación del establecimiento de otra partida que será aumentada según las exigencias para lo cual se saque una copia de este acuerdo y se presente con ella al Excmo. Gobernador de la ciudad de Sevilla y su provincia, a fin de que sirva para aprobar el establecimiento de la citada partida cuyos sueldos sufragaran los vecinos de esta villa en medio de hacer repartimiento de sueldos a libras excluyéndose a los labradores de este término municipal.

  • Cabildo de La Campana, 1 de Octubre de 1812.

Se reciben por medio de carta de los más altos cargos del ejército realista español, el acta por la cual el estado se rige por la Constitución de las Cortes de Cádiz creada en estancia de ausencia y cautividad del rey de las Españas, Fernando VII.

Así se muestra cómo el ejército enemigo de la nación francesa ha sido que las disposiciones del Excmo. Gobierno Español que mostrando su alegría y complacencias por las victorias conseguidas por los mismos Excmo. Españoles, por lo demás se le entrega a este cabildo en compensación por las penurias pasadas la asignación de 300 ducados anuales que se integrarán en la tesorería de la dicha villa de La Campana.

En los demás cabildos celebrados en la villa de La Campana sirvieron sólo para la instauración de los nuevos diputados del cabildo de esta villa ya bajo la nueva legislación vigente.

  • Consecuencias:

A continuación procederé a exponer brevemente las consecuencias que tuvieron esta larga guerra de la independencia española en la villa de La Campana durante 1808 a 1812, pero que también serán un buen ejemplo de la situación sufridas por otras villas en el cómputo de la provincia de Sevilla, en la misma Andalucía o a nivel nacional.

La villa de La Campana en los años de ocupación sufrió tanto a nivel económico, político y social la ocupación por el invasor francés. A nivel económico es fácil su comprensión ya que como observamos en el diario de los cabildos expuesto anteriormente se ve la sangría que sufre el pueblo a través de los gravosos impuestos que se le asignan para el mantenimiento de las tropas imperiales del Duque de Dalmacia en Andalucía.

Así se observa también la pobreza tan extrema que sufre el pueblo en esta época, como cuando los trabajadores de la villa están en medio de las calles desmayados de hambre, o como a causa de esto se realiza a forma de los actuales ERE (expediente de regulación de empleo) la expulsión de cuadrillas de trabajadores de la vecina localidad de fuentes de Andalucía.

A nivel político observamos como los distintos cabildos que se suceden en el poder se adecuan a las peticiones recibidas desde instancias mayores sin importar al monarca que se siente en el trono siendo francés o español. De esta manera los cabildos se aseguran el favor de las instancias superiores y no una futura condena por no estar de acuerdo con el régimen situado en el poder.

Otro factor que observamos a nivel social, es la destacada presencia de bandidos y malhechores que deambulan por la comarca, procedentes seguramente de la vecina ciudad de Écija, famosa por sus bandidos en época napoleónica, que desempeñaron en la guerra el papel de guerrilleros pero al termino de la guerra se convirtieron en bandidos que solo respondían a la ley que marcaba su escopeta o navaja.

Otro aspecto a remarcar es que el aparato político-ideológico influye de una manera muy potente como observamos al final casi de este trabajo, donde se pide la jura al cautivo rey de las Españas tras la liberación de la ciudad de Sevilla y su provincia, con lo que se quiere asegurar la adscripción al régimen establecido tras la derrota francesa y ver si aquellos miembros del cabildos que se encontraban en el poder eran de fiar para la nueva etapa en la que se iba a embarcar la villa.

Un dato adicional que quisiera dar, es que tras la victoria en la Batalla de Bailen fueron prisioneros enviados a esta villa, y como muestra de agradecimiento se le entregó al escudo de esta villa de La Campana los símbolos de los sables y del mosquete cruzado entre ellos así como la pequeña bandera francesa que cruza entre tales armas.

Por último quisiera añadir mi más sincero agradecimiento al secretario y archivero de La Campana, Don Joaquín Caro Naranjo y al Excmo. Ayuntamiento de La Campana por las facilidades que me ha prestado así como su completa disposición.

Especial:Contributors/La Campana y la Guerra de Independencia

Valora este artículo

3.6/5 (5 votos)