Hotel Alfonso XIII

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Hotel Alfonso XIII de Sevilla surge ante la necesidad de construir en la ciudad un gran hotel que diera respuesta a las demandas de un turismo de lujo al que se trataba de atraer en función de la importancia de su patrimonio artístico, histórico y cultural.

Historia

Hotel Alfonso XIII de Sevilla. Patio interior.

Situado en el límite del Casco Histórico, en la tradicional Puerta de Jerez, y abriendo paso al sector sur de la ciudad que se desarrolla en torno al gran acontecimiento de la Exposición Iberoamericana de 1929, la parcela se ubica sobre los antiguos jardines de Eslava, donación real al pueblo de Sevilla, dando respuesta al concurso convocado por los organizadores de la muestra, en el que se busca un hotel en el llamado “estilo sevillano”.

En abril de 1915 se decide que sería el Comité Ejecutivo de la Exposición el encargado de gestionar su construcción, y en mayo de ese mismo año se convoca el concurso sobre bases redactadas por Aníbal González, tras varios anteproyectos anteriores que no llegaron a desarrollarse.

El programa de partida requería la construcción de un hotel que se realizaría en dos fases, una primera que posibilitaría hasta 200 habitaciones, y que habrían de poder ampliarse definitivamente hasta las 300 en una siguiente fase

El proyecto ganador del concurso desarrollaba un anteproyecto de Urcola. Este arquitecto construye la Plaza de Toros Monumental de Sevilla en Eduardo Dato, cuya dirección de obra compartía con José Espiau.

Fachada principal.

Ambos presentan su propuesta de hotel bajo el lema Guadalquivir, con planos fechados en julio de 1916, comprendiendo las instalaciones de calefacción, ventilación y refrigeración que debía tener un edificio de la categoría buscada.

Si polémico fue el fallo del concurso, no menos lo fue su construcción, que se prolonga en tiempo hasta su inauguración, el 13 de marzo de 1928. Las últimas obras se llevaron a cabo entre 1927-1928, con detalles dibujados por el propio Espiau, a tamaño natural, y en la misma obra.

Edificio

Éste aprovecha la privilegiada situación de la parcela para plasmar en el edificio una síntesis ecléctica de los elementos más reconocibles del regionalismo sevillano, revalorizando el trabajo de la fábrica de ladrillo con el uso magistral de las artes aplicadas en numerosos detalles artesanales del edificio, y resolviendo con ello los referentes estilísticos neomudéjares, neorenacentistas o neobarrocos que abundan en la organización formal de sus fachadas.

Restauraciones

El hotel ha sido restaurado en varias ocasiones, siendo algunas de las más importantes las llevadas a cabo, primero por Antonio Delgado y Roig en 1971, y más adelante por Rafael Manzano Martos, con motivo de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

Posteriormente ha sido restaurado nuevamente entre el 31 de mayo de 2011 y el 13 de marzo de 2012, fecha en la que se programa su reapertura coincidiendo con el 84 aniversario de su inauguración y que se festeja con una jornada de puertas abiertas al público general. Además de las necesarias restauraciones de tipo funcional (como cubiertas e instalaciones), se acomete la reforma de sus valiosos salones, incluyéndose la restauración artesanal del techo del Salón Real, los suelos de mármol y la renovación de parte del mobiliario.[1]

Referencias

  1. http://www.elcorreoweb.es/sevilla/141600/alfonso/xiii/reestrenara/lleno/semana/santa

Mapa de situación

Enlaces externos

Especial:Contributors/Hotel Alfonso XIII

Valora este artículo

  • Actualmente2.90/5

2.9/5 (10 votos)