Hermandad de Sagrada Mortaja (Sevilla)

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar
Paso de la Sagrada Mortaja de Sevilla, en su sede de la iglesia del ex-convento de la Paz.

Antigua, Real e Ilustre Hermandad de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Descendido de la Cruz en el Misterio de su Sagrada Mortaja y María Santísima de la Piedad de Sevilla, conocida popularmente como Hermandad de la Sagrada Mortaja.

Historia

Se tiene conocimiento que desde principios del siglo XVI ya existía un hospital donde los corredores de caballos acudían para socorrer sus necesidades espirituales y asistenciales. Este hospital se ubicaba en la antigua calle de las Pavas, hoy Pascual de Gayangos, y allí había una capilla donde se veneraba a un grupo escultórico de La Piedad.

Cuando en 1587 se decreta la reducción de hospitales por el arzobispo Rodrigo de Castro Osorio, el citado grupo escultórico fue llevado a la Iglesia de Santa Marina, y alrededor de él se fue formando una corporación de penitencia.

Cerámica en el compás de la iglesia del ex-convento de la Paz, que narra -según la tradición-, cómo se fundó la Hermandad.

Y es que, según se narra en una placa cerámica existente en el compás de la iglesia del ex-convento de la Paz, "es legado de tradición" que tras la reconquista de Sevilla un delincuente que huía de la justicia se refugió en la iglesia de Santa Marina, y escondido en su torre encontró una imagen de la Virgen con su Hijo en brazos a la que imploró piedad para no ser apresado. Conseguido su propósito aquella imagen tomó la advocación de "la Piedad" alcanzando gran devoción entre los fieles, que por ello fundaron una cofradía con sede en el antiguo convento de la Paz, propiedad de esta hermandad, que aún conserva aquella primera imagen milagrosa de la Virgen de la Piedad.

El día 21 de mayo del año 1589 los cofrades comienzan gestiones para agregarse a la Iglesia de Nuestra Señora del Pópulo, de Roma, para compartir sus gracias y mercedes. Unos años más tarde redactan sus Reglas, que serían aprobadas en 1592 por la autoridad eclesiástica.

Ya en los últimos años del siglo XVI y durante toda la centuria siguiente, la Hermandad hacía estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral. Sus primitivas imágenes de terracota, sobre sitial de damasco y con sencillo dosel, que aún conserva la Hermandad, iban acompañadas por cofrades de sangre y luz; se sabe que en 1621 salía el Viernes Santo a la una de la tarde.

Al decretarse la reducción de Cofradías en 1623, esta Hermandad fue agregada a la de la Oración en el Huerto y a la de la Entrada en Jerusalén, aunque esta medida en ella tuvo poca repercusión, pues hacia el año 1626 volvió a tener personalidad jurídica propia.

Por aquél tiempo asistía con regularidad a la procesión del Corpus, así como a la Bula de la Santa Cruzada; no obstante en el año 1683 tuvo dificultades por pertenecer a la corporación de los Aguaciles y escribanos de justicia que, en Jueves Santo no podían dejar de atender a las obligaciones propias de su trabajo.

En 1676 la Hermandad adquiere la imagen de la Virgen de la Piedad, y un año más tarde la del Cristo Yacente, esta última realizada por Cristóbal Pérez. Y en la década siguiente las restantes figuras del paso de Misterio de la Sagrada Mortaja que, sin variaciones notables, ha llegado hasta nuestros días. También en ese año adquirieron de la Iglesia de Santa Marina la Capilla del Adelantado, situada junto al presbiterio.

A principios del siglo XVIII se redactan nuevas Reglas, aprobadas en abril de 1702 por la autoridad eclesiástica. En ellas se establece que la Hermandad, además de hacer estación de penitencia en Semana Santa, celebraría Sermón de Pasión por esas fechas; misa de alba a diario y cultos solemnes en las fiestas de la Encarnación de Nuestro Señor Jesucristo y de los Dolores de Nuestra Señora. Para la procesión de penitencia se habla de dos pasos: el alegórico del Sol eclipsado y el de la Piedad.

Insignias y vestimentas procesionales de la Hermandad.

En el año 1710 se acuerda la realización de un nuevo paso que sustituiría al que ya tenía, y para pagarlo se llegó a poner a la venta la plata del paso viejo; asimismo, en 1724 se concluyó el altar y el camarín donde rendían culto a sus imágenes. Por aquél tiempo, además, comenzó un pleito con la Hermandad de El Baratillo, pues ésta pedía por las calles el título de la Piedad, denominación que no constaba en sus Reglas.

A partir de la segunda mitad de esta centuria aparece su vinculación con el gremio de los torcedores, que realizaban sus reuniones en la capilla de la Hermandad. Esto dio lugar a un período de bonanza, por lo que pudieron realizar su estación de penitencia con regularidad en este siglo.

El Consejo de Castilla le aprueba sus constituciones en 1793 con diez capítulos, donde figuran entre otros el muñidor, el paso del Sol eclipsado, el Simpecado, la cruz parroquial, dieciocho acólitos con ciriales, una capilla musical y veinticuatro sacerdotes rodeando el paso de la Sagrada Mortaja.

En los años 1835 y 1840 la Cofradía sufrió graves daños a causa de las lluvias caídas en su desfile procesional; y dos décadas más tarde volvería a deteriorarse por el incendio ocurrido en la iglesia de Santa Marina. Sin embargo se fue revitalizando hacia 1860, realizando importantes reformas en el paso al año siguiente, al que se le colocó la cruz y escaleras del paso del Sol eclipsado, ahora suprimido.

En 1907 don Luis Felipe de Braganza y su madre la reina Amalia de Portugal son nombrados hermanos mayores honorarios. La Hermandad permaneció en Santa Marina hasta los graves sucesos de 1936, pasando entonces a la iglesia del desaparecido convento agustino de la Paz. Allí promovió obras de acondicionamiento y mejoras y construyó una nueva puerta de acceso al compás de grandes dimensiones; y en 1950 nuevas obras de consolidación de muros, pavimentación y decoración interior de la iglesia, por lo que le fue concedida en 1951 por el cardenal Segura el usufructo de dicha iglesia.

Pasos

La Hermandad de la Sagrada Mortaja procesiona con un solo paso, presidido por sus imágenes titulares: Nuestro Padre Jesús Descendido y María Santísima de la Piedad.

Sede

Tiene su sede canónica en la iglesia del ex-convento de la Paz, situada en la céntrica calle Bustos Tavera.

Salida procesional

Realiza su salida procesional haciendo estación de penitencia desde su sede hasta la Santa Iglesia Catedral en la noche del Viernes Santo de la Semana Santa sevillana.

Bibliografía

  • Historia de las Hermandades de Penitencia, Federico García de la Concha Delgado y Joaquín de la Peña Fernández. En: Sevilla Penitente. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/Hermandad de Sagrada Mortaja (Sevilla)

Valora este artículo

  • Actualmente3.63/5

3.6/5 (8 votos)