Pacem in terris   

Luis Antonio de los Arcos

De Sevillapedia
Saltar a: navegación, buscar

Luis Antonio de los Arcos fue un escultor que trabajó en el taller que el maestro Pedro Roldán tenía abierto en la ciudad de Sevilla, y donde trabajaba con él un cierto número de parientes y colaboradores.

Entre los parientes directos de Pedro Roldán trabajando en su taller se encontraba su propia hija Luisa Roldán, también conocida como "La Roldana", artista de reconocido prestigio que en 1692 llegó a ser escultora de cámara de Carlos II y a la muerte de éste también de su sucesor Felipe V, en 1701.

Luis Antonio contrajo matrimonio con Luisa Roldán y, aunque la calidad de los trabajos de éste estaban por debajo de los de su esposa, ambos intervinieron en algunos de los encargos obtenidos por el primero.

Éste trabajó en varias ocasiones conjuntamente con el entallador Cristóbal de Guadix, y en concreto se conocen sus contratos con algunas de las cofradías sevillanas de su tiempo.

Así, el 12 de junio de 1677 ambos firmaron con la Hermandad de La Carretería la realización de un paso de Misterio, que incluía tanto la canastilla en sí como las figuras del Misterio, a excepción del Crucificado y la Dolorosa, que ya poseía la Hermandad. Éste encargo debía estar finalizado para la Semana Santa de 1680 y el precio convenido fue de 16.200 reales. El contrato no fue cumplido por parte de De los Arcos y de Guadix, pues el primero se trasladó a Cádiz en compañía de su mujer en 1687 y el paso no se estrenó hasta el año 1690.

Otro encargo similar y conjunto para De los Arcos y Guadix tuvo como fecha el 13 de junio de 1678 con la Hermandad de la Exaltación, donde ambos se comprometían a realizar un gran paso con ocho relieves sostenidos por parejas de querubíes, con cuatro ángeles para las esquinas, y las figuras del Misterio titular a excepción del Crucificado. La obra debía quedar finalizada el Domingo de Ramos de 1679 y los honorarios ascendían a 24.000 reales. En esta ocasión el contrato tampoco fue cumplido por parte de los dos artistas citados, pues se sabe que en 1693 la Cofradía se excusó de asistir a la procesión del Corpus por no tener acabado "el paso nuevo", y que para su finalización hubieron de intervenir Luisa Roldán y Pedro Roldán, esposa y suegro de Luis de los Arcos, respectivamente.

Bibliografía

  • El paso procesional. Talla, dorado y escultura decorativa. José Roda Peña. En: Sevilla Penitente, volumen II. Editorial Gever, S.A., Sevilla, 1995.

Especial:Contributors/Luis Antonio de los Arcos

Valora este artículo

2.0/5 (4 votos)